Comentario al Evangelio del

Carlos Sánchez Miranda, cmf

Hola, amigos y amigas:

Jesús es la manifestación del reinado de Dios, por eso Él recorre las ciudades y las aldeas predicando con autoridad y haciendo palpable los efectos de esa predicación a través de las curaciones. Es evidente que la razón de ser de toda la vida de Jesús es dejar claro a todo el mundo que el reino de su Padre ha llegado, que es una buena noticia capaz de transformar la realidad. Jesús no se queda inmóvil frente al sufrimiento de la gente, siente compasión y vive con intensidad la misión de predicar, enseñar y curar, es decir, de transmitir vida a quienes les hace falta. Jesús inicia este movimiento del Reino, pero es consciente que su tarea debe ser continuada, por eso llama a sus apóstoles, les llena de su autoridad y los envía a predicar y a realizar nuevos signos que hagan presente el Reino de su Padre.

Nosotros somos los nuevos apóstoles, que hemos recibido el envío misionero de Jesús y hemos sido investidos de su poder contra el mal. ¿Cómo vives esta dimensión apostólica de tu vocación cristiana? Nuestro mundo de hoy necesita escuchar, ver y sentir la presencia de Dios; sigue habiendo multitudes extenuadas y abandonadas, como ovejas sin pastor. Nos toca orar como Jesús para que nunca falte en nuestro mundo personas que como él dediquen su vida entera a hacer presente el Reino del Padre con palabras, gestos y acciones. Pero no sólo orar, que no es poco, también nos corresponde proclamar, curar, resucitar, es decir, dar gratis lo que hemos recibido gratis. No podemos quedarnos quietos, ni ser mezquinos. El que ha sido tocado por el amor, el que ha experimentado que el Reino es real y está presente en su vida y en la historia no puede vivir sino como vivió su Maestro. Que este tiempo de adviento nos permita ser más conscientes de lo mucho que hemos recibido del Señor porque sólo así estaremos dispuestos a vi ir entregados sin cálculos. Conjugaremos los verbos de Jesús: amar, orar, servir, anunciar, curar, resucitar…

Un saludo fraterno
Carlos Sánchez Miranda, cmf.

Comentarios

Deja tu mensaje:

eliber guzman
eliber guzman

el 3/12/11
Hermanos Que dicha descubrir que somos muy inportantes para el señor porque aunque no lo ves el siempre esta a nuestro lado.y para no dejarnos caer nos Instruye para que Instruyamos con humildad
Me gusta 0
Carlos Eduardo
Carlos Eduardo

el 3/12/11
Una vez más se ve la compasión encarnada de Dios en el mismo Jesús, su Misericordia, porque andamos “como ovejas sin pastor”. Él mismo se compromete a sanar, liberar y dar vida, generosamente, por medio de sus enviados, el compromiso es que oremos por ellos y los pidamos; pero dice Isaías que “no tendrás que llorar porque se apiadará de la voz de tu gemido: apenas lo oiga responderá”; esa es la confianza que nos hace dichosos como decía el salmo.
Me gusta 0
Amanda Fion
Amanda Fion

el 3/12/11
Lindisimo Comentario a la lectura del dia de hoy. Muy edificador. Me voy a trabajar con el corazon lleno para repartir y compartir. Gracias Señor por hablarnos a travez de Carlos esta día.
Me gusta 0
margarita
margarita

el 3/12/11
hermano carlos, bendiciones, sus comentarios dia a diqa me lllegan, y me animan. me gusta servir y lo hago con amor, aunque siento que me falta mucho para anunciar su palabra, seguir a Cristo es difícil, pero si lo hacemos con amor lo vamos logrando. gracias
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.