Comentario al Evangelio del

CR

Queridos amigos y amigas:

Durante estas semanas veraniegas, muchas personas de todo el mundo se han lanzado a hacer el camino de Santiago. Hacer “el camino” se ha convertido en una práctica muy habitual. El pasado sábado recordamos a Brígida de Suecia, que ya hizo "el camino" hacia mediados del siglo XIV. Hemos oído muchos testimonios sobre la eficacia espiritual de esta práctica en tiempos como los actuales.

Pero hoy, con camino o sin él, la liturgia nos propone centrar nuestra atención en la figura de "Santiago, apóstol", el primero de los Doce en derramar su sangre por el Maestro, en beber su cáliz. El mensaje es nítido. Seguir a Jesús no significa tanto repetir sus palabras, o hacer sus milagros, cuanto dar la vida como él la dio. Por tanto, en el discernimiento acerca de qué es cristiano, el criterio definitivo es el de “dar la vida”. Sigue verdaderamente a Jesús quien entrega su vida.

Muchas personas también acuden a las hospederías de los monasterios con verdadero hambre de espiritualidad. Han leído a Santa Teresa y San Juan de la Cruz. Se han asomado a los místicos alemanes e ingleses del XIV, sintonizan con prácticas budistas ... y, sin embargo, sienten que no “entran en el Misterio”. ¿Por qué será?... porque que el asunto no consiste en saber mucho sino en “torcer el corazón” hacia el estilo de vida de Jesús. Pretender “entrar” en su misterio y, al mismo tiempo, llevar una vida lejana a la suya es imposible.

Santiago es de los que sigue a Jesús porque muere como él. Esto hay que trabajarlo despacio para que no se indigeste.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Yasmìn
Yasmìn

el 25/7/11
Dar la vida, entre tantas cosas es: aguantar injurias y ofensas inocentemente y orar por quien te injuriò; abstenerse de un paseo o diversiòn por atender a alguien que solicitò tu tiempo y escucha; aguantar hambre mientras pasan las horas porque un estudiante tras otro requiere tu atenciòn; vivir sirviendo a pesar de que "mi realizaciòn" no se vea venir; postergar los planes propios en funciòn de "HACER LO QUE EL NOS DIGA".
BENDITO SEA DIOS CON SU SANTA VOLUNTAD.
Me gusta 0
emilio
emilio

el 25/7/11
seguir a Jesus requiere mucha humildad,buscarle con el corazon siguiendo los caminos que el seguiria y no satisfaciendo nuestro ego
Me gusta 0
cejjlaq
cejjlaq

el 25/7/11
El AMOR con mayúsculas es el verdadero mensaje, y el que ama, da y entrega lo mejor que tiene, que es nuestra vida y nuestro tiempo. No es que no esté claro, es que nuestra comodidad y desidia tiran en otro sentido.
Me gusta 0
Fidel Aarón
Fidel Aarón

el 25/7/11
Muchos han hecho el "caamino de Santiago", pero no han hecho el "camino de la Cruz"... Jesús nos invita a cargar la cruz y seguirlo.
Me gusta 0
manoli
manoli

el 25/7/11
Seguir a Jesús es vencer nuestro egoísmo, amar a nuestro hermanos como Él nos ama, hacer lo que Él hacia. Abrazar nuestras cruces grandes o pequeñas con el mismo amor que Él lo hizo.
Me gusta 0
manoli
manoli

el 26/7/11
Seguir a Jesús es vencer nuestro egoísmo, amar a nuestro hermanos como Él nos ama, hacer lo que Él hacia. Abrazar nuestras cruces grandes o pequeñas con el mismo amor que Él lo hizo.
Me gusta 0
MAYELA
MAYELA

el 26/7/11
El ego a veces conduce a ambicionar posiciones elevadas que pretende la cercania al poder y se pretende conseguirlo por el camino más facil; mas no así sucede al seguir a Jesús. Seguir a Jesús representa morir para alcanzar la vida en él, es volver a nacer desde el espíritu y la entrega...Señor haz que en mi camino hacia ti, pueda reconocer tus huellas.Amén.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.