Comentario al Evangelio del

Conrado Bueno, cmf

 

Cristo, sabemos que estás vivo

 

1.- Este es nuestro día

“Alégrese nuestra Madre la Iglesia, revestida de luz tan brillante”, canta el pregón pascual. “Este es el día en que actuó el Señor, sea nuestra alegría y nuestro gozo”, proclama la liturgia. Sí, hoy es nuestro día más grande. Es la Pascua de las Pascuas: “Resucitó Cristo, nuestra esperanza”. Lo revela la llama del Cirio Pascual, nos lo recuerda el agua bautismal, nos lo canta el aleluya.

Tanta efusión es necesaria para estar a tono con este Día de Resurrección. (Serían una pena que, como a veces acontece, nos quedáramos anclados en los Cristos dolientes del Viernes Santa). Esta Pascua es la hipérbole del amor de Dios; por eso hay que exagerar la alegría. Era el primer día de la semana, al primer albor, la primera vez que salía el sol en un domingo, era el primer domingo de la historia. Hoy es el Día del Señor, porque Cristo ha resucitado. La Resurrección de Cristo es el eje de nuestra fe. “Si Cristo no ha resucitado, somos los más desgraciados de los hombres” aclara San Pablo. 

Porque Jesús no fue devorado por la muerte, nuestra vida tiene un horizonte de salida y de esperanza. Porque el hombre sigue preguntándose: ¿Qué hay detrás de la puerta de la muerte? ¿Sólo el vacío y la nada? ¿O habrá algo o Alguien que nos espere al final del camino? ¿Y los míos que se fueron me seguirán queriendo? ¿Y cómo explicar el dolor y el sufrimiento de tanta gente inocente? Preguntas tan legítimas, tan humanas.

 

2.-  Sólo la fe de tantos testigos

Por encima de los desajustes en la narración de los hechos, según los diferentes evangelistas, hay una realidad clara: Cristo, el Crucificado, ha resucitado. Sólo por el testimonio de los que creyeron, sólo por la fe, lo creemos, lo sentimos y vivimos. 

Desfilan muchos testigos. En primera fila, las mujeres. Los discípulos abandonan a Jesús, y, mientras, María la Magdalena, María, la de Santiago y Salomé son las testigos fieles. Siempre, el mismo recorrido de fe: van a embalsamar a un muerto, no al encuentro con el resucitado. Luego, llega el estupor y el miedo, ante el anuncio “¿Buscáis al Crucificado? Ha resucitado”. Mientras esperaban la confirmación de la muerte de Jesús, les asombran con la noticia de que está vivo.  Jesús sale al encuentro y les dice “Id y anunciad a los hermanos”. Finalmente, llenas de fe, van corriendo a contarlo a los apóstoles… “¡Pero ellos creyeron que era un delirio!”. Qué feliz camino espiritual; de la depresión sin esperanza a ese gozo que, de tan grande, necesita comunicarse.

La Resurrección de Jesús no es un milagro, es un misterio. Porque resucitar no es “volver a la vida”, como Lázaro. Resucitar es entrar en una vida nueva, es dejar el tiempo por la eternidad. En Jesús, la Muerte y la Resurrección son dos puntos de una misma trayectoria: muere para resucitar; resucita desde la muerte. Jesús es “el viviente”.

Lo bueno es que Jesús sigue resucitando. Él es la primicia para los que mueren. Los que mueren en Cristo resucitan con Cristo. En la vida y en la muerte somos del Señor. Que nadie dude. Que todos profesen tanta dicha.

 

3.- Listos para resucitar

Alegría

Desde que Cristo resucitó, el apellido de los cristianos es la alegría. “Peca quien en este día (domingo) está triste” (Didascalia). Es cierto que el dolor y la muerte surcan todos los caminos de la vida. Pero siempre nos acompaña la esperanza. El gozo en el dolor tiene el nombre de paz y de consuelo; con Jesús, se liman las aristas y se elimina el desgarro ante el sufrimiento. No somos fanáticos: tenemos pena y lloramos la muerte de los nuestros, pero disponemos del bálsamo de la esperanza. Sintiendo a Jesús resucitado, podemos seguirle “hasta la muerte”, porque sabemos dónde acaba.

Es domingo

Domingo y Resurrección van siempre de la mano. Por este domingo son domingo todos los domingos del año, y no es un juego ligero de palabras. La Eucaristía del “Día del Señor”  es la presencia entre nosotros del Resucitado. Desde el tiempo de los apóstoles en el “primer día de la semana” nos reunimos “para la fracción del pan”. ¿Quién llamó precepto a lo que es impulso amoroso del corazón creyente? También nosotros podemos decir, como Pedro” “comimos y bebimos con él después de que resucitó de entre los muertos”. El domingo es para “endomingarse”, para la alegría, para el deporte, para la familia, para la caridad.

Testigos de resurrección

Los que hemos resucitado con Cristo “buscamos las cosas de arriba”, estamos llamados a sembrar resurrección: ponemos esperanza en el dolor, ponemos vida en la muerte, ponemos gozo en la pena. Si creemos en Cristo Resucitado, nuestra vida es Pascua, es pasar de la muerte a la vida. “Como el grano de trigo, que, al morir, da mil frutos. Como el ramo de olivo, que venció a la inclemencia. Como el sol, que se esconde y revive en el alba”, resucita el cristiano y, a su paso, resucitan las cosas. (En el atentado terrorista del 11 M en Madrid, junto a tanta muerte y tanto dolor, resucitó lo mejor que atesora el corazón humano de bondad, de compasión, de entrega).

¿Es esto lo que queremos decir cuando afirmamos que somos testigos de la Resurrección del Señor?

 

Feliz Pascua


Foto Flickr

Comentarios
Blanca Blanca
el 22/4/11
¡Qué bálsamo de consuelo lleva el comentario!.
Sabemos que ya estamos en la Eternidad, caminamos por ella, porque El así lo quiso; no debemos desesperarnos por las angustias de este camino. Mirar al frente, con la certeza de que El lo ha dado todo, para que, nosotros hagamos lo mismo con los demás. Juntos como hermanos...
Abiertos, sin raquitismos, la Gloria de Dios la tenemos ¡YA!.
Me gusta 0
Ignacio Ignacio
el 24/4/11
Tomado del libro " Jesús de Nazaret ", del papa Bene-
dicto XVI, sobre la resurrección, pag. 284.
La resurrección de Jesús ha consistido en romper las ca
denas para ir hacia un tipo de vida totalmente nuevo, a
una vida que ya no está sujeta a la ley del devenir y de
la muerte, sino que está más allá de eso; una vida que
ha inaugurado una nueva dimensión de ser hombre.
Por eso la resurrección de Jesús no es un acontecimien
to aislado que podríamos pasar por alto y que pertene-
ce al pasado, sino que es una especie de " mutación de
cisiva ", un salto cualitativo, un tipo nuevo de futuro pa
ra la humanidad ".-
Por eso, si Jesús no hubiera resucutado, nuestra predi-
cación carecería de sentido y nuestra fe tembién.
Me gusta 0
Augusto Molina Augusto Molina
el 24/4/11
Del Pregón Pascual: "Alegrese la tierra inundada por la nueva luz, el esplendor del Rey Destruyó las tinieblas del mundo... Él ha pagado por todos al eterno Padre la deuda de Adán y con su sangre derramada porque nos ama ha cancelado la condena antigua del pecado..."
Que maravilla la misericordia de Dios de participar en La Pascua a la vida celestial.
¡¡ Feliz Pascua a todos!!
Me gusta 0
anonimo anonimo
el 24/4/11
es una buena reflexión.
Me gusta 0
ingnacio ingnacio
el 25/4/11
es una buena reflexion
Me gusta 0
carlos carlos
el 25/4/11
si muy buena
Me gusta 0
Laura Andrea Laura Andrea
el 26/4/11
Gracias, porque sus comentarios me han servido para completar mis lectios divinas.
Me gusta 0
BOLIVAR OCHOA BOLIVAR OCHOA
el 27/4/11
CRISTO MURIO PARA DRNOS VIDA. PORQUE EL TENIA EL ESPIRITU DE VIDA EN SU CORAZON . EL ESPIRITU SANTO. AL CLAVARLE LA LANZA EN EL COSTADO SALIO DE JESUS EL ESPIRITU DE VIDA . FUE UNA EXPLOCION DE VIDA LA NUEVA CREACION. EL ES LA SEMILLA QUE TENIA QUE MORIR PARA DARNOS LA NUEVA CREACION. ES EXPLCION DE VIDA Y LUZ.
Me gusta 0
luoana luoana
el 28/4/11
muy buena reflexion me sirvio para hacer mi tarea
Me gusta 0
José A. José A.
el 28/4/11
Estimado P. Torres:
Felices Pascuas. Quisiera pedirle un favor y es el siguiente: ¿Cuándo van a poner el comentario al 2º domingo de Pascua y las imágenes? Gracias para poder usarlas en la misa de los jóvenes. Saludos de Pascua
José A.
Me gusta 0
carito carito
el 28/4/11
que jesus resucito para cumplir el plan de salvacion
Me gusta 0
carito carito
el 28/4/11
bueno
Me gusta 0
cindhy cindhy
el 28/4/11
digo k jesus es nuestro heroe
Me gusta 0
anthoni anthoni
el 29/4/11
............................esta reflexion conmueva...............
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.