Comentario al Evangelio del

Severiano Blanco cmf

Queridos hermanos:

Los éxitos de Jesús en la “recuperación” de publicanos deben de haber sido superabundantes y clamorosos. Sólo desde esa experiencia puede entenderse su amenaza a los “justos”: “los publicanos y las prostitutas se os adelantarán en el Reino de los Cielos” (Mt 21,31). Esa grupo de gente despreciada y despreciable había ido creciendo con la prolongación de la ocupación romana de Palestina. Eran traidores a la patria, pues colaboraban con el poder de ocupación sirviéndole en la recaudación de impuestos; eran “impuros”, pues estaban en constante contacto con paganos para entregar lo que recaudaban; y frecuentemente eran tramposos, cobrando más de lo debido en una sociedad de analfabetos y sin sistema de recibos. Un trabajo inicialmente humillante debió de terminar siendo muy rentable y quizás apetecido (¡a medida que se fue perdiendo la vergüenza!). Zaqueo se había enriquecido defraudando.

Lo verdaderamente impresionante de nuestro relato es el proceso de conversión. Jesús se autoinvitó a casa del despreciado; y parece que comió con él y sus compinches. El gesto impresionó y dio lugar a las normales habladurías… quizás a dudas sobre la identidad profética de Jesús. El “hombre de Dios” que se conocía en el judaísmo solía evitar el contacto con gente de esa jaez.

No menos llamativo resulta el hecho de que Jesús no hace a Zaqueo el más mínimo reproche. Esto debió de contrastar con las advertencias y los menosprecios que el adinerado recaudador había recibido de “la gente bien”, de “los cumplidores”,…

La experiencia de Zaqueo resultó inenarrable: el “profeta” no le había evitado, sino que se había hecho su compañero de techo y de mesa, en aquella sociedad en la que compartir la comida significaba compartir la vida. Para Zaqueo fue una experiencia de gracia abrumadora, eficaz y transformante; su sensibilidad cambió radicalmente, no se reconocía a sí mismo,… y comenzó a replanificar la vida.

Jesús no le había pedido nada; pero su contacto había dado origen a una criatura nueva. Los predicadores de antaño amenazaron demasiado con el infierno, aterraron, y la excomunión de los “pecadores” –jurídica o de hecho- llevó a muchos al endurecimiento en sus desviaciones. Jesús cosechó frecuentemente mejores éxitos por el camino del amor, de la acogida, de la oferta de vida. Jesús nunca humilló a un pecador.

El evangelista Lucas ha querido dejar claro a su comunidad que al excluido se le recupera por el camino de la gracia y comprensión. Y ya de paso, según su tendencia habitual, se reafirma en que el que es “tocado” por la cercanía de Jesús cae en la cuenta de que hay injusticias que remediar y pobres en que pensar: La nueva conducta de Zaqueo es la demostración de haber adquirido ese nuevo sentido, esa nueva sensibilidad.     

Vuestro hermano
Severiano Blanco cmf

Comentarios
Carmen C. Carmen C.
el 15/11/11
¡Gracias por la ayuda que nos aporta en el día adía!!; nos facilita la reflexión y profundización del mensaje tan rico de la palabra .La invitación de hoy es al amor desinteresado y sin discriminación.. Solo desde el amor , la acogida con agrado y la escucha, se rinde el corazón y se produce el cambio.
Me gusta 0
elvia beltran g elvia beltran g
el 15/11/11
¡Gracias porque atraves de los comentario de la palabra de cada dia vamos descubriendo cuales deverian ser nuestras actitudes como creyentes pues solo asi conpartiriamos lo mucho que el señor nos regalado
Me gusta 0
eliver g eliver g
el 15/11/11
Gracia porque en la refexion de hoy podemos descubrir que solo el amor nos vuelve sencible ante la sociedad. para bien propio y gloria de Dios
Me gusta 0
evelin evelin
el 15/11/11
grasias por las palabras son de mucha ayuda para nosotros ya que nos hace crecer en nuestra vida espiritual que dios lo bendiga.adios.
Me gusta 0
margarita margarita
el 15/11/11
Jesús con su palabra de hoy nos invita, abajar nos, no mas mirar desde arriba, dejarnos tocar por Jesús y sensibilizarnos con el dolor ajeno y evitar las injusticias que cometemos a diario hasta con los mas próximos a nosotros que son nuestra familia.
Me gusta 0
JUANN CARLOS JUANN CARLOS
el 15/11/11
"SI ME CONFIESO ME VAN A REGAÑAR" ES UNA FRASE QUE HEMOS DICHO EN ALGUNA OCASION, SIN EMBARGO, ESTE EVANGELIO NOS ENSEÑA QUE JESUS NO ESTA PARA JUZAGAR, SINO PARA ESCUCHAR, ALENTAR Y COMPRENDER, ES POR QUE DEBEMOS PERDER EL MIEDO DE ACERCARNOS AL CONFESIONARIO,SABIENDO QUE AHI ES PARA SER ESCUCHADOS Y NO JUZGADOS.
BENDICIONES
Me gusta 0
Carmen S Carmen S
el 15/11/11
pGracias señor por amar alos pecadores pequeños ygrandes seamos a gradecidos contigo y solidario con elprogimo
Me gusta 0
katyuska katyuska
el 15/11/11
ZAQUEO era pequeño de estatura, pero muy grande , tenia muchas ganas de conocer a JESUS habia oido hablar mucho de jesus , y lo busco y lo encontro, a unque no se quien encontro ,a quien porque siempre es jesus quien se fija en nuestra pequeñez y nos coje de la mano y nos dice : hoy quiero hospedarme en tu casa .cada dia nos lo dice y biene a nososotros cuando le recibimos en la EUCARISTIA, por que EL nos a elegido anosotros , yo me pregunto ¿ que habra visto en mi? ,pero ami modo intento que se quede con migo quiero buscarlo y amarlo y aprender sus enseñanzas ,no siempre lo consigo pero le pido su ayuda , y espero desde ahora ser un pequeño zaqueo y entregarme mas aDIOS Y ALOS HERMANOS, QUIERO ABANDONARME EN TI SEÑOR AD DE MI LOQUE QUIERAS
Me gusta 0
MAYELA. MAYELA.
el 16/11/11
Encontrarnos en la vida con Jesús, es encontrarnos con una experiencia que vivifica y transforma. En su verbo Jesús toca al pecador y lo convierte en un hombre nuevo, pues su palabra es fuente que mitiga la sed...Señor, haz que cada día de mi vida se convierta en un encuentro contigo. Amén.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.