Comentario al Evangelio del

Pepe Vico

Queridos amigos:

Cuando yo era pequeño, el día 6 de enero era el día de Reyes Magos. Como no entendía ni papa de fiestas litúrgicas, ni cosas por el estilo, lo que celebraba era la fiesta mágica de unos presuntos “reyes” que venían de oriente, trayendo oro, incienso y mirra, para agasajar al niño Jesús. Era una fiesta que, con el paso del tiempo, se fue acomodando y adaptando. Los “reyes” cada vez fueron menos reyes; el niño Jesús cada vez vino a ser menos “Jesús” y más el “niño” ?en genérico?, que, dados mis intereses y que “me había portado estupendamente”, el niño, digo, era yo; y los regalos, que para mí nunca fueron oro, incienso y mirra (¿qué era eso de la mirra”?), se adaptaron a la situación económica de la familia, que no era boyante en tiempos de posguerra. Resumiendo, el día de los reyes magos era un día especial para los niños al final de las vacaciones de Navidad. Después, pasada la penuria económica, se convirtió en un día para el consumo de los regalos para los niños y también para los mayores, que traía un tal “Papá Nöel” (un anciano gordo y vestido de rojo, proveniente de norte Europa o norte América, que se desplazaba en trineo) al principio de las vacaciones de de invierno (la antigua Navidad secularizada) y así daba a todos la posibilidad de disfrutar.

Hoy, cuando llega el 6 de enero, ya no me celebro a mí mismo, sino que me uno en comunión de Iglesia a otros cristianos de Oriente y de Occidente. Aun en medio de la distancia y de las diferentes culturales, nos juntamos eclesialmente para celebrar la Epi-fanía de Jesús, que es tanto como celebrar la revelación definitiva de Dios en Jesucristo para la salvación del mundo entero. Algo muy distinto de lo que venía celebrando.

Ahora el tema central de la celebración es la luz. La Luz que es Jesús: esa Luz que brilla radiante en medio de la noche, antes de que despunte la aurora. Esa Luz que ilumina la historia, haciéndola cada vez más humana. Esa Luz que, como una estrella, en medio de la noche, nos guía en nuestro caminar en el sentido correcto de la vida y en la dirección justa, para hacer de esa vida una existencia significativa y feliz. Habrá quienes, como Herodes vean en esta Luz un peligro enorme para ellos y sus intereses. Pero habrá otros, como los Magos, que le buscarán con plena sinceridad y a cero de intereses personales para darle lo mejor de sí mismos. Como dice el evangelio: Jesús es bandera discutida.

Cualquier parecido, con lo que antaño celebraba y lo que celebro hoy, es casual coincidencia. ¡No se dirá que no le he dado trabajo al Espíritu Santo!

Un abrazo de Pepe Vico

Comentarios
josé pablo josé pablo
el 5/1/12
Leo su comentario, en la otra orilla del "Charco". Si los niños se enloquecen por los "Magos", aquí es por el Niño". Pero es por lo que, supuestamente, traen: los regalos. En el caserío donde estoy, los niños recibieron el 22 de diciembre la "juguetería" y... desaparecieron. Ya ni Jesús ni nadie más les importó. Me pregunto, con dolor y cierta culpabilidad, qué evangelización hemos hecho? Y cómo cambiar esto?
Me gusta 0
Manuel Manuel
el 6/1/12
Efectivamnete Pepe Vico, hoy con amor regalamos a nuestros hijos y más que a nuestros hijos, padres hermanos
tios o primos nuestros presente por amor adquiridos en la tradición de rememorar los reyes magos en sus presentes a Jesús. Pero el mayor regalo es el que recibimos toda humanidad sin exclusión y es que que nos hace Dios Padre,
por medio de su HIjo Jesús. la luz del mundo ha llegado y ha sido revelada para la salvación del mundo. Un regalo
de amor y misericordia, el regalo del perdón hecho carne
y palabra en su Jesús. Por ello hoy se conmemora el regalo mejor del mundo para la humanidad. La magia de
los cielos se ha hecho visible y la alegria de vida eterna, rompe todo sufrimiento y miedo de la desesperanza de
la muerte.
Me gusta 0
katiuska katiuska
el 6/1/12
HOY SEÑOR te pido de corazon que sigas iluminando el camino que nos lleva hasta TI, que esa estrella que alumbro el camino a los reyes sea nuestra luz y nos conducca hasta TI , que esa luz no se detenga , que nos haga avanzar a unque aveces el camino este lleno de obtaculos . SE MI LUZ SEÑOR .ENCIENDE MI NOCHE .
Me gusta 0
diamar diamar
el 6/1/12
Que la estrella que guío a los reyes sea esa luz que guie mis pasos para entregarle a Jesús lo mejor de mi.
Me gusta 0
vicente condori vicente condori
el 6/1/12
Alguna vez Cristo nos dijo: "Yo soy la luz del mundo", hoy el Señor nos invita a seguir la Luz de Belén hacia el encuentro con Jesucristo verdadera luz que iluminó Jerusalén en la Santa Cruz del Gólgota. Dios se manifiesta a todo el mundo y Cristo es la verdadera manifestación a la humanidad. Jesucristo durante toda su vida fué una epifanía porque él nos reveló como es Dios Padre. Celebrar la epifanía del Señor es celebrar un Misterio que es toda la vida de Cristo. Pero hoy celebramos la primera epifanía de Cristo a los pueblos no Judíos. Muchos de nosotros no pertenecemos por sangre a los judíos pero que sí hemos recibido la misma promesa que hemos recibido el cumplimiento de la promesa de la salvación. Gloria a Dios en el Cielo y en la Tierra.
Me gusta 0
Litaceli Litaceli
el 10/1/12
Gracias hermano en cristo, por esas enseñanzas que llena mi espiritu, y así amo más al Padre Todopoderoso, y que dios te siga bendiciendo y cuidando para nosotros que crecemos en la fe.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.