Comentario al Evangelio del

Rosa Ruiz Aragoneses, rmi

Saborear su Vino nuevo o la osadía de vivir en su Fiesta

Nosotros, los amigos de Jesús, ¡a comer y a beber! Eso denunciaban los fariseos, al menos. Y Jesús no parece contradecirles a primera vista. Si esto es así, ¡cuántos se apuntarían al Evangelio “alegremente”! Pero no. Conviene leer el pasaje conjunto para no usarlo según nos conviene. Justo antes (Lc 5,27-32) Jesús ha participado de un gran banquete ofrecido por Leví, el recaudador de impuestos. No tiene pinta de ser una comida austera y, encima, ¡rodeado de publicanos y pecadores! 

El mismo Jesús nos da la clave para interpretar su visión del ayuno. Con maestría escapa del planteamiento rigorista y estrecho de si comer o no comer y nos lleva a otro nivel: el de la vida, el de nuestra actitud vital en el día a día. Jesús empeñado en invitarnos a participar de la Fiesta del Reino y los fariseos empeñados en dibujar la vida y la fe como un continuo y angosto “valle de lágrimas”. Es una fiesta de bodas, es decir, una fiesta que celebra el amor para siempre entre Dios y nosotros. Un cambio tan novedoso en la vivencia religiosa que difícilmente es saboreado como buen vino. Nuestro paladar se acostumbra con tanta facilidad a lo conocido y cómodo que el “vino viejo” nos sigue sabiendo mejor. Dicho de otra forma: “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Jesús lo sabe. Y aunque muchos sigan eligiendo ser odres viejos, él no deja de derramar el nuevo para quien tenga la libertad de degustarlo. Vivir así es otra cosa. Ayunar así es otra cosa porque tenemos con nosotros al novio siempre.

Comentarios
Carlos Eduardo Carlos Eduardo
el 2/9/11
Hoy la lectura de Colosenses nos pone a Jesús como centro de nuestra vida, "por Él fueron creadas todas las cosas", por Él tiene sentido lo que soy. Además, si "todo fue creado por Él y para Él" entonces le pertenecemos, "Él nos hizo y somos suyos" como dice el salmo 99. Y aunque sigamos anhelando lo viejo, como dice Rosa: "todo tiempo pasado fue mejor", Él no deja de ser una novedad en mí que me permite descubrir lo nuevo de cada cosa y de cada persona. Así sí "le doy gracias y bendigo su nombre, porque descubro que el Señor es bueno y su misericordia es eterna".
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 2/9/11
Poco a poco entendiendo…los caminos trazados en la palabra de Jesús. He notado la insistencia de ciertos grupos protestantes sobre lo conveniente del uso del antiguo testamento muchas veces sin cruzar la palabra al Nuevo testamento donde se cumple y donde se realiza en su plenitud el amor de DIOS. El manejo del ayuno, el diezmo, entre otras cosas donde observo la apertura de nuevos Salomones o Reyes “religiosos relativistas modernos radicales” que abusan de la caridad del que sin intención cae (ciego o por ceguera fortuita? (ayudemnme!!!!!!aqui!!!). Es impresiónate como siento que los eventos en todos los aspectos casi se repite de la misma manera pero disfrazada. Solo tendría que hacerme recordad (YO) que el NOVIO vive y su espíritu es muy fuerte y esta entre todos los invitado » ver comentario
Me gusta 0
MAYELA MAYELA
el 3/9/11
La palabra de Jesús solo puede encontrar asidero en un corazón nuevo a la luz de su evangelio. Un corazón que ya ha renunciado a la penumbra, a la sombra, se hace nuevo porque que la voz de Jesús encuentra espacio y se queda. Degustar de ella, es aceptar que existe otra opción de vida segura…Señor, que tu voz encuentre en mí, un corazón nuevo. Amén.


Me gusta 0
U.SALDAÑA.M U.SALDAÑA.M
el 3/9/11
¿Qué es el vino nuevo? --->> El Evangelio que nos trae Jesús. // ¿Y los odres viejos? --->> Los que defienden ciegamente los usos de sus padres. Los que temen al mundo moderno. Los que no se atreven a buscar las causas de lo que anda mal por miedo de que haya demasiado qué cambiar. Los que son incapaces de adquirir ideas nuevas.. ( Biblia Latinoamérica ). // Saludos.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.