Comentario al Evangelio del

Manuel Tamargo, cmf

Es curioso que los primeros versículos del Padrenuestro están escritos en estilo impersonal: “sea”, “venga”, “hágase”. Pero cuando llega la hora de recibir, aparecemos “nosotros”: “danos”. ¿Por qué no probamos a rezar también en primera persona los versículos iniciales?:

  • “Que yo santifique tu nombre”. Cada día, a cada momento, con todos mis pensamientos, palabras, actitudes, relaciones,…
  • “Que yo haga venir tu Reino”. Siendo amable, comprensivo, .. viviendo el amor que San Pablo nos enseña, por ejemplo, en 1 Cor 13.
  • “Que yo haga tu voluntad en la Tierra”. Es decir, que esté atento a ella y sea dócil a tu inspiración, como lo fue María.

Podríamos seguir… ¡Qué distinto suena, qué comprometido! Si lo hiciéramos así, casi daría miedo rezar el Padrenuestro. Porque está dirigido a Dios, claro; y eso significaría comprometernos ante Él a santificar su nombre, a hacer venir su Reino, a escuchar y cumplir su voluntad… Nuestro papel activo no se limita a recibir el pan o perdonar para ser perdonados. Hay mucha más “tarea” implícita en esta oración, que la convierte en un auténtico compromiso.

Claro que no estamos solos en el empeño. Hablamos de la oración de los hijos e hijas de Dios, de los cristianos. Entre todos tenemos que hacerlo, no depende sólo de uno (lo que podría explicar que esté formulada en impersonal). Pero eso mismo nos debe llevar a ser conscientes de la responsabilidad que tenemos en la misión de todos, de la urgencia de asumir nuestra parte en la tarea diaria.

Comentarios
Ignacio Ignacio
el 28/2/12
Los cristianos oramos a un Dios al que llamamos Padre
Pero todas las religiones del mundo tienen un Dios al
que piden y ofrecen sus alabanzas, confiando en que -
les ayude.
Me gusta pensar que de la misma manera que yo invo-
co y ofrezco mis intenciones para lograr un mundo me-
jor, hay una totalidad de seres que, a su manera, ha -
cen lo mismo. Así pues, los cristianos no somos los po-
seedores de una relación única con Dios. Conviene no
olvidarlo; de esta forma podremos llamar hermanos a
los musumanes, los budistas, los indúes...
Me gusta 0
MARTHA C. MARTHA C.
el 28/2/12

La Palabra de Dios da luz a nuestros pasos nos alegra y nos ayuda a ser mejores cada día.
Me gusta 0
Lourdes G. Lourdes G.
el 28/2/12
solo la oracion nos hace mas cercanos a Dios, nos ayuda a seguir una intima relacion con el, y sin duda podemos llamar a todos hermanos, pues el mismo Jesus jamas hizo diferencia alguna, o acaso no hablo con la samaritana en el poso, o cuando nos dio el ejemplo de quien es el projimo no nos hablo del buen samaritano, hagamos pues lo que el mismo Cristo nos mando a hacer, amense los unos a los otros como yo los he amado.
Me gusta 0
Carlos Eduardo Carlos Eduardo
el 28/2/12
Como la lluvia no regresa al cielo sin haber empapado la tierra y haciéndola germinar, así ha de ser nuestra oración que debe ser el reconocimiento de las bendiciones de Dios que da sus frutos antes de suplicar al cielo. Porque dice el salmo 33 que "los ojos del Señor miran a los justos, sus oídos escuchan sus gritos". Y San Cipriano dice que: "Quien nos dio la vida nos enseñó también a orar, con aquella misma benignidad con que se dignó dar y conferir los demás dones, para que, al hablar ante el Padre con la misma oración que el Hijo enseñó, más fácilmente seamos escuchados".
Me gusta 0
vicente condori vicente condori
el 28/2/12
En este pasaje, propio de la pedagogía de Jesús para formar a sus discípulos, queda claro que la auténtica oración debe estar íntimamente conectada con la vida. La invitación de Jesús es que hagamos de nuestra vida una oración y vida la oración.
Si miramos con detenimiento cada palabra, cada frase, nos encontraremos con un proyecto de vida que compromete.
Me gusta 0
gustavo gustavo
el 28/2/12
No mulltipliquen las palabras: Nos lleva a la simpleza en la vida, es error llenarnos de tantos pensamientos, basta con un corazón sentido expresado en palabras, más que una cantidad de pensamientos uno tras otro que no cordinan con el corazón sencillo. Que humildad surge al considerarnos hijos y por lo tanto hermanos (todos los hijos son iguales para un padre). Por eso que la oración empiece con PADRE nos lleva a la humildad.
Si todos somos pecadores, porqué no perdonar? No debe haber nada que nos ofenda del hermano porque sabemos sufrir por él, sabemos tolerarlo al extremo y damos todo por él. Podemos ser padres (físicamente hablando) y podemos serlo espiritualmente de los que nos ofenden. Un abrazo, Gustavo
Me gusta 0
felias felias
el 28/2/12
La oración que nos enseño Jesus, es completa pero a su vez es un modelo de como invocar, de como conversar con el amado Padre celestial. Es por ello que la Oración cuspide es el Padrenuestro, ya depende de nosotros hacerla nuestra y asi abrirnos para evocar otras oraciones .
Me gusta 0
STEPHANY STEPHANY
el 28/2/12
EL PODER DE LA ORACION ES GRANDE ...PEDIRLE A DIOSITO FUERZA PARA NO CAER EN LA TENTACION , PARA SER MEJORES CADA DIA Y SEGUIR SU CAMINO.PERSONALEMENTE ESO PEDIRIA EL DIA DE HOY FUERZA FUERZA PARA NO CAER EN LA MALDAD
Me gusta 0
Ángel Ángel
el 28/2/12
El Padrenuestro es la oración que une a todos los creyentes en Cristo, seamos de la confesión que sea es el elemento ecuménico , unificador , que nos hace hermanos en la oración al igual que el bautismo en la filiación.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.