Comentario al Evangelio del

Carlos Sánchez Miranda, cmf.

Hola, amigos y amigas:

La conversión a la que estamos invitados en este tiempo de cuaresma, no es una estrategia para crecer en nuestro afán perfeccionista. Muchas veces, detrás de nuestros propósitos de conversión se puedan infiltrar pretensiones que, al final, nos conducen a sentirnos mejores que los otros, a aislarnos cada vez más de nuestras propias limitaciones y a volvernos feroces jueces de los demás. Esto les pasó a los fariseos y maestros de la ley que no soportaban que Jesús y sus discípulos puedan compartir la vida, la mesa y la comida con personas que no eran “perfectas” como ellos, sino pecadores públicos.

La conversión a la que estamos llamados es un don que Dios ofrece a cada persona de forma sorprendente e incondicional. En el evangelio de hoy vemos cómo Leví fue sorprendido por la cercanía y la llamada de Jesús, cuando menos lo esperaba. Para él era impensable que algo así pudiese sucederle. Él era un traidor del pueblo judío, un vendido al Imperio romano y un ladrón del dinero de sus hermanos. Él sabía que lo único que podría recibir de sus paisanos era rechazo, odio y marginación. Y de repente, fue sorprendido por una llamada personal: “Sígueme”. Dice el texto que su respuesta fue instantánea e inmediata. No podía ser de otra forma. Le había llegado un amor inmerecido con tal fuerza que le descubrió la vaciedad de su afán por acumular dinero y la belleza de su verdadera identidad como ser humano buscado por Dios.

Qué triste cuando la autosuficiencia y el orgullo se apoderan de nuestra vida y dejamos de considerarnos pecadores necesitados de salud y perdón. Entonces la crítica despiadada, el juicio y la condena, aun en defensa de la religión, se vuelven nuestro tono cotidiano. Sólo quien ha descubierto la cercanía de Jesús y su inmerecida llamada puede descubrir con paz que en su vida hay pecado y no se asusta porque sabe que la gracia de Dios es capaz de sanarlo. Cuando nos descubrimos pecadores salvados nuestro tono cotidiano se vuelve comprensivo e inclusivo, no rechazamos a nadie, al contrario, creemos que la vida y el amor están siempre a la puerta para vencer el mal.

¿Cuál es tu actitud frente a los “pecadores públicos” de hoy? Según tu respuesta, también podrás descubrir tu actitud frente a tu propia condición pecadora. Recuerda que sólo quien se descubre pecador puede acoger la gracia de una llamada que lo convierte y transforma.

Un saludo fraterno
Carlos Sánchez Miranda, cmf.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Jacky Former
Jacky Former

el 25/2/12
Aquel Jesús que hablaba con la autoridad que se desprendía de su carisma de líder espiritual hace una invitación a Mateo, que resulta ser contundente: “Sígueme”. Da lugar a una respuesta inmediata de éste pero una respuesta que se mantendrá a lo largo de toda su vida. Mateo se hace cristiano, seguidor de Cristo, de su Verdad. Se hace buscador del Reino que Jesús anuncia. El Reino está entre vosotros (Lc 17,21), no hay que esperar al mas allá.
Seguir a Jesús hoy, ser cristiano hoy. Buscar activamente el Reino aquí, hoy. Apropiarnos sinceramente de su Palabra hoy. Esa me parece que puede ser la respuesta de los cristianos hoy a su “Sígueme”.
Me gusta 0
gustavo
gustavo

el 25/2/12
Leví se alegró tanto que hizo un banquete con todos sus amigos, como diciendo : nosotros también estamos invitados.
No hay nadie con quien enojarse nunca, siempre estemos abiertos hasta con el enemigo, tratémoslo con la mayor dulzura y atrigámoslo hacia nosotros con nuestro buen trato, cordialidad, si actuamos de este modo y sufrimos por él , lo convertiremos en un amigo.
Este es el gran descubrimiento humanitario que nos trae nuestro amigo Jesús.
Me gusta 0
diego acevedo
diego acevedo

el 25/2/12
Hermano Carlos quiero agradecerte por tus buenas interpretaciones del evangelio. son para mi y de seguro para muchos motivo de gran ayuda para tratar de entender de a poco lo que nos va diciendo Jesús a travez de los textos, realmente valoro mucho tus interpretaciones. Gracias y un fuerte abrazo en cristo, que te ilumine, te bendiga y te de fuerzas para seguir en el camino.
Me gusta 0
MARTHA C.
MARTHA C.

el 25/2/12

HERMANOS:

El Señor nos hace un llamado a la conversión en este tiempo de Cuaresma. Pidámosle, nos dé la gracia de responder al llamado que El nos hace.






Me gusta 0
Ángel
Ángel

el 25/2/12
Jesús conoce nuestra realidad y es desde ese saber que nos invita a seguirle. Nuestra opción es rápida e inmediata de aceptación y seguimiento, no nos entretenemos en cuestiones secundarias, en nuestros derechos,... a continuación hay un jubilo especial del que hacemos partícipes a nuestra realidad en lo cotidiano, en lo no óptimo de los que formaban parte de nuestro anterior actuar. La reacción de los supuestos justos no se hace esperar es la crítica.
Jesús nos da la lección que no es otra que hacernos uno con lo marginado de lo socialmente establecido para dirigirlo a Dios en un proceso personal de búsqueda, de conversión.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.