Comentario al Evangelio del

Carlos Sánchez Miranda, cmf

Hola, amigos y amigas:

La decisión de colocar bases sólidas en la construcción de un edificio no está siempre garantizada; en muchas oportunidades nos vence la tentación del menor esfuerzo posible, de reducir gastos o de invertir en cosas más vistosas. A la hora de los fuertes temporales y de las inundaciones, muchos edificios que parecían tan cautivadores por fuera terminaron derrumbados en el suelo y aplastando la vida humana que cobijaban. Lo mismo puede pasar en la vida cristiana: no basta decir: “Señor, Señor” para poner las bases sólidas que el seguimiento de Jesús necesita. Muchos creen que sólo cumpliendo con algunas oraciones (ya sea de catecismo, de devoción o de breviario) ya está asegurada una suficiente relación con Dios que sustente el edificio de una existencia cristiana sometida a los vendavales seductores de una cultura que muchas veces vive al margen del Evangelio. Hay estilos de oración que en lugar de acercarnos a Dios para vivir en Él nos encierran en palabrerías y formalismos sin posibilidad de escuchar al que trae la Vida y acoger la fuerza de su Espíritu. Construir el edificio de nuestra existencia cristiana requiere escuchar y cumplir la Palabra del Señor.

Es necesario escuchar la Palabra de Dios; para ello hay que acallar nuestra palabrería vacía y abrirnos a la sorpresa de un Dios que se comunica. Esto muchas veces parece inútil y poco a poco en nombre de la eficacia perdemos la sintonía contemplativa del enamorado que anhela escuchar al que es la razón de su vida. Dejamos de escuchar al que tiene palabras de vida eterna para escuchar propuestas que despistan y esclavizan.

Pero esto no basta, es necesario, también, cumplir la Palabra de Dios, es decir, ponernos manos a la obra para que nuestra espiritualidad no quede en buenas intenciones. No dejemos que el miedo y las instalaciones nos sumerjan en una existencia que es conducida por el piloto automático de la rutina o por los vaivenes de llamadas diferentes a las del Señor; se trata de cumplir lo que hemos escuchado del Maestro, lo que hemos creído y celebrado como alianza de vida. Escuchar y cumplir son las claves de una vida cristiana, como la de María, que por escuchar y cumplir la Palabra del Señor fue dichosa y nos trajo al Salvador.

Un saludo fraterno
Carlos Sánchez Miranda, cmf.

Comentarios
eliber guzman eliber guzman
el 1/12/11
que maravilloso es saber que un ser tan inmensamente rico y poderoso nos llama.nos anima y nos es fiel
Me gusta 0
margarita margarita
el 1/12/11

Muy claro ESCUCHAR Y CUMPLIR, algo que hacemos por encimita y ya creemos que estamos en el camino de Jesucristo, oh Dios cuanto compromiso me falta. gracias.
Me gusta 0
Denny M. Denny M.
el 1/12/11
Definitivamente ESTAR con el SEÑOR, no sólo son palabras, sino prinsipalmente ACCION. Un buen CRISTIANO demuestra su FE y su fidelidad a DIOS, a traves de sus actos. Actos de amor por el prógimo, sin distinción del QUE ó A QUIEN, sólo DAR sin esperar nada a cambio. Pues el mundo está tan falto de FE que cualquier muestra de AMOR completamente desinteresado (a traves de nosotros), dará cuenta que hay un DIOS dispuesto y esperando por él.
Me gusta 0
dolores dolores
el 1/12/11
Señor JESÙS enseñame a escuchar tu palabra
Me gusta 0
milenis milenis
el 1/12/11
si tenemos poca fe en nuestro corazon y no amamos a nuestros hermanos nos pasara como al que edifico en la arena la lluvia el aire y muchas otras cosas se apoderaran de nuestra alma y corazon
Me gusta 0
gladys gladys
el 1/12/11
Es un gran soporte este comentario para quienes deseamos conocer amar y respetar la voluntada de Dios y encontrarlo en nuestro propio silencio.Se siente que ël lo espera pacientemente y lo lleva de la mano a dejar el miedo y convertir en obra su palabra.
Me gusta 0
Carlos Eduardo Carlos Eduardo
el 1/12/11
Escuchar la palabra de Dios y ponerla en práctica es hacer la voluntad del Padre, eso le da solidez a nuestra vida, nos da la salvación y nos da prosperidad como decía el salmo 117, la primera lectura nos da la clave de solidificación de nuestra vida: desde lo pequeño, lo pobre y lo humilde, esa es la manera del Señor.
Me gusta 0
felias felias
el 1/12/11
Que buena reflexion.
Me gusta 0
tulio sousa tulio sousa
el 1/12/11
todos los dias debemos pedirle al señor nos ayude a vivir en la escucha y nos acerque mas la conversion, que es un don que dios padre nos regala
Me gusta 0
Usurpador Usurpador
el 1/12/11
Que buena reflexión pero que dificil es llevarla a cabo
Me gusta 0
Carmen S Carmen S
el 1/12/11
POR FAVOR SEÑOR SE TU MI SOPORTE EDIFICA EN MI TU TENPLO ESCUHO TU PALABRA TE NECESITO PARA PONERLA EN PRACTICA
Me gusta 0
carolina carolina
el 2/12/11
quisiera ser esa casa edificada sobre la roca fuerte a la que ninguna situacion por muy dificil que sea la hace estremecer para permanecer firme en el amor del padre del hijo y del espiritu santo amen
Me gusta 0
MAYELA. MAYELA.
el 2/12/11
Edificar la vida desde el corazón con la escucha de la palabra y la puesta en práctica de ella, representa fortalecer nuestra fe en Dios. Pues Él nos sostiene y nos mantiene firme aún en las adversidades...Señor, haz que permanezca atenta a tu palabra, para fortalecerme y mantenerme fiel a tu doctrina. Amén.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.