Comentario al Evangelio del

Juan Carlos Martos, cmf
“Y todos se burlaron de él”
 
El relato evangélico de hoy muestra a Jesús curando a dos mujeres. Sus historias tan distintas se cruzan ante el poder curativo del Maestro. La primera de ellas era una joven de buena familia cuyo futuro se quiebra por una muerte absurda en la plena flor de su vida. La otra, mayor y marginada por impura, pierde su salud a borbotones a causa de una hemorragia incurable. Aparentemente entre ellas nada hay en común, salvo la necesidad de ser rescatadas para la vida por alguien con poder de conseguirlo.
 
En ambos encuentros, Jesús evita el protagonismo. La iniciativa corresponde, en el caso de la joven a un gesto atrevido de su padre, que mendiga la intervención del Maestro. La mujer mayor, por su parte, toma ella sola la determinación de “hurtarle” a Jesús un milagro, llegando a violar algo muy sagrado para los judíos. Los flecos del manto eran recuerdo de Dios y de su ley y tocarlos, estando impura, era un auténtico sacrilegio.
Contemplemos a Jesús para entender. Busquemos tras su conducta y sus palabras una luz que también nosotros necesitamos. La historia de estas dos mujeres puede ser nuestra propia historia.
 
Jesús se deja alcanzar por ambas. Ni las excluye ni les pone dificultades. No les hace preguntas verificadoras. No se fija en sus motivaciones. No pone ningún tipo de precio –económico o moral- a su inmediata intervención. Es manso y gratuito. No mira las apariencias, sino que despide el olor inconfundible del amor. Tampoco entiende de clases sociales o religiosas. Se conmueve ante el dolor y reacciona ante la enfermedad y la muerte.
 
  • Dos gestos atrevidos aproximan hasta Jesús al padre de la joven y a la mujer sangrante. Son un poco osados para llamar la atención de Jesús. Un miedoso o un narcisista jamás se atreverían a romper con su imagen social, para ponerse al alcance de la bondad del Maestro. El padre de la chica se humilla. La mujer enferma roza, con su gesto, el cinismo. En ambos casos, los dos exponen mucho en la búsqueda de la salvación. Su fe es arrebato ilógico. No acción controlada y ponderada.
  • La reacción de Jesús da que pensar. No dice: “Yo soy el que te cura o te hace revivir”. Tan solo pronuncia la extraña frase “tu fe te ha salvado” y toma a la niña dormida de la mano. Evita destacar la autoría del milagro, para resaltar el valor de aquella fe capaz de lo imposible.
 
Qué podría llegar a mover nuestra fe si tuviese tan solo el tamaño de un granito de mostaza o menos? En lugar de burlarnos con cinismo por la impotencia de nuestra fe ante la dura realidad del mal y de la muerte; al menos deberíamos permitirle a Él tomarnos de la mano.
 
Vuestro buen amigo,
Juan Carlos cmf
Comentarios

Deja tu mensaje:

romina

romina


el 4/7/11
q bonito
Me gusta 0
Yasmìn

Yasmìn


el 4/7/11
Aquì estoy Señor...encàrgate Tú mismo de mis lìos y de las angustias de mis herman@s en el mundo. Alcanza a estos jòvenes con quienes comparto a diario, libèralos de esos grillos pesados; transfòrmalos y orièntalos hacia tus cosas. Amèn
Me gusta 0
Ignacio

Ignacio


el 4/7/11
La catalepsia es un trastorno neurológico caracterizado
por la pérdida momentánea de movilidad y sensibilidad
del cuerpo. El que la padece puede retornar a la vida.
Otros han sido enterrados " vivos ". Para la gente de a-
quellos tiempos y, ahora en los nuestros, un milagro es
todo aquello que produce admiración. Incluso la cien -
cia, a veces, no sabe explicar la reacción de algunos -
cuerpos ante la enfermedad. La muerte, sin embargo,
queda confirmada por un electroencefalograma. En es-
te caso no hay retorno a la vida. Jesús les dijo: " Mar -
chaos, que la niña no ha muerto; está dormida. Jesús
sabía bien lo que decía.
¿ Cómo anda mi confianza en Dios ? .Pues, a pesar de
mi aparente racionalidad yo siempre confío en Dios.
También creo que Dios no puede ni » ver comentario
Me gusta 0
karmenfl

karmenfl


el 4/7/11
Dios es omnisciente y conoce, porque lo ha creado, todas las causas, los procesos y las respuestas. Que nosotros no tengamos dichos conocimientos y cataloguemos ciertos sucesos de "magia" o no, según sepamos o no explicarlo, nada resta a la realidad de que Dios lo sabe todo en cualquier momento histórico, haya el hombre o no llegado a dicho conocimiento. Aún así, apuntar a una posible catalepsia para el caso de la niña es una mera elucubración.
Me gusta 0
Esteban

Esteban


el 4/7/11
qué? cuando fueron a ver a Lázaro que estaba sepultado hacía cuatro dias, el Señor también había dicho, nuestro amigo duerme. No nos dejemos llevar por nuestras libres interpretaciones
Me gusta 0
Augusto Molina

Augusto Molina


el 4/7/11
Mi alegría es recibir lo que Dios me da , pero para obtenerla toco en la intimidad sagrada de él con mi fe recibida por gracia. Otras veces mis hermanos interceden por mi que soy su prójimo y recibo lo imposible que solo la Santísima trinidad me pue dar, porque se que no hay nada imposible para Dios.
Me gusta 0
vicente condori

vicente condori


el 4/7/11
"TU FE TE HA CURADO", la fe en el poder de Dios y en su Hijo Jesús, la fe que mueve montañas. Jesús no se da el crédito de las sanaciones sino que reconoce que sin la fe del que quiere ser sanado no hay milagro realizado. Jacob descubre que Dios siempre estuvo con él y su pueblo y que el cielo no estaba tan lejos, que cada uno va construyendo ese cielo prometido. Cada segundo, cada minuto, cada hora,...si importa cuando queremos llegar al Cielo, no la desperdiciemos, y digamos como Jacob: "si Dios está conmigo y me guarda en el camino que estoy haciendo...y esta piedra que he levantado como estela será una casa de Dios. Pidamos a Dios que fortalezca nuestra fe y que habite en cada uno de nuestros corazones.
Me gusta 0
Angela

Angela


el 4/7/11
Muy humildemente, quisiera apuntar mi discordancia con el hermano que subestima el Poder de Cristo, siendo él mas bien, quien cree en la salvación del Ser Humano. A cada momento nos dice a todos nosotros: Despierta tu que duermes en la fantasia de una existencia vanal; Animo, confía y cree... que puedes salir de la situación en la que te encuentres, no importa cual sea. Para los que creemos en El Señor sabemos que todo tiene una razón de ser, nada sucede por casualidad, Dios esta con nosotros, nunca nos ha abandonado, pero tenemos que pedir más fe, abrir los ojos del corazón y así permitir que Dios obre grandes cosas en nuestras vidas.
Me gusta 0
Gladys

Gladys


el 4/7/11
La fe se fortalece dándola. Si nos dedicamos a tratar de extender el Reino de Dios a nuestro alrededor através de la Palabra y con el ejemplo nuestra fe crecerá fuerte como una roca. Pidamos a Dios que nos ayude a fortalecer nuestra fe.
Me gusta 0
Angelina

Angelina


el 4/7/11
Gracias Señor, porque siempre estás allí junto a nosotros, con nuestras debilidades y flaquezas, gracias Jesús porque nos amas de manera incondicional. Confío en tu infinita misericordia. Amén.
Me gusta 0
MAYELA

MAYELA


el 5/7/11
La necesidad como fuerza que mueve a buscar la vida, ahí esta Jesús, el es el camino para encontrar lo que busco, el impulso viene de la Fe, Él es la fuente que la alimenta...En lo más apremiante de la vida, se siente el milagro que salva por medio de la Fe...Señor aumenta mi fe, para encontrar reposo en tu confianza...Amén.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.