Comentario al Evangelio del

Conrado Bueno, cmf

¿Será, realmente, lo que Dios quiere?

La tensión es grande entre Jesús y los dirigentes religiosos. Es hora de persecución, de sufrimiento, de martirio. Primero fueron perseguidos los profetas del Antiguo Testamento, luego vino Jesús, llevado a la muerte, y, por fin, los seguidores de Jesús, tantos mártires en la Iglesia.

Los fariseos y maestros de la ley, ahora, quieren honrar a los mismos profetas que sus padres mataron, pero, en el fondo, se comportan de la misma manera: persiguiendo a los profetas, a los enviados de Dios, al mismo Jesús a quien mataron.

Dos “ayes” les dedica hoy Jesús: “¡Ay de vosotros!, que aprobáis lo que hicieron vuestros padres que mataron a los profetas”, “¡Ay de vosotros!, que os habéis quedado con la llave del saber”.

Los dirigentes religiosos identifican la sabiduría de Dios con su humano saber. Se sienten propietarios, no comunicadores, de la verdad de Dios. Por eso, la manipulan, la condicionan, echan a los demás “unos fardos” que ni ellos soportan ni son voluntad de Dios. Estos dirigentes se sienten tan seguros y cerrados sobre sí mismos que persiguen y matan a los profetas, a los enviados por Dios para señalar el camino de Dios, la salvación de todos. No aceptan la novedad que Jesús trae al mundo, metidos como están en sus ritos y formalismos.

Una conclusión elemental es que no siempre los caminos de los hombres se ajustan a los caminos de Dios. Que hay que discernir mucho. Decir en seguida que algo es voluntad de Dios resulta peligroso.  Pensar que nuestro juicio moral sobre los acontecimientos sea el mismo de Dios es discutible.

Muchos cristianos son perseguidos, igual que Jesús y los profetas. La vida y la palabra de los profetas y apóstoles, con frecuencia, chocan con los egoísmos mundanos. Entonces, hemos de reflexionar: “Lo mismo hicieron con Jesús”. Y sus seguidores sacamos las consecuencias; necesitamos fe, fortaleza, audacia, perdón y testimonio. Si así lo hacemos, estaremos dispuestos ante  lo que hoy se repite en el evangelio: el Señor nos pedirá cuentas.

Comentarios
angel ocaña angel ocaña
el 13/10/11
me parecen muy buenos los comentarios, que el Señor siga derramando sabiduría y conocimiento para el bien nuestro.
Me gusta 0
Yasmín Yasmín
el 13/10/11
Discernimiento, Señor, danos este don...
Me gusta 0
Carmen S Carmen S
el 13/10/11
Señor Jesús que nunca sea motivo de escándalo al contrario, que siempre de testimonio de tu amor.
Me gusta 0
Villanueva Villanueva
el 13/10/11
Me parecen muy buenos los comentarios, es una ayuda muy buena para la preparación de la liturgia de cada día y en la oración personal
Me gusta 0
Rotyub Rotyub
el 13/10/11
la palabra de hoy invita a que no olvidemos lo que dicen los profetas ya que ignorar la Palabra Sagrada de DIOS es matar lo que nos dice Dios A través de sus profetas. No siempre los que aparentan ser espirituales lo son.
Ojo con el discernimiento. todavía hay muchos perezosos y quieren las cosas fáciles. si quieren enseñanza vayan a los predicadores Marianos en el Espíritu Santo que ellos si le dicen a uno la verdad de como es que debemos seguir a Jesús; con rectitud. y.... no hacer lo que uno quiera. si no la voluntad de Dios.
Me gusta 0
MAYELA MAYELA
el 14/10/11
Hoy a diferencia del ayer, seguimos matando a los profetas con nuestras actitudes y visión de mundo. Digo creer en Dios, pero mi confianza gravita en los actos de brujería, hechizos, astros y magia. La figura de Jesús como hijo y profeta, no me dice nada, nada provoca y no hay testimonio, con tal actitud asesino la fe y confianza que deben orientar la vida de un verdadero Cristiano...Señor, que eternamente vivas en mi, porque he hecho de mi vida un testimonio de Amor a ti. Amén
Me gusta 0
U.SALDAÑA.M U.SALDAÑA.M
el 14/10/11
Las advertencias de J.C. valen para todos, incluso nosotros los "buenos cristianos", por cuanto jugamos en la Iglesia un papel parecido a los fariseos y maestros de la ley. // También nosotros, muchas veces "representantes" de la religión, ligados a sus ambientes relativamente "más altos", despreciamos, quizás inconscientemente, "a los de abajo" y hemos favorecido la persecución de los profetas de nuestros tiempos. No entramos, pero tampoco dejamos entrar a quienes quieren hacerlo. // ¿No será este uno de los motivos por los que alguna gente sencilla opta por irse a otras iglesias? // Espero que no. // (Ref.: Biblia Panamericana)
Me gusta 0
sofi pulido sofi pulido
el 14/10/11
Este Evangelio tiene relaciòn con el que encuentra un Tesoro y lo esconde, necesitamos dar a conocer a Cristo en nuestro nuevo estilo de vida, me quedo con "PUÈS NO HAY MAS QUE UN SOLO DIOS" porque pareciera que es otro cuando tratamos de competir quien es mejor Cristiano. Dame Discernimiento Señor para interpretar tu palabra.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.