Comentario al Evangelio del

Conrado Bueno, cmf

Menos repetir “No tengáis miedo”

Qué contraste. Sigue la sombra del enfrentamiento entre Jesús y los fariseos, mientras aparece la luz de la aceptación del Maestro porque “miles y miles se agolpaban, hasta pisarse” por escucharle. Jesús se vuelve, primeramente, a sus discípulos con palabras que constituyen un mosaico de sugerencias: alerta ante la hipocresía farisaica, el testimonio de los hijos de la luz y la confianza en el Padre Dios.

En esta escena, las víctimas, los que sufren, son los discípulos de Jesús. Y Jesús no les promete alejarlos del dolor, pero “no los dejará solos”. Ellos son sus amigos porque les ha dado a conocer los misterios del Reino. Por eso, no han de tener miedo. Todo ha de ser esperanza confiada en el Padre del cielo. Y aparece la imagen tan expresiva de los gorriones: no valen ni dos cuartos y, sin embargo, “ni de uno solo se olvida Dios”.

Y nosotros, como discípulos de Jesús, cogemos el guante, para vivir según el evangelio. Fuera la hipocresía;  so capa de piedad religiosa, el fariseo defiende otros intereses mezquinos. Un cristiano habla y obra sin doblez, sin mentira; es que somos “nacidos de la luz, hijos del día”.

Por otra parte, se nos invita a ser testigos,  a dar testimonio de nuestra fe. Confesamos  nuestra esperanza “desde las azoteas y a pleno día”. La vergüenza, la falta de coraje, la poca convicción no ha de caber en un fiel cristiano. Otra cosa será saber que hay que contar con la fragilidad humana.

Y finalmente, la insistencia de Jesús se centra  en la confianza, en la ausencia del miedo, “No temáis”. Sentimos la mano amorosa y providente del Padre. Caeríamos en la hipocresía si nos repetimos con Jesús: “No temáis”, y luego vivimos nuestra religión a la defensiva, acongojados porque vemos mil enemigos por todas partes. Da la impresión de que nos apoyamos más en los grandes medios humanos, porque nos dan seguridad, que en las manos del Dios que nos cuida. Con lo fácil que es darnos cuenta de que valemos más que los gorriones.

Comentarios

Deja tu mensaje:

zulia monge

zulia monge


el 14/10/11
Me encanto el testimonio de Jose del Carmen!
Me gusta 0
lorenzo

lorenzo


el 14/10/11
exelente
Me gusta 0
Rotyub

Rotyub


el 14/10/11
Esta palabra de hoy nos hace reflexionar a que debemos tener fé y hacer las cosas por convicción por amor porque es lo debido y no esperar que nos premien. Al contrario, es parte de nuestra responsabilidad, buscar la plenitud de la felicidad.
Me gusta 0
luzmar

luzmar


el 14/10/11
Que lindo comentario, así es el señor nos protege, con su mano poderosa y su brazo fuerte.No estamos solos Dios siempre va adelante.
Me gusta 0
sofi pulido

sofi pulido


el 14/10/11
Muy cierto el comentario de JC cuando todavìa no discernimos la palabra de Dios actuamos como la levadura farisaica, buscamos lo que se nos acomoda, al mayor jerarca de la Iglesia, el Mejor templo y sino es asì me incomodo, quien soy yo para exigir, nuestro celebrante Diacono siempre expresaba esa diferencia que hacíamos en la comunidad, los sacramentos con el Pàrroco el Diàcono no, que ignorancia la nuestra si los dos son Sacedortes consagrados la diferencia la hacen los grados, gracias a que estuve en el servicio ahì adquiere uno el conocimiento y ahora lo trasmito a mis hermanos. Creo Señor pero aumenta mi fe.
Me gusta 0
padreJESUS

padreJESUS


el 15/10/11
gracias Jose del Carmen por compartir tu vida con nosotros que aun sin conocernos nos sentimos hermanos en la fe, gracias por aplicar el evangelio a tu propia vida. y darnos ese testimonio que primero debemos mirar nuestra vida y confrontarla a la luz de la Palabra de Dios. Mi bendición para tu matrimonio. Padre Chuy, de Mexico.
Me gusta 0
MAYELA

MAYELA


el 15/10/11
Nuestro comportamiento, generalmente está condicionado por actitudes que hacen barreras y no dejan ver realmente quienes somos, actuamos apegados a dogmas que esclavizan y siegan, Jesús nos invita a liberarnos y dejar que pase la luz a través de su confianza en Él; ya no hay cabida para el miedo, pues en Él se soporta toda nuestra confianza..Señor, hazme valiente y confiada en la fe y amor que tú representas. Amén
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.