Comentario al Evangelio del

Silvia Ugarte

Queridos amigos:

El evangelio de hoy nos presenta al joven rico. ¿Cuántas veces no nos hemos identificado con él? Solemos hacerlo en una dimensión culpable: vivimos muy apegados a los bienes materiales, a algunas personas, a situaciones…O bien, nos identificamos con este personaje cuando no somos capaces de dar lo que Dios nos pide; y, como consecuencia, nos pesa esa mirada triste con la cual -nos dice el texto- se marcha el joven.

Sin embargo, llama la atención que sea él quien se acerque a Jesús y pregunte por lo que tiene que hacer para ganar la vida eterna. Si seguimos el diálogo posterior parece como si se estableciera un juego de preguntas y respuestas (Mc 10, 18-22).
Me gustaría fijar la atención en este punto. La respuesta de Jesús deja desconcertado al chico. No basta cumplir una serie de normas para entrar en la  vida eterna. La misma no es mérito nuestro, más bien es un regalo de Dios, que ofrece a todos y podemos acogerlo o rechazarlo. Y ambos, acogida o rechazo, traen consecuencias, como toda decisión en la vida. 

Lo que se encuentra al fondo del diálogo es la gratuidad en nuestras relaciones personales y con Dios ¿Alguna vez nos hemos preguntado si sólo establecemos vínculo con aquellos que puedan aportarnos “algo”? o ¿actuamos en la vida de modo que los demás nos “deban” favores? Nuestra fe no queda excluida de estos interrogantes. También tenemos la tentación de creer que haciendo (más que siendo) lo que agrada a Dios nos garantizamos una cierta prosperidad y seguridad en la vida, en esta y en la futura.

Que el Señor nos conceda un corazón generoso, libre frente a la dinámica comercial que nos rodea. Para que con su gracia podamos amar y servir en autenticidad: gratuitamente. 

Vuestra hermana en la fe,
Silvia Ugarte
 

Comentarios

Deja tu mensaje:

Luis Gallis
Luis Gallis

el 28/2/11
A veces, los relatos evangélicos me producen descon-
cierto por su radicalidad. Hoy, parece ser que no basta
con cumplir y ser buena persona. Hace falta algo que-
debe ser esencial: vender todo y dárselo a los pobres-
Y yo me pregunto: ¿ Qué debemos entender por todo?
¿ Mi casa de la que soy propietario, después de haber
estado pagando una onerosa hipoteca ? ¿ Mis ahorros
en una cuenta bancaria, conseguidos con austeridad a
través de los años ? Zaqueo, entregó la mitad de sus
bienes a los pobres, pero era rico. Lc,19-1,9. Los apos-
toles dicen a Jesús: mira nosotros lo hemos dejado to-
do y te hemos seguido. Pero, ¿ qué tenian los apósto-
les ?, NADA. ¿ Qué actitud seguir entonces ? En mi o-
pinión, la respuesta está en la inconveniencia de ateso-
rar con am » ver comentario
Me gusta 0
Antonio
Antonio

el 28/2/11
Como siempre, Jesús nos desconcierta y va más allá de lo lógico y razonable. Sólo él puede pedirnos tanto. A cambio "la vida eterna" (es decir, plena, feliz...) y un "tesoro en cielo".
Es cuestión de afrontar el reto y arriesgarse. Seguro que a la mayoría "del montón" nos parece imposible. Ya respondemos a la llamada de Dios con cumplir sinceramente. Pero nunca se sabe: lo que es imposible para nostros (nuestros cálculos y seguridades...) es posible para Dios. Dejemos que el Espíritu "nos trabaje". Él nos llevará por caminos insospechados.
Me gusta 0
vicente condori
vicente condori

el 28/2/11
Hoy Jesús quiere de nosotros una entrega total y radical. Sólo quien es capaz de vivir toda su existencia al servicio de los más pobres puede comprender y participar del Nuevo Reino de Dios.
Me gusta 0
juan soto
juan soto

el 28/2/11
lo mas valioso que tenemos no lo queremos compartir, pero no siempre lo mas valioso es lo material, sino uno mismo. Todos tenemos cualidades para ofrecer al hermano necesitado, pero a veces pensamos que no es importante. Ofrecer mi tiempo para una escucha, por ejemplo. Vivimos tan inmersos en nosotros mismos que pensamos que perdemos el tiempo (valioso) si se lo a dedico escuchar al projimo. No solo basta golpearse el pecho los domingos sino se acompaña con una buena actitud, al contrario: Còmo trato de manifestar el amor de Dios con mi hermano. El evangelio del dìa es clarisimo, solo hace falta hacer las cosas en nombre de Jesùs.
Me gusta 0
JACKY.
JACKY.

el 28/2/11
BIEN DIJO UN SANTO: “AMA Y HAZ LO QUE QUIERAS”
DE QUE LE VALE AL HOMBRE, DAR TODO LO QUE TIENE ………..SINO TENGO AMOR, NADA SOY…
PERO SI ES CIERTO QUE MUCHOS TE DAN GRANDES DISCURSOS, PERO NI AUN TENIENDO POSIBILIDADES, SON CAPACES DE COMPARTIR LO QUE TIENEN Y MUCHO MENOS CON PERSONAS AGENAS A SUS INTERESES, PARECIERA QUE TODO LO APRENDIDO SOLO ES PARA APLICARSELO A LOS DEMAS PERO CUANDO FINALMENTE ABREN LA MANO PARA DAR UNA MONEDA, LO HACEN PUBLICAMENTE BUSCANDO O ESPERANDO DE LOS HOMBRES ALGUN ALAGO O RECONOCIMIENTO, CUANDO HAGAS LIMOSNA, QUE TU MANO DERECHA NO SEPA LO QUE HACES CON LA IZQUIERDA…PERO CIERTAMENTE, ES UN DEBER DE AMOR AL PROJIMO, COMPARTIR LO QUE SE TIENE, NO SOLO CON LOS HERMANOS DE LA FE, TAMBIEN CON LOS QUE NO CONOCEN A DIOS, CON EL MAS POBRE Y NECESITADO. » ver comentario
Me gusta 0
JACKY.
JACKY.

el 28/2/11
CREO QUE HAY DOS PUNTOS DEMASIADO IMPORTANTES EN NUESTRO CAMINO DE CONVERSION, EN LOS CUALES MUCHOS DEBEMOS REFLEXIONAR PORQUE REQUIERE DE UN ESFUERZO CONTINUO Y PARA ELLO ES INDISPENSABLE EL AUXILIO DEL ESPIRITU SANTO:
perdonar a quienes me hayan ofendido.
renunciar a sus posesiones y todo aquel que realmente ama a Dios debe esforzarse siempre en adelantar o avanzar en ellos, porque ellos a su vez nos conducen a amar hasta aquellos que no lo merecen; a los insolentes, crueles, miserable, egoistas, autosuficientes y tantos que se esconden detras de un velo de humildad, pero para ello Jesus nos dejo el auxilio del paraclito, que nos dote por su gracia de la sabiduria
la paz y la fe que lo hace possible, por amor a Jesucristo nuestro Señor. Amen!

Me gusta 0
ludeism
ludeism

el 1/3/11
Para seguir a Cristo, hay que desprenderse o sea irse quitando todo aquello que esclaviza, aquello que condiciona según las bienaventuranzas del mundo que son las siguientes... si quieres ser feliz debes tener dinero en todo momento. Si quieres gozo, debes viajar y hacer buenas compras. En situaciones serias se debe confiar en Dios. Él no nos abandona nunca. Tener a Dios es tener todo. Cristo no se condicionó para vivir, era pobre no siendo infeliz por eso. Hay cosas difíciles de quitarse, pero con ayuda de Dios se logra. No esperar que Dios lo haga todo, debemos poner de nuestra parte. Tengo 1 pregunta para c/u de uds, es necesario tener en cuenta... Qué es lo que a c/u de uds les impide seguir mejor a Cristo (actuar de acuerdo a la Voluntad de Dios)?. Reconozco que no es facil, per » ver comentario
Me gusta 0
Camila
Camila

el 1/3/11
Creo que amando y a través de la oración, es como podlemos poner en práctica (no solo haciendo, sino también siendo como marca la reflexión) lo que Dios nos pide. Él es radical, pero nunca nos pediría o no pondría en una situación la cual no podamos enfrentar y sobrellevar.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.