Comentario al Evangelio del

Juan Carlos Martos, cmf
“Llevaron ante Jesús a un hombre mudo, poseído por el demonio”
 
Existe el demonio “mudo”. El evangelio de hoy lo presenta de forma rápida pero clara. Habitaba en un hombre de entonces. Ese virus nefasto sigue infectando en nuestra mal llamada era de la comunicación. Vive como residente contaminador en muchos corazones humanos. Seguro que reconocemos fácilmente su fisonomía y su manera de proceder.
 
  • Suele crear hermetismo, falta de expresión, incomunicación, distancia, defensa a ultranza. Desecha, con pretextos razonables, la relación personal directa con los otros. Cuando no queda más remedio, establece contactos no inmediatos, virtuales, masivos o impersonales. Siempre muy recortados.
  • Evita sobretodo la profundidad, la intimidad, la confidencia, la mirada a los ojos. Curiosamente, sortea con habilidad el silencio. Parece como si nos empujara a escondernos, a recluirnos en la estrechez asfixiante del propio ego, a atrincherarnos frente a la incursión amenazante de los otros en la propia vida.
  • Presenta, en ocasiones, un rostro hosco. No tiene amigos. Exhibe comportamientos inadecuados que repelen y hacen difícil el contacto por ineducados, fríos, cortantes, violentos, distantes, extraños o suspicaces.
  • Utiliza con frecuencia modos frustrantes de llenar el vacío personal y la soledad ínsita en la tarea de ser hombres. Por ello, abusa de forma acrítica de estímulos sensoriales como son la TV, el cine, internet, o la música estridente.
  • En ocasiones se cobija bajo un llamativo traje de espontaneidad exhibicionista, de carcajada fácil, o de verborrea que, tratando de deslumbrar, aburre y atonta. Repite lugares comunes sin ofrecer la más leve genialidad creativa.
  • Ataca también a los oídos. El problema de los enmudecidos no está solo en la lengua. Para aprender a hablar, antes hay que poder escuchar. Verbalizar, expresar, poner nombre a la diversidad de experiencias que la vida presenta requiere mucha atención, la atención de quien escucha.
  • Su lugar preferido es la superficialidad, rondar por la cáscara de las cosas, sin salir de su envoltorio. Nunca aborda los problemas en su raíz, ni se sumerge en las honduras de lo real y vivo. Prefiere la apariencia, la máscara, el maquillaje o el disfraz, que en el fondo son lo mismo.
  • A veces, vive amordazada por enemigos refinados como pueden ser el miedo, el resentimiento, la timidez, la desconfianza o el desengaño. Enemigos con apariencias de honorabilidad, pero ahítos de cinismo que acarrean mucho dolor.

La presencia viva de Jesús expulsa esos demonios. No por la autoridad del príncipe de los demonios, sino con la autoridad de quien saber amar y hacerse uno como nadie. En el entorno de Jesús nunca faltaron los problemas y las escandalosas limitaciones, pero siempre hubo esmero por la palabra y la comunicación.
 
Vuestro buen amigo,
Juan Carlos cmf
Comentarios
Ignacio Ignacio
el 5/7/11
Queridos amigos: Ante todo quiero deciros que mi par-
ticipación ( tal vez demasiado recurrente ) en el progra-
ma Ciudad Redonda, está llena de los mejores deseos
por acercarme a vosotros, para conocer vuestras inquie
tudes y alegrías. Por supuesto que me interesa la homi-
lía diaria. Siento que, ayer, mi comentario no fuera del
agrado de alguna persona, y lo siento porque mi inten-
ción no era inquietar a nadie, sino todo lo contrario.
La palabra " elucubración ", que alguien me dirigió, sig-
nifica en pocas palabras refleción sin fundamento, pro -
cucto de la imaginación. Sin embargo, antes de escribir
procuro documentarme, uniendo a ello mi interpreta -
ción de cristiano. Podría expresar mi comentario dicien-
do que el evangelio del día es muy bonito, pero con » ver comentario
Me gusta 0
Pajarito Pajarito
el 5/7/11
El problema de las vocaciones sacerdotales es muy gra-
ve en la Iglesia católica. ¿ Qué se hace para remediar-
lo ? Sencillamente nada. La iglesia tiene un filón de oro
en el pueblo laico, constituido por hombres y mujeres.
Muchos padres de la Iglesia fueron ( y son ) culpables
de una visión misógina y estrecha sobre la mujer, juz -
gando inaceptable confiarlas el ministerio sacerdotal,ba
sándose en juicios anacrónicos. En tiempos del papa Pa
blo Vl, hubo secularizaciones masivas de sacerdote por
no permitirse el matrimonio de estos. ¿ Por qué no re -
considerar la voluntariedad de aquellos que lo quieren?
! Ya es hora de que la Jerarquia de la Iglesia despierte!
Si ellos no despiertan, otros lo harán .
Me gusta 1
karmenfl karmenfl
el 5/7/11
Un retrato de lo más acertado de nuestra sociedad de hoy. ¿Cómo podemos luchar contra esta vacía e inútil comodidad de nuestros tiempos? ¿Cómo hacer frente a este hedonismo y relativismo enquistados sin ser tomados por "frikis", "beatos" o "antiguos"? ¿Qué quedará del hombre si pierde su espiritualidad?
Me gusta 0
Peregrino Peregrino
el 5/7/11
Hermano Juan Carlos. Si realmente todo el mundo especificara tan bien a una persona como lo hace Vd. con tanta seguridad en la persona de Jesucristo, seguro nadie aseguraría tan bien como dije antes, lo que seguro en muchos casos, no es tan evidente según sus afirmaciones. Una persona que no habla, no es siempre una persona que no escucha, sino que no le dejaron hablar ni escuchar tantas veces, por faltas de respeto hacia la misma dignidad de su ser.
Lo más importante no es mirar a los demás con tanto esmero buscando aquello que ya tienen asegurado en sus teorías, sino mirar con el corazón a ver por qué una persona se muestra de una forma o de otra como haría el mismo Cristo. Sin ofender a nadie sino todo lo contrario, espero que Vd. tenga siempre la mirada de nuestro maestro, que » ver comentario
Me gusta 0
Victor Victor
el 5/7/11
Gracias por hacer una radiografía exacta de mis "orrores como persona". Debo cambiar este demonio mudo. Los leo siempre y los aliento a que sigan en esta tarea tan importante que hacen.
Me gusta 0
analou analou
el 5/7/11
Llama mi atención que el Evangelio inicie hablando de las curaciones de Jesus, resalte la expulsión de un demonio mudo, y de nuevo señale los milagros, para terminar diciendo "Rueguen dueño de la mies que envie....." Me parece que hoy se nos invita a trabajar por el Reino de Dios, si bien el poder liberador de Jesus es relevante, y la descripcion que se hace de la separacion actual en nuestra sociedad es detallada, quise compartir esta reflexion: "la necesidad de misioneros es grande, el mundo esta enfermo, incomunicado y distanciado por el demonio, y la enfermedad, y la inevitable debilidad humana", hacen falta hombres y mujeres dispuestos a trabajar para cambiar esta realidad y al igual que Jesus sanar, unir y liberar. Roguemos entonces porque el dueño de la mies envie operarios. Di » ver comentario
Me gusta 0
Augusto Augusto
el 5/7/11
Para entregar hay que amar como Dios nos ama, con misericordia, aúnque sea nuestro enemigo y así nuestro prójimo resucitará junto con Jesucristo nuestro Sañor y vivirá en el reino cuya puerta el abrío. Realmente creamos en su palabra y así daremos testimonio de ël en todas partes a tiempo y a destiempo.
Me gusta 0
vicente condori vicente condori
el 5/7/11
Jesús si tiene poder para sanar porque el Espiritu de su Padre está con él. Pero su sanación es completa hecha los demonios que llevamos dentro y nos hace hablar. El Señor quiere que hablemos de su poder por el mundo entero, que gritemos a todo pulmón que JESÚS DERROTÓ AL MALIGNO, JESÚS VENCIÓ A LA MUERTE, JESÚS NOS SALVA DEL PECADO, que no hay sanación más poderosa. Con su ayuda todo lo podemos, sin él no somos nada. Seremos capaces de vencer nuestras propias tentaciones, nuestro orgullo, nuestra vanidad, nuestros odios y rencores, nuestra maldad. Pidamos al Señor que sane las heridas de nuestro cuerpo y alma, que limpie nuestro corazón para convertirnos en NUEVAS PERSONAS que hagan su voluntad.
Me gusta 0
hefaca@lve.com hefaca@lve.com
el 5/7/11
Mi comentario es para el querido pajarito.que ya entiendo por que se llama pajarito, es que tiene las alas muy corticas y toda via no puede volar.mira pajarito no te fijes en comentarios del mundo ni tampoco en la historia,acerca de eso de que los sacerdotes deberian casarse,no le preguntes ni aun a la misma iglesia.preguntale a la PALABRA DE DIOS.lease el capitulo 19 del evangelio de san mateo.donde nos habla de matrimonio,divorcio y continencia por el reino de DIOS.especialmente los versiculos del 10-12,y pidale sabiduria al espiritu santo para entender,porque el verso12 termina diciendo:EL QUE PUEDA ENTENDER QUE ENTIENDA.
Me gusta 0
Ruth Noemi OR Ruth Noemi OR
el 5/7/11
Muchas Gracias por compartir su meditacion de hoy a La Palabra de hoy. Muchas Gracias, realmente el Espiritu Santo le ha inspirado a usted a definir de manera espectacularmente grafica, las diversas formas como en tantas ocasiones nos dejamos llevar del maldito demonio del mudo. Gracias, Muchas Gracias!!!
Me gusta 0
gustavoeguez gustavoeguez
el 5/7/11
Que gracioso, mientras más medios tenemos es más difícil comunicarnos o comunicar algo de Dios. Creo que vale la pena retroceder en el tiempo, allá donde el mismo Jesús se dirigía al pueblo de Dios y repetir aquellas palabras: «Las mies es abundante, pero los trabajadores son pocos; rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies.», si todos estuviéramos sordos ¿Quién rogaría por nosotros?¿Quién pediría más obreros al Señor de la mies? Sin dudas que los Sacerdotes son muy necesarios, también los laicos comprometidos y los orantes y los activistas, pero entre tantos sordos que somos, se hace cada vez más indispensable la presencia viva de nuestro Señor Jesús. Pidamos más miembros para nuestro cuerpo que se pone flaco y pidamos poder hacer la voluntad » ver comentario
Me gusta 0
MAYELA MAYELA
el 6/7/11
En aquellos tiempos, los milagros se caracterizaban por devolver la virtud de la cual se carecía. Jesús expulsa los demonios y el gozo vuelve al espíritu...Contrario al ayer, pudiéramos decir que hoy el demonio se enquista en el verbo de quienes lo utilizan para demostrar poder, humillar e intimidar, aquí el milagro lo representaría el silencio en la meditación para un encuentro con Jesús...Hoy Padre oro a ti, para que en mi silencio interior reconozca tu presencia...Amén.
Me gusta 0
MAYELA MAYELA
el 6/7/11
En aquellos tiempos, los milagros se caracterizaban por devolver la virtud de la cual se carecía. Jesús expulsa los demonios y el gozo vuelve al espíritu...Contrario al ayer, pudiéramos decir que hoy el demonio se enquista en el verbo de quienes lo utilizan para demostrar poder, humillar e intimidar, aquí el milagro lo representaría el silencio en la meditación para un encuentro con Jesús...Hoy Padre oro a ti, para que en mi silencio interior reconozca tu presencia...Amén.
Me gusta 0
ROQUE MELO ROQUE MELO
el 6/7/11
No podemos servir a dos señores, señoor señor abrame yo he hecho de todo, he expulsado demonios, no te conozco el evangelio es parte espiritual de Dios para uno dar testimonio uno mismo puede dar la viga que tiene en el ojo.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.