Comentario al Evangelio del

Luis Angel de las Heras, cmf

 

A los que aman a Dios todo les sirve para el bien

Siempre me han dejado pensativo estas palabras de la carta a los Romanos (8, 28): "A los que aman a Dios todo les sirve para el bien". Me han venido a la memoria, como a tanta gente, cuando he encontrado alguna adversidad. 

Pero es fácil intuir que hay algo más profundo en esa afirmación. Es una promesa consoladora y un encargo. "Los que aman a Dios colaboran activamente en función del bien". Trabajar por el bien encierra una gratificación que, en algún momento, aflora. Enlazando con las reflexiones de los dos días anteriores, trabajar por el bien es "dejarse llevar por el Espíritu", reconociendo este mundo fecundado por el Reino de Dios. Hemos sido escogidos para esta misión, como reflejos del Hijo, como hijos e hijas.

Cada cual tiene la inmensa fortuna de mostrar el rostro de Dios, rostro de bien que anticipa el cara a cara con Él. Igualmente, todo el que se sabe hijo o hija de Dios anhela entrar en el banquete de su Reino, con el esfuerzo necesario, por el camino del don. En este anhelo se sitúa la pregunta sobre el número de aquellos que van a ser admitidos al banquete. Quizá fuera una duda normal en el contexto fariseo de aquel tiempo y se ha podido extender a otros tiempos. Incluso hoy puede haber quien busque una respuesta precisa para hacer cálculos sobre su salvación y la del resto de los mortales. Sin embargo, Jesús no da una solución matemática. La salvación no es cuestión estadística, para determinar quién queda incluido y quién excluido, por porcentajes o por aproximación. 

Jesús responde aludiendo al compromiso con una cruda seriedad, la de la "puerta estrecha". Parece como si Jesús quisiera espantar al curioso que le pregunta con malicia. Incluso se puede interpretar que Jesús quiere decir que serán pocos los que puedan salvarse. No. No echemos cuentas. Si no se entienden bien estos versículos de Lucas —o no se quieren entender—, acudamos a Mateo 25, 31-46 —juicio final— para comprender cómo se atraviesa —o no— la "puerta estrecha". Y también, personalizando la fe, a Mateo 7,5: "Sácate primero la viga que tienes en el ojo, y luego podrás ver bien para sacarle a tu hermano la paja que lleva en el suyo”. Atravesar la "puerta estrecha" exige desprenderse de la viga o las vigas propias, que pesan y hacen tambalearse, que ciegan e impiden encontrar el quicio. La hazaña de cruzar esa "puerta", la suelen hacer algunos últimos, venidos de oriente y de occidente, del norte y del sur… ¿Serás tú de los primeros… que aman a Dios?

Comentarios
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 26/10/11
Todo el día he estado pensando si tendría tiempo de escribir lo mucho que converso con Jesús, aun trabajando y estando muy ocupado, le siento tan cerca que no he podido aun dormir, hasta que encontré un espacio en el tiempo y distancia para compartir con ustedes, amigos! Esposa /Hija. Y así dormir!!!ajajja
Es que Jesús hace de nuestras vidas lo mas esperado, lo mas complaciente, lo mas compartible, lo que no se puede saber si dormido y despierto es que se tenga mas cerca, porque no se quiere dejar de hablarle desde nuestro interior, no se quiere dejar de verle en cada cosa que nos rodea, de comentárselo a cada persona de manera que le pueda llegar. Experimentar la vida junto a EL, en cada mirada, suele uno preguntarce y pensar: en que planeta existía cuando le ignoraba ? ademas su » ver comentario
Me gusta 0
Carmen S Carmen S
el 26/10/11
Señor que no me fíe de mis rezos o de mis costumbres piadosas, sino que la puerta estrecha de mi vida experimente tu ayuda, tu amor hacia ami mi amor hacia a ti que no solamente ame a mi familia, que la quiero y también a mis semejantes.
Me gusta 0
frnkgnlz frnkgnlz
el 26/10/11
trabajar por el bien es "dejarse llevar por el Espíritu", reconociendo este mundo fecundado por el Reino de Dios. Hemos sido escogidos para esta misión, como reflejos del Hijo, como hijos e hijas.
Me gusta 0
Renata Renata
el 26/10/11
Hola hermanos es la primera vez que agrego un comentario en etes maravilloso espacio que han creado, es verdaderamente algo fascinante como nuestro padre a travez de cada lectura nos ayuda a reconocer que aunque suframos como coherederos de Jesús nos da la fuerza en esta lectura para estar confiados de que todo lo que a vista de la carne es buena y doloroso y dificil de renuciar es lo CORRECTO POR QUE ÉL NOS LLENARA DE LO QUE REALMENTE MARAVILLOSO, OREN POR MI HERMANOS ESTOY PASANDO POR UNA SITUACION DOLOROSA AMO A UNA PERSONA QUE NO ME AMA Y AUNQUE ESTABA CON ELLA NO PODIA ESTAR SABIENDO QUE NO SENTIA LO MISMO QUE YO, ME DUELE POR QUE AVECES FLAQUEO Y QUISIERA QUE SIENTIERA LO MISMO QUE YO PERO A LA VEZ QUIERO SERVIRLE A MI PADRE ENTERAMENTE Y PIDO QUE ME DE FUERZA PARA SOPORTAR ESTE » ver comentario
Me gusta 0
Marie23 Marie23
el 26/10/11
"Todo les sirve para el bien", lo entiendo como: sea lo que sea bueno y lo que creamos que no lo es por alguna razón, como dicen no hay mal que por bien no venga, ni un cabello puede caer de nuestra cabeza si no es porque Dios lo permite y permite lo aparentemente adverso para enseñarnos algo, debemos ver más allá de la situación o el momento y creer aprovechar eso para aumentar nuestra fe esperando siempre sin miedo confiados en que lo que Él tiene para nosotros es LO MEJOR, jamás nuestro Padre querrá algo malo para nosotros.
Me gusta 0
MAYELA MAYELA
el 27/10/11
Son muchos los caminos que recorremos en nuestras vidas y en los cuales buscamos a Dios, tal vez los encumbrados y los más difíciles sean los que nos conducen a Él. La puerta estrecha, la que esta llena de incertidumbre, en ella nos vamos a encontrar con él Señor, para aprender la lección de vida y amarle...Señor, que en lo más estrecho de la vida, mi paciencia aguarde por ti. Amén


Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 27/10/11
El Don de la FE, El Don de la Gracia, la caridad de DIOS en darnos el Espíritu Santo, manifestado en la Pasión de su único hijo EL UNGIDO, por nuestra salvación hacenos hijos coherederos:
Aunque estemos en el desierto o aunque pareciera que estamos tan cerca de su hogar, pudiera entonces también estar mas lejos! Que en mismo desierto.
No pudiera reconocer la gloria sin pasar el desierto: que por nuestra ceguera seguimos, no pudiéramos siquiera llamarle en oración, si no fuera por su misericordia y su amor incondicional, la pasión y encuentro Eucarístico. Es que de nuestra peor experiencia se aprende la mejor lección de vida. CIERTO
Bendito sea el Señor!
Hay un grupo de personas visibles, aunque por mucho de nosotros en alguna medida les hacemos invisibles, personas (que tene » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.