Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez, cmf

 

      Lo de los ángeles está muy de moda actualmente. Forman parte de esa religiosidad difusa, de esa espiritualidad que se expande por nuestro mundo invitando a las personas a vivir todo desde su interioridad y que cree en una especie de energía que invade el universo y con la que nos conectamos cuando hacemos silencio. Es como recargar el depósito del coche. Después de eso, vamos por la vida sintiendo aquí y allá esa fuerza positiva que nos anima a seguir haciendo lo mismo que hacíamos y a asumir lo negativo de nuestras vidas.
      Pero esa espiritualidad tiene poco que ver con el Evangelio. El Evangelio no va de energías ni de lucecitas en la oscuridad. No va de imágenes acarameladas de angelitos en tonos pastel. Va de un hombre que salió a los caminos y se enfrentó a las autoridades de su tiempo. Va de un hombre que tomó la vida por los cuernos, que fue sincero consigo mismo, que no temió al qué dirán, que arriesgo por todo por aquello que para él era el centro de su vida: su profunda experiencia de Dios y su Reino.
      El Dios de Jesús no tenía ningún parecido con una aspirina que calma nuestros dolores. Ni siquiera su objetivo era darnos la paz. El Reino es de los arriesgados, dijo. Y el Abbá de Jesús es el Dios liberador de todas las opresiones. Su voluntad es transformar este mundo para que todos sus hijos e hijas puedan vivir en libertad y justicia. Por eso Jesús entregó su vida. Por eso nos invita a nosotros a entregarla.
      Los ángeles no son lucecitas ni energías positivas. Los ángeles no son comparsas inmóviles de la corte celestial –¡como si a Dios le hiciese falta una corte de aduladores!–. Los ángeles son una forma de hablar de la voluntad de Dios que no se queda en el cielo sino que baja a la tierra. Porque Dios no habita en esa nube difusa de espiritualidad y paz interior sino en el barro de esta tierra, en sus luchas y en sus compromisos por extender la fraternidad y el reino.  Ahí podemos comenzar a hablar de los ángeles.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Pbro. JorgeLuis
Pbro. JorgeLuis

el 29/9/11
Cierto Patricio, la doctrina de Ntra. Iglesia y la Palabra son muy claras en cuanto a la definición de los Àngeles como seres PERSONALES. Esas expresiones ambigüas son las que dejan la entrada a las corrientes que precisamente este autor cita, ojala lo aclare mejor por aquí mismo. Dios te Bendiga.
Me gusta 0
Javier
Javier

el 29/9/11
Reflexionar sobre los ángeles no es fácil. Aprecio esta reflexión que, aunque se acerca tímidamente al tema, hace una propuesta interesante: los ángeles no deben generar una espiritualidad fuera de la realidad. Gracias
Me gusta 0
jose manuel
jose manuel

el 29/9/11
Coincido con Patricio. Aquí se habla de fe. Natanael cree que Jesús le ha visto. Cree de verdad. Jesús, impresionado por su fe, le habla de los ángeles manifestando, a mi juicio, que el CIELO será suyo..........DESDE YA. Pienso que la espiritualidad (trabajo interior) no es incompatible con el trabajo duro y diario. Buenos días a todos.
Me gusta 0
patricia
patricia

el 29/9/11
Me parece muy interesante la reflexión y no creo que su autor ha utilizado una buena metáfora para recordarnos que no sólo debemos cuidar nuestra vida espiritual, sino también dedicarnos al trabajo por el hermano. Creo que son las dos patas de nuestra mesa y, en mi caso, muchas veces me conformo con encontrar mi propia paz, aunque los demás sigan sufriendo. A mí me has dado en plena diana. Fernando. Muchas gracias.
Me gusta 0
Patricio
Patricio

el 29/9/11
O sea que ¿los ángeles no existen como seres personales? ¡Si se trata sólo de una forma de hablar...! No sé qué hacer cuando me topo con esta forma de lenguaje que al final parece poner en duda la fe de la Iglesia y su interpretación de la Escritura.
Me gusta 0
Gerardo
Gerardo

el 29/9/11
Se ven pocos ángeles por el mundo en estos tiempos.
Personalmente ni creo ni dejo de creer en ellos. No veo
qué significación tienen para los hombres. Parecen ade-
cuados para un cuento de Navidad. Su representación
en la imaginería es curiosa: una cabeza con alas. Dicen
que cada uno tenemos un angel de compañero. El mío
parece estar enfadado conmigo pues no he conseguido
en toda mi larga vida tener diálogo alguno con él.
Me gusta 0
José Alberto
José Alberto

el 29/9/11
Estimado Sr. Director:
Podría poner, por favor, el comentario del domingo 27 para poder sacar algún material para la pastoral. Gracias y que el Señor le siga bendiciendo y a su equipo. Afmo. en el Señor
Me gusta 0
Augusto
Augusto

el 29/9/11
Jesús me hace ver la gran diferencia de los valores del mundo cuya ley la supera su mandato, amar y amar como Dios nos ama, y así puedo atisvar como persona humana por la puerta estrecha la grandeza de su reino, aumentando la nostalgia de llegar hasta él. Ven Señor Jesús porque creo y te amo
Me gusta 0
CARLOS
CARLOS

el 29/9/11
La Fe se trata de eso, Creer en lo que no vemos, Tenemos que ser Consientes que somos Cuerpo y Espíritu, Cuando Hablamos de Vida Espiritual o Vida Angelical, Cada vez que Recibimos Ayuda de Hermanos que nos Socorren en los momentos Difíciles de nuestra Vida, muchas no tienen Explicaciones a los ojos de los Hombres, muchas Personas Arriesgan su Propia vida por Salvar a otros y no saben que los impulso a ejecutar tal Acción, ¿ que los Mueve el Espíritu Angelical ¿
Me gusta 0
Falconeris
Falconeris

el 29/9/11
Los Angeles son criaturas enviadas por Dios, no lo podemos ver, pero si lo sentimo, todos tenemos un Angel guardian que cuida de nuestras vidas y nos defiende en momento de peligro. Se mueven de un lugar a otro con mucha rapidez, es decir que estan en toda parte. Bendiciones para todos.....
Me gusta 0
JAZMIN UCETA
JAZMIN UCETA

el 29/9/11
Bendiciones y muy buen dia para todos. Solo el hecho de dar gracias y encomendarnos al todo poderodo es simboligia de FE. si este tema es muy interesante ya que siempre nos creemos que Dios enviara sus angeles o Querubines a salvarnos. Si existen y solo lo sentimos cuando salimos de cualquier situacion o expreriencia fuerte. no podemos verlo pero Dios usa personas terrenales que no obligatoriamente deben de venir del cielo si no cada uno de nosotros cuando podemos servirle al hermano, al vecino , al amigo o cualquier desconocido sin interes a cambio y sin importar color o posicion le servimos con amor entrega; nos suelen llamar angeles. bendiciones
Me gusta 0
Fernando E.
Fernando E.

el 29/9/11
Estimados, todo ello se da por la voluntad de Dios y esta implicidamente en la fe que tengamos, si solo vemos lo que queremos ver , y si eso es lo suficiente, o solo permitido , entonces es nuestra poca fe que tenemos; tambien todo esto esta inmerso en la que nosotros no manejamos los mismos criterios o pensamientos que tiene Dios, somos tan limitados , que solo la fe nos impulsara a visualizar todo este misterio de esperanza es por ello que tratemos de tener mejor entendimiento, con humildad, para poder comprender los pensamientos del supremo.
Me gusta 0
vicente condori
vicente condori

el 29/9/11
Juan nos presenta este pasaje evangélico en forma de diálogo directo. Jesús habla para Natanael y para todos los que han venido a escucharle. La confianza de Jesús en el discípulo y la profesión de fe del discípulo en Jesús son como dos caras de una misma moneda. Jesús propone este dinamismo nuevo antes del ingreso a la ciudad, donde ocurrirá su muerte.
A veces nos olvidamos que el Señor es Todopoderoso Rey de Todo el Universo, que escucha nuestros pedidos, que atiende nuestros ruegos, que viene en nuestro auxilio. Es Señor del Cielo y de la Tierra por esto envía a sus ángeles en representación suya a cumplir sus órdenes.

Me gusta 0
MAYELA
MAYELA

el 30/9/11
Jesús quiere ver abierto nuestros corazones en verdadera entrega de amor a nuestros hermano más cercano, solo así nos convertiremos en ángeles al servicio del Señor...Señor, que en la acciones de cada día, pueda servirte y mostrarte mi corazón. Amén.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.