Comentario al Evangelio del

Luis Manuel Suarez, cmf

Queridos amigos y amigas:

Me hubiera gustado conocer a Jesús en persona. Claro que sabemos muchas cosas de Él. Y como creyente, me bastan y me sobran para seguirle. Pero uno siempre tiene esa curiosidad de haber estado allí, de haberle escuchado en directo, haberle visto con los propios ojos...

Volviendo del deseo a la realidad, uno se da cuenta que eso es imposible... al menos hasta el final de los tiempos. Pero en los versículos del capítulo primero de Marcos que hoy se leerán en la misa, siempre me ha parecido ver como un breve guión de una película que se titulara “Las 24 horas de Jesús de Nazaret”. ¿Quieres verla?

Comienza con un tiempo de familia, de dejarse querer. Está con sus amigos, va a casa de dos de ellos, se acerca a sus problemas, comen juntos... Continúa con un tiempo de trabajo, de hacer el bien. Hace su tarea: curar enfermos, expulsar demonios, anunciar el Reino. Después suponemos que dormiría algo. Aunque, de madrugada, es el tiempo de orar: en descampado, a solas con el Padre. ¿Qué se dirían? Y estando en esas, llegan sus compañeros a avisarle de que la gente le busca. Más trabajo. Es tiempo de tomar decisiones, tiempo de avanzar hacia otras aldeas, para predicar también allí. Para eso ha venido. Incansable. Vivir para Dios y vivir para los demás. De los que también busca tiempos para contemplar y disfrutar de la compañía de los cercanos.

Mírale con calma, contémplale, escúchale... y que se nos pegue algo.

Vuestro hermano en la fe:
Luis Manuel Suárez, claretiano (luismanuel@claretianos.es)

Comentarios

Deja tu mensaje:

felias
felias

el 11/1/12
Realmente Luis comparto contigo la misma apreciación de una pelicula, pero solo añadirle que el desea y necesita que nosotros tambien seamos los personajes principales, con humildad y entrega en el papel ,para que luego se vuelva en la historia de nuestra vida .
Me gusta 1
MARILU
MARILU

el 11/1/12
todo lo que se trata de Jesus, emociona , pero me parece tan dificil seguirlo. Muchas veces tomamos la decision pero en medio camino sucede algo y nos debilitamos.
En pensamiento quisieramos hacer todo lo que el nos enseña pero en la realidad flaqueamos, dudamos, luego pedimos perdon a Dios, y le pedimos nos fortalezca para continuar pero de repente otra vez., y asi avanzamos y retrocedemos y nos decepcionamos de nosotros mismos.
Pero sabemos que Dios es maravilloso y misericordioso y el nos perdonara cuantas veces le abramos nuestro corazon porque el sabe que sin el no somos nada. Aleluya. Que Dios los bendiga.
Me gusta 1
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.