Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez cmf

 

      A los discípulos les costó entender que lo de Jesús era una planteamiento revolucionario, que verdaderamente suponía pensar y sentir de una forma radicalmente nueva. Lo veíamos en el texto evangélico de ayer y lo vemos igualmente en el de hoy. Pero lo mejor (o lo peor, según se mire) es que dos mil años después seguimos sin entenderlo del todo y mucho menos vivirlo. 

      El caso es que los de Samaria no quisieron recibir a aquel grupo de judíos que iban camino de Jerusalén . Normal. Los samaritanos y los judíos no andaban en muchas mejores relaciones que las que tienen hoy los israelíes con los palestinos. Ante aquel rechazo, Santiago y Juan proponen una solución radical: hacer que baje fuego del cielo y termine con aquellos samaritanos para siempre. La imagen es viva y actual. Casi se puede ver a los reactores israelíes volando sobre los campos y ciudades de Gaza o Cisjordania lanzando sus misiles (fuego del cielo) y destruyendo para siempre a los palestinos.

      Hemos puesto el ejemplo de israelíes y palestinos pero se podían haber puesto muchos otros. Seguimos separados por fronteras que señalamos y defendemos con ardor. Y los misiles siguen volando siempre en nombre de la defensa de nuestros altos intereses. Irak, Irán, Afganistán y tantos otros países se someten unos a otros a ese fuego del cielo que no soluciona nada y que no hace más que enconar los rencores, los odios y la división entre los pueblos. 

      Lo de Jesús es otra cosa. Sencillo pero revolucionario: “No sabéis de qué espíritu sois. Porque no he venido a perder a los hombres sino a salvarlos.” Es otro planteamiento tan distinto al nuestro habitual que incluso hoy nos cuesta entenderlo en la Iglesia. Y demasiadas veces nos dedicamos a condenar en lugar de perdonar y salvar y curar y acoger y hacer fraternidad.

Comentarios
Esperanza Esperanza
el 26/9/11
Casi se puede ver a los reactores israelíes volando ...?!!!! !Desafortunadas palabras, padre!
Me gusta 0
juventus juventus
el 27/9/11
Mas que reactores volando sobre la tierra Palestina, es cruel y mas cruel si el rencor, el odio entre hermanos no se quita de nuestros ojos y no se aleja del mas profundo del corazon humano. Buenos dias a todos.
Me gusta 0
Juan Camilo Juan Camilo
el 27/9/11
"Casi se puede ver a los reactores israelites volando..." ¡Afortunadas palabras, padre! y como usted mismo lo dice, se podrían poner muchos otros ejemplos. Los colores de las banderas y los intereses que se protejen con la violencia son muchísimos... y le escribo desde un país sometido a la violencia desde hace muchos años. Sabemos lo que es el odio y el deseo de exterminar al otro olvidando que es nuestro hermano, sencillamente porque no nos dan gusto a nuestros pensamientos y deseos. Que el Señor de la paz y la fraternidad nos ayude a pensar y a sentir en clave de Evangelio: radicalmente nueva. ¡MUY BUEN COMENTARIO. GRACIAS!
Me gusta 0
jose manuel jose manuel
el 27/9/11
Yo puedo ver mis reactores volando sobre el pobre, el inmigrante que molesta. Lanzándole misiles de miedo y rencor. Buenos días a todos.
Me gusta 0
Augusto Augusto
el 27/9/11
Acoger y apreciar a otra persona distinta a nosotros, y más aún tener misericordia en vez de tener miedo al que no conocemos y peor aún odiarlo. Dios no nos odia, ni tiene miedo de nosotros, a pesar de nuestros delitos nos tiene misericordia y con Jesús nos salva y redime; seamos testigos de Él en este siglo.
Me gusta 0
sofi pulido sofi pulido
el 27/9/11
Me gustó eso de en lugar de condenar, perdonar,salvar,acoger y luchar por la fraternidad; no vamos muy lejos, cuando se trata de doctrinas unos nos sentimos más que otros y que yo si estoy en la religión verdadera y condenamos en lugar de vernos como hermanos.
Me gusta 0
Carmen S Carmen S
el 27/9/11
Te pido SEÑOR la paz y la SOLIDARIDAD en el mundo.
Me gusta 0
vicente condori vicente condori
el 27/9/11
Los discípulos seguían esperando que su cercanía con Jesús les permitiera detentar alguna clase de poder. En este caso, el poder de la violencia para aniquilar al enemigo. ¡Cuánto les faltaba aprender! ¡Cuánto nos falta aprender de este Mesías pacífico, que sigue su camino sin detenerse a devolver mal por mal!
A veces nos olvidamos que el mal se combate con el bien, nos olvidamos que la violencia engendra más violencia.

Me gusta 0
Reysolis Reysolis
el 27/9/11
Definitivamente nuestros límites son físicos, pero nuestras limitaciones son mentales.
Me gusta 0
jacky Former jacky Former
el 27/9/11
Como a Esperanza, a mi tampoco me gustan las palabras evocando a los reactores israelíes... De nada nos sirve la Palabra si no descubrimos lo que nos dice a nosotros para nosotros, y en esto jose manuel si que creo que acierta de pleno. Nos parecemos a Santiago y Juan? Quizás no hemos escuchado el mensaje de Jesús?
Me gusta 0
jaimes jaimes
el 27/9/11
esto me hace reflexionar, como muchas veces por nuestro egoísmo nos privamos de muchas cosas buenas, amistades o pertenecer algún grupo, tal persona no es de mi agrado y no puedo estar donde esta ella, o si va ella yo no voy, que fácil seria si de verdad a quien amamos o seguimos a Jesús, y supiéramos
perdonar
Me gusta 0
kihara kihara
el 28/9/11
hermano creo que es muy dificil tener y ser el rostro de cristo, quizàs podamos intentar imitar a cristo, ver en ese rostro al hermano que esta a nuestro lado, si la humanidad comprendiera que cada rostro del hermano que llamamos enemigo es el rostro de nuestro señor porque el nos creò a su imagen y semejanza como obra perfecta de su creaciòn.
Me gusta 0
Patylo Patylo
el 28/9/11
Sí, hay que seguir orando para que nustro Dios nos llene de su Espíritu y veamos en todos a Cristo, que nos de mucha paciencia y amor y una esperanza inagotable para seguir luchando por su Reino.
Me gusta 0
MAYELA MAYELA
el 28/9/11
Jesús entre otras cosas vino a salvarnos de nuestras ideas y la forma de relacionarnos con nuestros enemigos. Salvar significa reflexión y convicción desde el espíritu, poner a Jesús como centro de adoración, consentir que en su predica encontremos verdaderos caminos de salvación. Es pensar más allá de razonamientos que lejos de encontrar solución oprimen...Señor, haz que pueda valorar la vida en función de tu palabra sanadora y de luz. Amén.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.