Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez cmf

 

 

No Andéis Agobiados

 


 

 

      Con la que está cayendo en tantos países y ahora nos viene Jesús con esto de que no hay que agobiarse por la comida ni por el vestido. Cuesta entender el Evangelio de este domingo en la situación actual. 

      La realidad es que España tiene un veinte y pico por ciento de desempleo. Eso significa en torno a los cuatro millones y medio de desempleados. Ese desempleo no tiene consecuencias sólo para España sino que repercute en los países de los que tantos emigrantes salieron en los años pasados hacia España en busca de trabajo. En Marruecos, Ecuador, Colombia y otros países se están sintiendo las consecuencias de la crisis española. O bien porque los emigrantes están volviendo a su país de origen –donde no se encuentran precisamente una situación mejor– o bien porque las remesas mensuales se han rebajado considerablemente. 

      Por otra parte, y para darle un toque de color al panorama, el precio de los alimentos básicos está subiendo en todo el mundo. Naturalmente, eso afecta mucho más a los pobres que a los ricos. Parte de las revueltas políticas que se están produciendo en el norte de África tienen ahí su origen. 

 

¿Qué dice Jesús?

      Y el Evangelio de hoy diciéndonos que no hay que agobiarse ni con el vestido ni con la comida ni con nada, que Dios nuestro padre proveerá por nosotros, que lo que tenemos que hacer es buscar el reino de Dios y su justicia y que lo demás se nos dará por añadidura. ¿Se puede entender?

      Pues sí. Ciertamente se puede entender a Jesús. Si nos situamos en otra perspectiva: la perspectiva de Dios Padre. Desde ella ponemos las cosas de este mundo, nuestras relaciones personales, nuestra misma persona, en el debido orden de importancia. No se trata de decir que la comida y el vestido no tienen importancia. Jesús no nos dice que hay que dejar el trabajo para dedicarse a hacer el vago. Pero nos recuerda que en nuestra escala de valores la familia, por ejemplo, tiene que ser más importante que el trabajo. Y que las relaciones humanas son más importantes que el dinero o que el vestido. Y que Dios es el padre de todos que de todos cuida. Y que nosotros somo hoy parte fundamental de esa providencia de Dios para todos: para los que nos rodean, para la humanidad en su conjunto, para la creación y también, por qué no, para nosotros mismos. 

      Tener clara la providencia de Dios y la jerarquía de las cosas nos ayuda a saber comportarnos. Por ejemplo, si la persona es más importante que el vestido que lleva, está claro que debemos tratar y respetar por igual a todas las personas en su dignidad de hijas o hijos de Dios, independientemente del vestido. O lo que es lo mismo, independientemente del nivel social, de su riqueza, de sus estudios, de su poder. 

 

Dios no nos olvida

      El trabajo tiene su importancia. Pero no hasta el punto de entregar la vida al trabajo. Hay gente, no sólo ricos, que entregan de tal modo su vida al trabajo que todo lo demás queda subordinado al trabajo. Y lo demás son las relaciones familiares, las amistades, la relación con Dios, etc.

      La crisis económica de que hablábamos al principio ha tenido en gran parte su origen en la ambición y codicia de personas que estaban tan centradas en hacer dinero, en ganar mucho que les importaba nada hacer trizas las vidas de los demás. Tomaron decisiones equivocadas que han llevado a consecuencias terribles para muchos. Es el mejor ejemplo de que este Evangelio sigue siendo muy actual. No vale la pena agobiarnos. Hay que poner la confianza en Dios y saber que nosotros somos su providencia para nuestros hermanos y hermanas y para nosotros mismos, que nos debemos cuidar porque somos hijos e hijas de Dios.

      Y con esa conciencia vamos a salir a la vida a luchar por hacer de este mundo un lugar más fraterno donde las personas, todos, puedan vivir y no solamente sobrevivir. Porque esa es la voluntad de Dios. Ese es el misterio de Dios del que dice Pablo en la segunda lectura que somos administradores para todos los que nos rodean: que Dios quiere nuestra vida, que Dios nunca nos deja de su mano ni nos olvida, como nos recuerda la primera lectura del profeta Isaías. 

Comentarios
Luis Alberto Luis Alberto
el 25/2/11
Me gustó el comentario de Fernando, lo cierto es que para hacer de este mundo un lugar más fraterno hay que cambiar muchas cosas. Si todo el mundo quisiera vivir como se vive en el "primer mundo", no existen recursos naturales para ello, es decir que el planeta no puede dar a todos lo que le da al "primer mundo". Un reparto igualitario supondria un orden jurídico internacional regulado, una ONU con poder penal real e igualitario. Además, unas sanciones severas a las corrupciones nacionales en connivencia con poderes económicos internacionales, (recordemos el film "Diamantes de sangre") que suelen desmantelar países pobres, y aumentar los niveles de corrupción. Como iglesia podemos hacer mucho si realmente nos comprometemos con hacer un mundo más humano.
Me gusta 0
FRANCE FRANCE
el 25/2/11
EL PUNTO ES QUE NOS PREOCUPEMOS Y NOS OCUPEMOS MAS HACER EL REINO DE DIOS EN CADA UNO, BUSCANDO LA GRACIA Y SANTIDAD EN EL DIA A DIA, QUE EN LOS PROBLEMAS MUNDIALES Y EN LOS PROBLEMAS PARTICULARES QUE NOS AQUEJAN.
"SE BUENO Y SERVICIAL" SI CADA UNO LO HICIERAMOS CAMBIANDO EN NUESTRO METRO CUADRADO ACTITUDES Y PENSAMIENTOS LO DEMAS SE DARÁ POR AÑADIDURA.

GLORIA A DIOS!!!!!

Me gusta 0
viartola viartola
el 25/2/11
Si volvemos la mirada a la historia pasada vemos que este momento no es peor, el tiempo pasado no fue mejor...Pero ahora tenemos la posibilidad de enterarnos de lo que va aconteciendo a nivel mundial. Es cierto que la información está controlada y manipulada, pero lo esencial sí lo vamos conociendo y vamos siendo sensibles, va creciendo poco a poco un sentimiento de responsabilidad por como está funcionando el mundo, la sociedad en general; y no nos gusta, seamos creyentes o no, no nos gusta. Reconocer un mal ya es un primer paso para buscar soluciones.
Cuando Jesús nos dice que no andemos preocupados me gusta creer que nos invita a confiar en que es posible construir un mundo donde todos podemos tener una vida digna, que Dios ha puesto en marcha un mundo donde hay de sobra para tod » ver comentario
Me gusta 0
L. Aguilar L. Aguilar
el 25/2/11
El problema para los que tienen los suficiente y más, los ricos, a ellos no les preocupa nada, lo tienen todo a sus pies, quien sabe si necesitan a Dios, por lo visto no. El problema es para los millones de pobres que hay al rededor del mundo ¿Cómo les decimos a ellos no se afanen por el día de mañana por lo que han de comer y vertir, si no tienene ni el pan ni el vestido de hoy? Y no porque la tierra no produzca lo sufieciente, sino porque hay empresas que acaparan los granos alimentarios, ricos que tienen de más, organismos, empresarios e iglesias que se quedan con lo que le pertenece a los pobres. Solo hasta que entendamos que cuando nos sobra es porque hay alguien que le falta, nuestros hermanos más pequeños no tendrán de que preocuparse.
Me gusta 0
rosita27 rosita27
el 26/2/11
Sòlo en Dios he puesto mi confianza, porque de Èl vendrà el bien que espero. Èl es mi refugio y mi defensa, ya nada me inquietarà. (del salmo 61) Como dice su reflexiòn del Evangelio, no vale la pena agobiarnos, hay que poner la confianza en Dios, pues de que nos sirve tener para comer si no tenemos hambre, tener donde dormir si no tenemos sueño, Dios nos da la vida y nos cuida como sus hijos. Gracias saludos y bendiciones..
Me gusta 0
andrés conil andrés conil
el 26/2/11
Jesús no quiere que le sirvamos a dos amos, es decir debemos ser personas de palabra,fieles a un seguimiento obediente ,no a una coveniencia a nuestro favor. no nos engañemos a nosotros mismos,para no marearnos o agobiernos.Dios nos trae a la vida, nos proteje,nos enseña y nos espera a cada uno en un lugar para siempre; que podemos temer o por qué nos agobiamos.Dichosos son los pobres porque no tienen,buscan a Dios y Dios los busca y los quiere a ellos,aunque al pasar por la vida carguemos una cruz,nuestra alma debe de estar en paz, porque Dios a traves nuestra cuida,proteje ,enseña y nos dá lo necesario para seguir nuestro camino hacia él. ¿ A quién, teniendo a Dios, le falta algo? Maria,tenia a Dios, y las cosas que no comprendia las guardaba en su corazón y lo que tenia lo » ver comentario
Me gusta 0
Luis gallis Luis gallis
el 27/2/11
Queridos amigos, permitidme un poco de humor.
Un alpinista cae por un precipicio y en su descenso que
da providencialmente colgado de unas ramas y suspen-
dido en el vacio. Con el ánimo aterrorizado, recibe la vi
sión de unos seres clestiales que le dicen que no se preocupe, que tenga confianza en la divina Providencia
que recibira la asistencia de unos ángeles que le ayuda-
rán. El lo agradece y cuando desaparecen levanta la -
voz gritando: ¡ hay alguien por ahí ¡, ¡Eeeeeee hay al-
guien por ahí ¡¡¡ Es decir, confianza en Dios, siempre.
Pero a Dios rogando y con el mazo dando. Tenemos -
que colaborar con El para obtener resultados positivos
en nuestras preocupaciones.
Me gusta 0
un cordobés un cordobés
el 27/2/11
Hace 24 horas ha sido consagrado obispo auxiliar de Sevilla el que fuera Presidente de Cajasur (la principal entidad financiera de Córdoba).
Por ironías de la vida, la primera lectura que este (mon)señor va a proclamar es: "No se puede servir a Dios y al dinero"
Me gusta 1
jonascarlu jonascarlu
el 27/2/11
lo cierto venancios es que Dios nos enseña a darle el justo valor a cada situación y a cada cosa. el texto de hoy nos ayuda a darle el justo valor
Me gusta 0
Mary Luz Mary Luz
el 28/2/11
Me encantó el evangelio de hoy: Dios es amor, quien ama a Dios nada le faltará, porque El nos llena y fortalece, las necesidades teniendo FE ciega desaparecen, porque solo con su presencia en nuestras vidas El las satisface y nos desborda de bendiciones inalcanzables a los ojos del hombre. No existirá en el hombre y en su corazon mayor riqueza que la presencia en su vida de nuestro señor.
Bendiciones para todos !
Me gusta 0
luisa maria luisa maria
el 15/3/11
no me gusto el comentario de mary luz es una hueca una lllevada pero me gusto el evangwelio
Me gusta 0
pamela pamela
el 21/5/11
no me gusto la opiniomn de luisa maria
para mi mary luz esta en lo correcto y no creo que sea una hueca
para mi tu comentario no me agrada
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.