Comentario al Evangelio del jueves, 19 de enero de 2012

Enviar por email En PDF Imprimir
Juan Carlos Martos, cmf

Queridos amigos y amigas:

Del relato evangélico de hoy resaltamos en color rojo un dato: el irresistible atractivo que Jesús ejercía sobre las gentes, en particular sobre indigentes, pecadores y necesitados. Acudían a él de todas partes y en tal cantidad que, como dice el evangelista, llegaban a poner en riesgo su integridad física. Invito a los amables lectores, en esta Semana de la Unidad que celebramos, a orar expresando nuestro deseo de ser arrastrados por esa misma corriente magnética. Es una bendición más que una conquista. Es don del Espíritu que nos arrastra hacia Jesús. Solamente nos uniremos cuando volvamos a Él.

• Tal vez para muchos el primer movimiento que les empuja al encuentro con Jesús venga motivado por una necesidad, un problema, un punto de no retorno, incluso un pecado…, propios o de alguien muy cercano. Jesús jamás desprecia a nadie que se le acerca. Su acogida es incondicional. No se necesita ser perfecto para ir a buscarle. Hasta el mal puede ser un buen punto de arranque para iniciar una aventura… Carlos de Foucauld la empezó con esta sencilla oración: “Jesús, si tú existes, haz que te conozca”…

• Tras el primer paso de búsqueda, se deben depurar las motivaciones. Acerquémonos a Jesús con rectas intenciones. Antes de buscar nuestras ventajas, vayamos a conocerle más de cerca y con más detalle; y de reconocer los lugares donde se hace presente para frecuentarlos. Entre personas es natural y conveniente conocerse mutuamente. Para conocer a Jesús hay que quitarse las máscaras. El solo se da a conocer a los humildes, a los que anteponen la verdad a las apariencias y, por eso, miran a los ojos.

• El fruto del conocimiento es la amistad. Al conocer a Jesús, se despierta el amor. Uno llega a ser su amigo. La amistad añade sentimiento al conocimiento. Conociendo más se ama mejor. El amor es reconocible. No es una experiencia que pase inadvertida. Uno de los signos de verdadero amor a Jesús consiste más en darle que en recibir de Él. No se trata de mera renuncia, sino de capacidad de poner a Jesús por delante del ego; no como obligación impuesta sino como aspiración elevada.

• Y el amor es unitivo, busca la compañía permanente. Los amigos de Jesús son los que le acompañan siempre y se identifican con su manera de pensar y obrar. Acompañar a Jesús implica pues cercanía afectiva y movimiento en la misma dirección y a la misma velocidad a la que él se mueve.

Hoy pediremos al Espíritu de Dios que impulse en nosotros esos cuatro movimientos: buscar, conocer, amar y acompañar al Buen Pastor. Y que Él nos reúna en un solo rebaño.

Vuestro amigo y hermano,
Juan Carlos cmf

icono comentarios 4 comentarios

Si te ha gustado, compártelo:
Comentarios
Que hermosos sentimientos de jonatan ojala que nuestros hijos de hoy tomaran como ejenplo estas actitudes pues aunque era su padre no tuvo de acuerdo con sus propositos y por no estar de acuerdo Dios le dio las palabras sabias para covencerle lo contrario
señor jesus (Dios)utilizame como aquellos discipulo para ser util ati y protejer a mi familia a mis hermanos Amen
0
Elvia Rosa B Elvia Rosa B
el 19/1/12
Jaun Carlos sus comentarios a las lecturas diarias tocan mi corazon, muchas gracias se siente que estan llenos del Espiritu Santo, son hermosos. Y Elvia Rosa tambien muy linda reflexion. Dios los bendiga por compartir. : )
0
Amanda Fion Amanda Fion
el 19/1/12
El plan de Dios de salvación se lleva adelante en las personas aunque haya muchas dificultades. El rey Saúl no podía soportar que David fuera más popular y querido; menos que fuera su sucesor no siendo hijo suyo, hasta pensó en matarlo. Jonatan, hijo de Saúl y futuro heredero del trono, intercede por David para que no lo mate y pueda ser aceptado nuevamente por su padre. ¡Qué sanador el rol de Jonatán en toda esta historia! Que así podamos también nosotros interceder buscando siempre el bien. Pidamos a nuestro Señor Jesucristo, Hijo de Dios, cure las heridas de nuestra alma y nuestro cuerpo.

0
vicente condori vicente condori
el 19/1/12
Si que Jesús en todo sus intervenciones, sus movimientos y palabras nos enseña como vivir, caminar ver, oír, hablar e incluso cuando ser prudentes, cauteloso, anticipar o distanciarse un poco y evitar, aun mas allá el MAESTRO diríamos aquí en la lectura, impresiona como les identifica/les conoce y les prohíbe SEVERAMENTE a los espíritus inmundo, quienes le hacen sentir a los demás que han de conocerlo.
Se puede notar que pareciera que pasan desapercibidos ante la multitud por su condición expresa “postrados ante el gritando Tu eres el Hijo de Dios” y el maestro los identifica pues son todo lo contrario

Señor Jesús de Nazaret, danos la humildad para reconocer cuando replegarme, cuando reprender con la verdad frente a quienes gritan y dicen ser lo que no son y que solo bu » ver comentario
0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 19/1/12
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.

Palabra diaria

Lunes, 22 de septiembre de 2014

FERIA
Lc 8,16-18. El candil se pone en el candelero para que haya luz.

Lecturas Comentario
Liturgia Calendario
GodGopssip
Ciudad Redonda en su email :

Últimos usuarios de Ciudad Redonda