Comentario al Evangelio del

Carlos Latorre, cmf

Queridos amigos:

El misterio de la Cruz es una invitación a la fe y a la solidaridad. A la fe en el Dios que se ha abajado hasta someterse incluso a la muerte, y a la solidaridad que descubre el rostro de Cristo en los que sufren. La fiesta de hoy (que tiene rango de “Memoria”) viene a confirmar con el ejemplo de María el mensaje de ayer. A veces, ante el misterio del dolor ajeno no es posible hacer nada, pero siempre es posible “estar” (“stabat Mater”), como María al pie de la cruz. De hecho, un rasgo esencial de la vocación de María es simplemente “estar”: en Caná de Galilea, al pie de la Cruz, en medio de la comunidad postpascual “María estaba allí”. Pero en ese simple y casi mudo estar de María las cosas no se quedan como están. Siempre pasa algo y algo bueno. En Caná el agua de las purificaciones de los judíos (símbolo de la antigua Ley) se convierte en el vino nuevo de los tiempos mesiánicos. En Jerusalén la pequeña y débil comunidad de discípulos recibe el Espíritu Santo y sale a anunciar con valentía que Jesús es Señor y está vivo. Junto a la Cruz, en el momento de la muerte y la derrota, la presencia de María engendra nuevos vínculos de familiaridad, que incluyen a todos los discípulos de Jesús, potencialmente a toda la humanidad. Si Jesús, el hijo de María, entrega al discípulo amado a María como hijo, y a ella al discípulo como Madre, quiere decir que todos, acogiendo a Cristo crucificado y permaneciendo al pie de la Cruz, nos convertimos en hermanos de Cristo, partícipes de su destino y, a la postre, de su victoria.

Hay muchas situaciones en la vida en las que no podemos hacer nada. Es hora de comprender que el pragmatismo del hacer no lo es todo. Pero es importante saber “estar”. ¿Qué hacen los monjes y monjas de clausura ahí encerrados? ¿Qué hacen algunos misioneros en países musulmanes en los que no es posible anunciar el evangelio? ¿Qué hacen esas personas que se dedican a trabajar con y para personas de imposible recuperación: enfermos psíquicos profundos, ancianos y enfermos en fase terminal? ¿Qué podemos hacer nosotros en aquellas situaciones en las que sencillamente no sabemos que “hacer”? Lo que hacen aquellos y lo que podemos hacer nosotros es simplemente, como María, “estar”. Esa muda e impotente presencia puede ser el principio de algo nuevo: vino, en vez de agua (libertad en vez de ley); Espíritu y testimonio, en vez de temor; relaciones nuevas e inesperadas allí donde parecen reinar sólo la desolación y la muerte. “Stabat Mater”, suena la Secuencia de hoy. ¿Dónde estamos nosotros?

Comentarios
jose manuel jose manuel
el 15/9/11
En el sufrimiento de cada día, también hay que saber estar.
Me gusta 0
prado g t prado g t
el 15/9/11
Verdaderamente que difícil es estar cuando lo que predomina es el hacer. Cuantas veces estamos perdidos en el hacer sin saber bien lo mejor o sin poder hacer nada. Y cuando miramos con otros ojos nos damos cuenta que con tan solo estar donde estas, mirar, y si puedes tender la mano cambia todo y todo se trasforma ya que lo que todos buscamos y necesitamos es no sentirnos ni estar solos, necesitamos compañía y alguien en quien confiar. Señor ayúdanos a ESTAR, descúbrenos esta forma de ayudar y ayudarnos.
Me gusta 0
Carlo Lavelli Carlo Lavelli
el 15/9/11
La sofferenza, la Croce sono un dono prezioso e uno stile di vita che Gesù ci indica. Ma non sempre è facile accettare ed amare la sofferenza e la Croce, eppure come discepoli dobbiamo imparare a farlo.
La Vergine Addolorata è un fulgido esempio di un SI, che pronunciato la prima volta a Nazareth, trova la sua pienezza e e il suo compimento sotto la Croce. Impariamo da Maria!
Me gusta 0
Maria Victoria Maria Victoria
el 15/9/11
Cuantas veces queriendo estar no lo hacemos y nos volvemos indiferentes, por eso Señor Jesús enseñame
a estar en la cruz como Maria.
Me gusta 0
katyuska katyuska
el 15/9/11
AYER exaltabamos la santa cruz ,porque ella sinboliza la vida y la muerte , es nuestro estandarte , nuestra bandera nuestro sngno, los cristianos la tenemos siempre con nosotros ,PRESIDE nuestras eucaristias , cuando recibimos el bautismo es lo primero que nos hacen sobre nuestra frente,en ella hubo muerte , pero de ella vino la vida nunca la veamos como singno negativo, al contrario , que sea nuestro refugio en las horas de dolor, que nos acordemos que la muerte de JESUS nos de fortaleza para que sepamos ver la grandeza de su entrega por nosotros.
Me gusta 0
katyuska katyuska
el 15/9/11
HOy contemplamos a la madre de JESUS EN LA FIESTA DE LOS DOLORES, cuanto tubu que sufrir al ver a su hijo en la cruz cuantas lagrimas derramadas por el hijo perdido, por el dolor al encontrarlo en la calle la amargura ,y no poder hacer nada para poder aliviarlo, que sufrimiento tan grande,MADRE DE LOS DOLORES ,TEN COMPASION DE NOSOTROS, por tu soledad sin compañia ,junto al sepulcro,por mi abandono cuando me alejo de tu hijo ,ten compasion para que seamos dignos de alcanzar las promesas de JESUCRISTO.ame.
Me gusta 0
maria dolores maria dolores
el 15/9/11
saber estar, confiar, esperar, y que el Señor, por medio de MARIA ; nos enseñe a cumlir su santa boluntad
Me gusta 0
MA. DE JESUS MA. DE JESUS
el 16/9/11
SABER LLEVAR LA CRUZ DE CADA DIA, ES "ESTAR" COMO MARIA LA MADRE DE DIOS
Me gusta 0
MA. DE JESUS MA. DE JESUS
el 16/9/11
saber estar, y pedirle a Dios que por medio de Maria su madre nos acompañe hacer su voluntad
Me gusta 0
MAYELA MAYELA
el 16/9/11
Jesús estuvo en el dolor y desde el momento supremo de su ida, nos entrega a María como Madre, que supo estar con su hijo y su presencia se llenó de significado para todos los fieles. Hoy como ayer hagamos presencia en los momentos en que Jesús nos llame...Madre Santísima llévame a la presencia de tu hijo. Amén

Me gusta 0
rosita27 rosita27
el 16/9/11
Cuanto dolor sufrio Maria al ver a su hijo en la cruz ,confiando y guardando en su corazón lo que no comprendia , gracias a Dios que en Maria tenemos el consuelo maternal en los momentos de angustia y dolor. Hace bastante tiempo que mi padre nos decia que el "enemigo" no soporta a ntra. madre Maria y la cruz en la que Jesucristo vencio al pecado y la muerte con su preciosa sangre redentora, por eso hay rechazo en aceptar a Maria como ntra. madre y a Cristo en la cruz . Gracias bendiciones y saludos.
Me gusta 0
eyelina eyelina
el 20/9/13
hay q confiar
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.