Comentario al Evangelio del

Francisco Javier Goñi, cmf

Miércoles de Ceniza: comienza la Cuaresma. Escuchamos la llamada de Dios a la conversión. Una llamada que Jesús concreta en el Evangelio de hoy en la limosna, la oración y el ayuno. Formaba parte del núcleo de la predicación de Jesús, y lo repetía doquiera que fuera y a todos los que se encontraba: “El Reino está cerca: convertíos y creed la Buena Noticia”. La llamada de Jesús parte de un anuncio, de una alegre noticia: el Reino está cerca de vosotros. En Él se personifica y con Él comienza, extendiéndose como la levadura a través de los que le sigan hasta fermentar toda la masa. No se puede entender la llamada a la conversión que el Señor nos lanza sin haber sido tocado primero por esa gran noticia de la presencia del Reino que se inicia con Jesús. Por eso, lo primero es descubrir en Jesús el Amor inmenso del Padre y su Plan de Salvación, que comienza con Él. Sólo el que se deje inflamar por el Amor de Dios en Cristo Jesús podrá iniciar un verdadero camino de conversión. Por eso, nuestro primer esfuerzo cuaresmal necesariamente ha de ser el de la oración: el encuentro personal con el Señor en los Sacramentos, en la Liturgia y en la oración personal y comunitaria. Eso sí, vividos no como pura rutina, ni para aparentar, ni como un mero esfuerzo narcisista de voluntad, sino desde el corazón, con la humildad del que se abre para dejarse hacer por el Espíritu de Dios.

Y entonces sí, cuando nos dejamos hacer por Él, nuestro corazón se vuelve a Dios, se “con-vierte” a Él. La Cuaresma es la gran oportunidad que la Iglesia nos ofrece para convertir realmente nuestro corazón a Dios. Y esto es algo que sólo Dios mismo puede hacer en nosotros si nos dejamos transformar por Él. La conversión es un don de Dios, que hay que pedir insistentemente, con “determinada determinación”. Lo único que nosotros podemos hacer es dejarnos transformar por el Espíritu, cooperando con la gracia y quitando obstáculos a su acción, especialmente los que nacen de nuestro yo egoísta y volcado sobre sí mismo. Y aquí encuentran su verdadero sentido las otras dos propuestas penitenciales de la Cuaresma: la limosna y el ayuno. La renuncia a uno mismo se verifica y realiza en actos concretos: en actos de entrega por amor a quiénes más te necesiten, en renuncias a caprichos por ofrecer una ayuda económica a los más pobres, en pequeños sacrificios, como el ayuno, con los que negarte un poco a ti mismo para amar más a Dios y al hermano.

Y cuidado, que todo nazca del corazón y todo sea por amor y para amar. Que no sea por orgullo, por sentirme mejor que otros, por aparentar, o por mero cumplimiento de leyes y normas. Nuestro yo egoísta estaría volviendo a la carga sin dejar sitio a Dios y sin dejarle convertirnos de verdad.

Comentarios

Deja tu mensaje:

rosario
rosario

el 9/3/11
cuanta razon tiene cuando nos dice del inmenso amor de Jesus hacia todos nosotros, que gran don el de la conversion y que maravilloso tiempo que nos permite dejar de lado nuestros egoismos. GRACIAS
Me gusta 0
Luis Gallis
Luis Gallis

el 9/3/11
Hoy comienza la Cuaresma. Queridos amigos os pro -
pongo: Vivir de acuerdo con lo que se dice. Tratar con
cariño y respeto a los demás. No pensar en sí mismos.
No abandonar a alguien cuando lo necesite. No mane-
jar ni explotar a los más pequeños. No herir con nues-
tro orgullo. Aprender a saber pedir perdón. Ejercitar la
paciencia cuando nos domina la ira. Ser sensibles ante
el dolor ajeno.
Me gusta 0
vicente condori
vicente condori

el 9/3/11
Hoy es Miércoles de Ceniza, hoy comienza la cuaresma tiempo de cambio y conversión, hoy empezamos a mirar con humildad y arrepentimiento lo que hay muy adentro de nuestro corazón para abrirnos al amor gratuito y generoso de nuestro amado Padre. Pidamos a Dios que vaya sanando cada una de nuestras heridas de nuestro corazón.
Me gusta 0
Chela Aldrete
Chela Aldrete

el 9/3/11
En esta cuaresma vamos a tratar de ver todas las cualidades a los que mas queremos ( esposo-a, hijos, madres, hermanos, amigos..........)ya que siempre nos damos la tarea de ver los defectos. Ojala y no se nos olvide llamar al Espiritu Santo para que nos ilumine.
Me gusta 0
Luis Alberto
Luis Alberto

el 9/3/11
"No quieras ser quien no eres", creo que es el mensaje de Jesús. " Y lo que eres lo descubres en comunión con el Padre, mirando para dentro". Por aquí creo nos lleva el Maestro. En efecto, la ceniza que hoy nos ponemos en la cabeza nos recuerda que "somos polvo". La verdad de nuestro ser es pobre y sublime, y en ese equilibrio se juega una vida que camina reconciliada con Dios como dice Pablo. La exterioridad tiene que hacernos peregrinar hacia el Dios que mira en lo secreto desde adentro de todo. Cuán diferente sería el mundo organizado desde allí, desde el misterio sagrado de Dios descubierto en todo.
Me gusta 0
JACKY.
JACKY.

el 9/3/11
ES MUY CIERTO QUE HAY MUCHOS ENTRE NOSOTROS QUE SUFREN DEL VIRUS DE BUENITIS, QUE ES TERRIBLE Y CONTAGIOSO Y LO SUFREN DESDE EL MAS PINTAO,COMO DICEN HASTA EL MAS PEQUEñO. ES MUY PROVECHOSO QUE EXAMINEMOS NUESTRO CORAZON Y NUESTRAS INTENCIONES Y AQUEL QUE DESCUBRA SUS MALDADES QUE SE ARREPIENTA Y LAS CONFIESE. ES MUY IMPORTANTE QUE HAYA UN CAMBIO A SU HOMBRE VIEJO. PERO TAMBIEN, ES IMPORTANTE QUE NADIE MANIPULE NUESTRA INTROSPECCION, PARA QUE ESTA SEA SINCERA Y NO COMO LOS HIPOCRISTAS QUE LES GUSTA ORAR EN LAS SINAGOGAS DE PIE CON LARGAS ORACIONES Y SE OLVIDAN QUE DIOS YA SABE DE ANTE MANO LO QUE NECESITAMOS. TODOS HEMOS COMETIDO FALTAS, CUANDO DE UNA MANERA O DE OTRA, PERO NO TODOS AL MISMO GRADO DE CINISMO, MALDAD Y RECORDEMOS QUE AL QUE MUCHO SE LE DIO MAS SE LE EXIGURA.
CREO QUE DEBE » ver comentario
Me gusta 0
U.SALDAÑA.M
U.SALDAÑA.M

el 10/3/11
N.S.J.C. no parece exigir muy rigurosamente el ayuno (si bien, El mismo lo practicó en el desierto), pero sí afirma que el ayuno no tiene valor si buscamos con ello el aprecio de otros que no el de Dios. Ya en el A.T., Isaías 18, reconoció, aunque limitadamente, la utilidad del ayuno, aunque también, recomendando que fuese acompañado de una actitud comprensiva y justa para con el prójimo.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.