Comentario al Evangelio del

Pablo Largo, cmf

Queridos amigos:

Me lo contaba un religioso que trabajó durante algún tiempo en la Santa Sede. Cierto clérigo joven solicitaba su mediación para poder entrar en un organismo pontificio que se acababa de fundar. El religioso no hizo ninguna gestión en el sentido que solicitaba el candidato. Este, al ver frustrada su demanda, le dijo: «Algún día se arrepentirá Vd. de haber puesto obstáculos en mi camino de servicio a la Iglesia». El religioso no había puesto estorbos ni intervenido a favor; simplemente se inhibió, pero la reacción ofendida del interesado parecía delatar más bien una ambición bastante dudosa.

Los seguidores de Jesús tenemos que discernir si en la Iglesia y sus distintos ámbitos tratamos de hacer “carrera”. El “carrierismo”, el interés por ocupar y escalar puestos, se puede infiltrar en nosotros y disfrazarse de generoso propósito de servir al Señor. Jesús, después de lavar los pies a los discípulos, les deja claro cuál ha de ser su actitud. Cada uno servirá con los dones que ha recibido y buscará el lugar en que mejor pueda realizar su misión. Será una bendición que encuentre su puesto, en uno u otro rango. Pero conviene que permanezca vigilante para no engañarse ni engañar a otros. Hay que llamar a las cosas por su nombre, que a veces puede resultar algo antipático.

Vuestro amigo
Pablo Largo

Comentarios

Deja tu mensaje:

Marlos Brando
Marlos Brando

el 19/5/11
Una reflexion muy acertada. A veces se nos mete mucho esa forma antigua y viciosa del poder en la iglesia, un poder danino, destructor. Cristo nos ensena otra clase de poder. la del servicio decidido y constructor a favor del Reino de Dios.
Me gusta 0
Yasmìn
Yasmìn

el 19/5/11
Esto en el caso de los puestos con rango...
Pero de igual manera puede suceder al querer estar en un lugar donde quizàs Dios no nos quiera todavia o ni siquiera tenga en sus planes fijarnos.
Aqui funciona nuevamente el santo abandono en la voluntad divina porque sòlo El sabe el còmo, dònde, cuàndo y por què. ¡Pero les confieso! ¡Què dificil es vivir esto! Hasta en las mejores intenciones, el diablo puede esconderse...
Me gusta 0
P- Tony Ameca
P- Tony Ameca

el 19/5/11
Pablo, que comentario tan sencillo, pero a la vez desde nuestra fe tan profundo, "ustedes no me han elegido a mi, Soy Yo, quien los ha elegido a vosostros" y sigue diciendo "para que den fruto y su fruto permanezca" de tal manera que el mismo es el que hace que nuestro ministerio sea fructifero, no por nosotros mismos, sino por El, puede que lleguemos a tal o cual puesto, por las aptitudes o por una "buena escalera", porque lo hay, queramos o no, y cuando eso se da, que mal se hace a nuestra Iglesia; dejemos que Dios sea el que nos llame, y no frustemos los caminos de Dios.
Me gusta 0
ZeledónDíaz
ZeledónDíaz

el 19/5/11
la llamada es de Dios, El es el que quiere fiarse de nosotros y no se equivoca ni se arrepiente de llamarnos. Nosotros somos los q nos equivocamos o no entendemos porque no le conocemos. Saber discernir quien tiene una recta intención es muy dificil porque a veces ni uno mismo sabe cual son sus verdaderas intenciones. Por eso lo q hemos de hacer ees orar mucho, pedir luz, sabiduria y ser humildes para aceptar la voluntad de Dios.
Me gusta 0
emilio
emilio

el 19/5/11
La soberbia no es el mejor titulo para progresar cuando se pretende ser util a una institucion,siempre hay ocasiones que permiten conocer y alentar a los sabios a participar ,la humildad es imprescindible y Dios que gobierna el mundo escoge a los adecuados,como ayer en las Lecturas cito a Saulo y Bernabe para una mision especial en Salamina
Me gusta 0
Ignacio
Ignacio

el 19/5/11
Recuerdo en mis años de niño, las largas columnas de
muchachos ( niños y adolescentes ) denominados por
el vulgo: " curiñas ". Eran las vocaciones de que dispo-
nía la Iglesia en los años 40 y 50 del siglo pasado.
Siempre he puesto en entredicho la auténtica vocación
de aquellos niños-adolescentes, pues he pensado que
no tenían consciencia de su futura misión. La mayoria
procedía del ámbito rural. Tal vez, en su ámbito fami -
liar se vivía una religión sincera y ello influyera en la -
"vocación" de sus hijos. También sabian de la dureza
de la vida dedicada al campo y de las privaciones oca-
sionadas por una Naturaleza caprichosa e incierta. Ello
también fuera motivo para buscar refugio en el sacer-
docio ante el miedo a la vida.
Por imposibilidad de espaci » ver comentario
Me gusta 0
Augusto Molina
Augusto Molina

el 19/5/11
Jesús nos da espacio para que vivamos en el Reino, también nos enseña hacer la voluntad del Padre.
Nos dice que no busquemos los primeros puestos, que sirvamos gratuitamente.
Me gusta 0
LA VECINA
LA VECINA

el 19/5/11
Acabo de descubrir todas las actividades que tiene mi parróquia. Perdónarme pero estoy flipando...
Por fin alguien puede hacer comentarios de las lecturas y del evangelio diario. Esto es estupendo.
Doy gracias al Señor por su misericordia...
quién lo iba a decir hoy se ha servido de intenet para hacerme llegar su palabra.
Gracias a todos los que colaborais con esta página.
Hecho de menos que nadie me habla de mi DIOS.
Me gusta 0
Jozeledi
Jozeledi

el 19/5/11
la Biblia nos exhorta a no juzgar antes del final, para no arrancar el trigo con la cizaña (Mt 13, 29). Y, por eso, la petición "libranos del mal" (Mt 6, 13) será en muchos casos la única posibilidad de hacer frente al mal. El cristiano hace frente al mal con la fuerza de la fe (1 Pe 5, 8 ss), que vence al mundo (1 Jn 5, 4). Porque sabe de la victoria escatológica de Dios, está seguro de que ningún poder malo puede separarnos del amor de Dios, presente en Jesucristo (Rom 8,
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.