Comentario al Evangelio del

Rosa Ruiz. Misionera Claretiana

Tenemos recién estrenada la Cuaresma. Hemos comenzado a caminar por esta Primera Semana y ya la Palabra de Dios se torna sumamente exigente... ¿o no? El Evangelio de las tentaciones de Jesús en el desierto fue ayer el pórtico de entrada y, apenas lo hemos pasado, se nos proclama Mt 25, el llamado “juicio escatológico” por algunos.

-    ¿Empezar la semana con un juicio? No, gracias, Señor... ¿podrías ir un poco más despacio? Es que es lunes y se hace muy cuesta arriba...

Y el Señor me mira, y pacientemente, vuelve a leerme la primera lectura del Levítico. Son muchos “noes”: no profanes, no explotes, no maldigas, no mientas, no critiques, no entorpezcas... En todos esos “noes” me puedo reconocer. Pero casi me pasa desapercibida otra frase que se mezcla entre ellos y se repite hasta 5 veces: “yo soy el Señor”. Como bocanadas de aire fresco entre tanta recomendación. Y es entonces, cuando veo con más luz el Evangelio de hoy: la verdad de nuestra fe y de nuestra relación con Dios se confirma en la verdad de nuestras actitudes y modos de andar por la vida, de relacionarnos con los demás. El prójimo no es la otra cara de la moneda de Dios. Es Dios mismo. Y al revés. No porque sean lo mismo, sino porque Dios ha querido unirse con la humanidad en Cristo y eso ya no tiene vuelta de hoja jamás. Por su encarnación, por su voluntad, somos “la carne de Dios”, si se permite la expresión. Tú, yo, los que nos caen mal, los que querrían vernos tropezar, los que nos quieren más que nosotros mismos... y, sobre todo, los más pequeños y pobres son ese lugar privilegiado e inequívoco donde amar, acariciar y esperar al Dios de nuestra vida. Lo sepamos o no, lo que hicimos o dejamos de hacer con ellos, con Él lo hicimos o lo dejamos de hacer... Así de simple.

Vuestra hermana en la fe, Rosa Ruiz. Misionera Claretiana (rosaruizarmi@gmail.com)

Comentarios

Deja tu mensaje:

JACKY.
JACKY.

el 13/3/11
ASI DE BIEN NOS CONOCE DIOS QUE NOS LO TIENE QUE REPETIR TAN SEGUIDO, PUES SABE LO QUE SE NOS DIFICULTA LAS RELACIONES CON ALGUNAS PERSONAS QUE INSISTEN EN ACTITUDES O POSTURAS NEGATIVAS Y EL HECHO DE NO GUARDAR RENCOR...NO TENEMOS DE OTRA, NO HAY UNA SEGUNDA OPCION, YA QUIESIERAMOS EN ALGUNOS CASOS CONSEGUIR OTRO CAMINO, PERO MUY A PESAR DE SU OBSTINACION, ESA ES UNA REALIDAD A LA QUE NO PODEMOS ESCAPAR, PERDONAR 70 VECES 7. EN EL NOMBRE DE JESUS Y CON SU AUXILIO.
PARA FINALIZAR, DICE QUE ES EL SEÑOR QUIEN LO DICE; ES DECIR CASO CERRADO, NO SE HABLA MAS DEL ASUNTO, NO TE VENGUEZ Y PARECE QUE DIGERA, TAMPOCO DEFIENDETE. SILENCIO... DIOS HA DE SER EL JUEZ Y JESUS EL ABOGADO DEFENSOR QUE DERROTARA AL ACUSADOR EN TODO CASO, PUES EL ES SIEMPRE VICTORIOSOS. AMEN!
Me gusta 0
Fernando
Fernando

el 13/3/11
Gracias, querida Hermana por tu ayuda.
Creemos haber comprendido todo, oído todo.. Estamos de vuelta de todo.. Hasta que un corazón inspirado deja pasar a través de él una corriente de aire fresco.
Gracias por tu ayuda.
Me gusta 0
Sally, R.D.
Sally, R.D.

el 14/3/11
Hermoso Comentario, Gracias Hermana!!
Nuestro Dios nos ama sobre todo, y por tanto nos llama a correccion, nos enfrenta a nuestros errores y faltas, pero siempre termina con una promesa de Vida, de Vida En Abundancia como solo el puede darla. Que esta cuaresama nos haga caminar y experimentar nuestro propio desierto, que nos deje sedientos y menesterosos para que El salga a nuestro encuentro y sea nuestra paz, nuestra luz, y esa fuente de Agua Viva que brota para la Eternidad..
Me gusta 0
MamaMellizas
MamaMellizas

el 14/3/11
Si que es duro cambiar para darse al otro con amor y caridad. Te amo Mi Señor.
Me gusta 0
Marcia
Marcia

el 14/3/11
me encanta escuchar a este Dios escondido en las necesidades humana, un Dios que se muestra en cada momento de nuestras vidas, un Dios que desencadena una revolución interior recordándonos nuestro egoísmo al ver a los más necesitados, cuando llegamos a casa cómodamente sin imaginarnos siquiera el hambre del pobre, la esclavitud del preso, el frío del moribundo o la sed del sediento
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.