Comentario al Evangelio del

Jose María Vegas, cmf

El verdadero tesoro

La psicología afirma que el hombre necesita una dosis razonable de autoestima. La humildad no consiste en la humillación de sí, sino, como decía santa Teresa de Jesús, en “andar en verdad”. Y la verdad de nuestros límites, defectos y pecados no puede desmentir el valor infinito que Dios ha depositado en cada uno de nosotros. Pero, al mismo tiempo, la sana y necesaria autoestima, para no caer en el narcisismo y la egolatría, tiene que saber reconocer con agradecimiento que no somos nosotros mismos la fuente última de nuestro valor y de nuestros talentos. Pablo, en polémica con los cristianos judaizantes que tratan de descalificarlo, exhibe sus títulos, los que le habilitan como “judío de pura cepa”, y los que hablan de él como auténtico apóstol, el más celoso y esforzado de todos. Pero esta exhibición paulina es algo más que un ejercicio de autoestima o de orgullo. Al enunciar primero sus títulos judíos, y luego los que le habilitan como apóstol de Cristo, está claro que está diciendo lo que vale y lo que no vale de todo esto. La pureza de su linaje hebreo es paja y viento que en nada sirve para la salvación. Mientras que el testimonio de su entrega apostólica apunta no a su propia persona, sino a la de Aquel a quien Pablo sirve con pasión. Vemos encarnadas en el Apóstol de los gentiles las palabras que Jesús nos dirige hoy sobre lo que verdaderamente vale. Pablo vive como vive y desprecia lo que desprecia porque ha encontrado un tesoro que supera toda medida y al que ha entregado por completo su corazón, su mente, sus trabajos y su vida entera; ha encontrado una luz que le ha iluminado por dentro y le ha hecho descubrir el verdadero valor de todas las cosas, incluidas aquellas que antes le parecían más preciosas. En él y en su pasión apostólica entendemos que la verdadera autoestima no nos encierra en nosotros mismos, sino que, por el contrario, nos abre a los demás; porque, al descubrir que su fuente no somos nosotros mismos, sino el Dios que nos trasciende y que se nos ha manifestado en Jesucristo, no podemos no tratar de comunicar a los demás, y por todos los medios a nuestro alcance, que también ellos están habitados de ese valor inconmensurable que, además, en cada uno adquiere un matiz personal e intransferible: el de la propia vocación.

Saludos cordiales
José M.ª Vegas cmf
http://josemvegas.wordpress.com/

Comentarios

Deja tu mensaje:

Yasmín
Yasmín

el 17/6/11
Dar testimonio oral de lo que Dios ha hecho en nosotros, desemboca finalmente en el fortalecimiento en la fe de aquellos que escuchan, o por lo menos en un cuestionamiento personal de la propia fidelidad a Dios. Quienes hemos encontrado el Tesoro, sabemos que sólo Cristo llena nuestras vidas y que basta "con què comer y con què vestirse", tal como lo escribiò Francisco de Asís en la Regla de Vida.
Lo ùnico necesario es servir al Señor y aùn mejor, en atenciòn a los pobres de espìritu.
Que tu Espìritu nos conduzca al lugar donde hemos de servir màs y mejor. PAZ Y BIEN
Me gusta 0
Ignacio
Ignacio

el 17/6/11
Los que participamos en este espacio,no tenemos po -
sibilidades de atesorar en el sentido de la riqueza mate-
rial. Es más, la mayoría, es muy probable que pasemos
por periodos de estrechez y necesidad. Tengo dos hijos
en paro con familia a cargo. Yo soy pensionista. Solo -
tenemos la "ambición" de lograr el pan nuestro de cada
día y gozar de una vida sin sobresaltos.
Mi oración ante el Padre-Madre Dios es la siguiente :
NO ME DES, SEÑOR, NI POBREZA NI RIQUEZA, DAME
SOLO EL ALIMENTO NECESARIO. ( Prov. 30, 8 )
Me gusta 0
soniaze
soniaze

el 17/6/11
es tan cierto que cuando valoramos el amor la familia la salud todo pasa a segundo termino gracias señor por el amor y por toda la sensibilidad del corazon asi como la fe que es nunca dejes de creer bendito seas señor te amo
Me gusta 0
omaira
omaira

el 17/6/11
HOY LE DOY GRACIAS A DIOS POR LAS OPORTUNIDADES Y LLENARME DE LUZ EL CAMINO .
Me gusta 0
MAYELA
MAYELA

el 18/6/11
La lección de Pablo es clara, porque claro es lo que emana de su espíritu para valorar lo que realmente es y posee, un tesoro que como nos lo recuerda Jesús perdura en el tiempo y se lleva en el corazón...Qué nuestro Amor al Padre y la practica de su palabra guarden en nosotros corazones un tesoro que podamos compartir con el más cercano de nuestros hermanos; el prójimo.
Me gusta 0
snayder
snayder

el 23/6/11
hoy doy gracias a dios por darme un buen dia
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.