Comentario al Evangelio del

Samuel Sueiro, cmf

 

En medio de la persecución y de los tormentos, la Palabra arraiga y se difunde, y no precisamente por méritos humanos. La persecución sufrida por los cristianos en Jerusalén no los paralizó, dejándolos indefensos, sino que la fuerza del Resucitado hizo de ello motivo para anunciar a otros pueblos, de palabra y con el testimonio, el Evangelio. Un anuncio que se vuelve alegría para quienes lo reciben, en salud para quienes lo acogen y en signo de Dios para quienes creen. El deseo feliz del Salmo no nace del entusiasmo ni de la euforia, sino de esta alegría en medio de la dificultad. «Alegrémonos con Dios, tocad y cantad», que llegue a toda la tierra su Buena Noticia.

El Evangelio, a la par que sigue insistiendo en la Vida de ese pan que es Cristo, nos descubre el corazón de la «voluntad del Padre»: que ninguno se pierda, sino que participe de su Vida, que es eterna. Quien se fía de Cristo y sigue sus pasos, tendrá la esperanza de no tener que mendigar el pan y el agua de nuestros desvelos y preocupaciones, sino afrontarlos con ánimo y confianza. Él, el que vive, el que no nos echa fuera, sigue actuando en nosotros sus obras de bienaventuranza y salvación. Un día más, estamos en ocasión propicia para renovar nuestra sencilla adhesión al Jesús de la Causa, para entrar en comunión de vida con Él y que nuestro corazón le confiese: «Jamás permitas que me separe de Ti».

Comentarios

Deja tu mensaje:

Juan Vasquez
Juan Vasquez

el 11/5/11
Agradezco el apoyo homilético.
Considero que la vida de Dios, es el proyecto del Reino, que Jesús lo hizo posible desde lo sencillo, lo pobre y desde la entrega martirial en el dia a dia. Desde Quiche, en el Ixcan esto tiene una resonancia profunda, nuestro mártir P. Guillermo Woods, MM, hizo posible la vida de Dios, para quienes añoraban un pedazo de tierra y vivir con dignidad. Fraternalmente, P. Juan Vasquez. Parroquia Candelaria de los Mártires, Ixcan, Diócesis de Quiche, Guatemala, C.A.
Me gusta 0
jose manuel
jose manuel

el 11/5/11
¡Qué difícil es mantener la fe cuando peligra tu puesto de trabajo, cuando el sufrimiento arraiga en ti y en los de tu entorno, cuando ves que "todo se hunde"! Pero queda el Señor, el único madero en el naufragio de dificultades....y, seguro, se llegará a la orilla de La Salvación...Sin estas dificultades, sin este calvario ¿Cómo la íbamos a apreciar?
Me gusta 0
Yasmín
Yasmín

el 11/5/11
¡Qué alegría encontrar al P.Juan Vásquez en El Quiché!!!¡cuánto gozo en recordar el sabor que tiene el Evangelio desde la realidad indígena. Jesús sigue siendo buena noticia para los pobres de espíritu y llega a estorbar a los que soberbiamente se llenan de "diositos". Esta llega a ser nuestra realidad en los lugares donde la vida moderna se impone.¡Danos Señor, la debida pobreza espiritual para abrazarte como nuestro mayor tesoro!!!
Padre Juan, me gustaría comunicarme con usted. Aqui está mi correo: yasminch28@hotmail.com
Me gusta 0
jhonatan junior
jhonatan junior

el 11/5/11
Señor danos la confianza y la fe para poder seguir proclamando tu palabra a pesar de las pruebas y persecuciones; para que en medio de las dificultades aprendamos a ser mas fieles hacia ti y poder cantar en victoria tus alabanzas...Gracias Bendito Señor...
Me gusta 0
Emilio
Emilio

el 11/5/11
Cuando comulgamos el espiritu de Jesus se integra en nuestra alma y sentimos su calor ,el apoyo mas importante que nos ayuda a vivir con paz y fe en los valores del cristianismo.
Me gusta 0
 Juancho
Juancho

el 11/5/11
Quiero si es posible que me puedan mandar a mi coreo la reflexión de cada día mi correo es: juancho_etc@yahoo.es
Me gusta 0
Lupita Glez.
Lupita Glez.

el 11/5/11
llenanos seños de fortaleza y de tu palabra para anunciar y proclamarla en los alrededores y los lugares que pisemos el evangelio, orad por uno mismo y por cada individuo que existe. para que juntos cantemos victoriosos la buena nueva, asi sea.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.