Comentario al Evangelio del

Ciudad Redonda

Queridos amigos y amigas:

En este Martes Santo, el evangelio nos ayuda a profundizar en el polo del resentimiento, que ayer apareció insinuado. Este polo está representado por dos personajes conocidos: Judas (Aquel a quien yo le dé este trozo de pan untado) y, en un grado diferente, Simón Pedro (¿Con que darás tu vida por mí? Te aseguro que no cantará el gallo antes de que me hayas negado tres veces).

Lo que más me impresiona del relato es comprobar que la traición se fragua en el círculo de los íntimos, de aquellos que han tenido acceso al corazón del Maestro. Me he detenido en estas palabras: Os aseguro que uno de vosotros me va a entregar.

Es muy probable que los que os asomáis diariamente o de vez en cuando a esta sección os consideréis seguidores de Jesús. Yo mismo me incluyo en esta categoría, sin saber a ciencia cierta lo que quiero decir cuando afirmo ser uno de los suyos. La Palabra nos va ofreciendo cada día muchas pequeñas luces para ir descubriendo diversos aspectos del seguimiento. Hoy nos confronta con nuestras traiciones.

La palabra “traición” es muy dura. Apenas la usamos en nuestro vocabulario. Hemos buscado eufemismos como debilidad, error, distancia, etc. Pero ninguna de estas palabras tiene la fuerza del término original. Hablar de traición supone hacer referencia a una relación de amor y fidelidad frustrada. Sólo se traiciona lo que se ama.

¿Estaremos nosotros traicionando a Jesús a quien queremos amar?

  • Lo traicionamos cuando abusamos de promesas que no vienen refrendadas por nuestra vida.
  • Lo traicionamos cuando, en medio de nuestros intereses, no tenemos tiempo para “perderlo” gratuitamente con él.
  • Lo traicionamos cuando le hacemos decir cosas que son sólo proyección de nuestros deseos o mezquindades.
  • Lo traicionamos cuando volvemos la espalda a los “rostros difíciles” en los que él se nos manifiesta.
  • Lo traicionamos cuando lo convertimos en un objeto más al alcance de nuestros caprichos.
  • Lo traicionamos cuando damos por supuesta su amistad y no lo buscamos cada día.
  • Lo traicionamos cuando repetimos mucho su nombre pero no estamos dispuestos a dejarnos transformar por él.

Dejemos que este Martes Santo su mirada nos ayude a descubrir nuestras sombras.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Augusto Molina
Augusto Molina

el 19/4/11
Infidelidad, adulterio, quererse a si mismo y no amar a Dios y al prójimo, A pesar de todo esto Dios nos ama y sacrifica a su Hijo para rescatarnos.
¡Que misterio más maravilloso, salvos por gracia con Cristo Jesús, y por añadidura la promesa recibida del Espíritu Santo. Bendito seas Padre Santo, bendita es tu misericordia.
Me gusta 0
Ignacio
Ignacio

el 19/4/11
Tomado del salmo 70.
Desde mi juventud, oh Dios, me has instruido, y yo he
proclamado tus maravillas hasta hoy. Ahora que soy -
viejo y tengo canas, no me abandones. Tú eres mi vida
Señor, desde que tengo memoria de mi existencia. Aho
ra los años se me van quedando atrás. Mis fuerzas y mi
espíritu ya no son lo que eran antes. Pronto necesitaré
la ayuda de otros.
Dios de mi juventud, sé también el Dios de mi anciani-
dad.
Me gusta 0
Yasmin
Yasmin

el 19/4/11
Oh Dios!!! Qué difícil reaccionar sabiamente ante los "rostros difíciles", más aún cuando son confiados a una misma. ¿qué hacer? ¿cómo dar amor sin que quieran recibir ese amor? Pareciera que sólo basta la presencia del discípulo enraizado en el MAESTRO. ¡¡¡Disculpa mi cobardía Señor, y mis ganas de salir huyendo de aquellas situaciones que me hacen llegar al piso para considerar mi pequeñez y mi necesidad de abandonarme en Ti. Porque no son mis pensamientos como los tuyos!!!
Me gusta 0
Manuel de Maya
Manuel de Maya

el 19/4/11
"Hablar de traición supone hacer referencia a una relación de amor y fidelidad frustrada. Sólo se traiciona lo que se ama". Ese es el punto clave por el cual Jesús se siente profundamente conmovido. No es la indiferencia de las gentes, no es el odio de los poderosos (civiles: Pilato; religiosos: Sanedrín, escribas y fariseos).
Es el miedo, la traición y la negación de aquellos a quienes Él amaba. Y aún así, los amó hasta el extremo.

Me gusta 0
Amanda Fion
Amanda Fion

el 19/4/11
Excelente el comentario de hoy, mas clalro ni el agua!Muchas gracias Ciudad Rendonda por abrirnos los 5 sentidos para seguir el camino hacia Dios de la manera correcta.
Me gusta 0
veronica
veronica

el 19/4/11
siempre es dificil perdonar cuando alguien a quien le teníamos confianza nos pone en mal, dice lo que le hemos contado en secreto, nos traiciona, sí muy dificil porque nos duele, y ha lastimado nuestro orgullo, nuestra confianza. Cuan grande sería el dolor de Jesús al saber que las personas que lo habían acompañado durante sus tres años de evangelización lo iban a traicionar de una u otra forma, sin embargo su corazón que es puro amor incondicional ya los había perdonado a ellos y a todos los que lo iban a entregar. El que siendo el hijo de Dios murió por nosotros para el perdón de nuestros pecados. Y nosotros cuantas veces lo traicionamos cuando hacemos nuestra voluntad, cuando desobedecemos sus mandamientos. Que el Espíritu de Dios en esta semana nos ayude para reflexionar e » ver comentario
Me gusta 0
katyuska
katyuska

el 19/4/11
JESUS ,se da cuenta que sus amigos lo van avandonado l sabe que su hora esta cerca que lo van a traicionar .pedro lo amaba ,y JESUS lo sabia , sabia que era debil ylo negaria, pero tambien sabia que tenia un corazon muy grade y lloraria su falta, judas en cambio era egoista , oscuro y no aprovecho la oportunidad que le daba el maeatro para arrepentirse , no vio la luz,le cego el egoismo, y se quito lavida , ¡endereza señor mi vida para que na rrechace el destino de la cruz.¡ SEÑOR DAME UN CORAZON GRANDE Y UNA MENTE LUCIDA PARA QUE NO SEA, NI JUDAS,NI FARISEOS, NI PUEBLO,
Me gusta 0
yolanda cuervo
yolanda cuervo

el 20/4/11
Señor perdoname por que muchas veces te he traisionado con mispecados.
Me gusta 0
L . JOEL
L . JOEL

el 21/4/11
CADA DÍA DEBEMOS REFLEXIONAR Y DARNOS CUENTA LO LEJOS QUE ESTAMOS DE ÉL
GRACIAS JESUS POR ESTAR SIEMPRE AHÍ A PESAR DE QUE NO LO MEREZCAMOS
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.