Comentario al Evangelio del

Samuel Sueiro, cmf

 

Hoy celebramos la fiesta de san Matías, el apóstol que fue designado para ocupar el puesto dejado por Judas, hijo de Simón Iscariote. En él recordamos que el núcleo del ministerio apostólico reside en testimoniar la resurrección, ese fruto último que el Espíritu del Padre produjo en la vida incomparablemente entregada de Jesús.

Será el encargo de Jesús en el Evangelio el que describa cómo desarrollar este testimonio: permaneciendo en su amor, para que nuestra alegría llegue a plenitud. Es el testimonio vivo de no hallar nada más grande que a un Dios «amigo» que produce vida en y para nosotros. Un Dios preocupado por nuestros mejores frutos que nos sostiene cada día para que el amor perdure y colme de alegría nuestro mundo. ¿Cómo es posible que sigamos pensando el mandato del amor como una carga o una imposición? ¿Cuándo comprenderemos de corazón que Dios nos llama «amigos», y que no hay nada mayor en la vida que reconvertir todo lo que somos con ese amor? Para eso nos ha elegido Jesús, para sacarnos de iniciativas vanas y llevarnos a nuestras más altas posibilidades, dándonos a conocer el corazón de Dios.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Augusto Molina
Augusto Molina

el 14/5/11
Hacer la voluntad de Dios es nuestro camino, y ¿cual es su voluntad?...Amar a Dios con todas nuestras fuerzas, con todo nuestro ser, y amar a nuestro prójimo como el nos ama. Los apóstoles siguen a Jesús Resucitado apoyados por el Espíritu Santo, para Gloria del Padre....Aleluya.
Me gusta 0
Mayela
Mayela

el 15/5/11
Jesus, a través de su palabra alimenta nuestro Espíritu, hace camino hacia la salvación y se convierte en nuestro amigo, una amistad que perdura en el tiempo y que nos invita a la reconciliación con el amor...
Me gusta 0
U.SALDAÑA.M
U.SALDAÑA.M

el 15/5/11
Después de aclarar que dependemos totalmente de El, Jesús viene a expresar Su mandamiento del Amor. Es que hay un orden en la construcción de la vida cristiana.

Si decimos de entrada "Debemos amar al prójimo porque esta es la única Ley", no logramos nada, pues cada cual entiende el amor a "su" manera mientras no haya interiorizado el sentir de Cristo. Él nos pide primero compartir Su pensamiento, es lo que significa la expresión "Guarden mis mandamientos". Entonces pasaremos a ser Sus amigos al tenerlo como una persona que nos ama y que actúa en nosotros y luego "produciremos el fruto auténtico del Amor" que tiene Cristo como Su principio. (Extracto de la Biblia Latinoamericana).-- Cordialmente: U.S.M.
Me gusta 0
Augusto Molina
Augusto Molina

el 15/5/11
Hasta cuando vamos confundir "amar" que es un verbo, con "amor" que es un sustantivo. Jesucristo nuestro Señor nos enseña a amar gratuitamente como Él nos ama y al amarnos nos abre la puerta del Reino.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.