Comentario al Evangelio del

Juan Lozano, cmf.

 

Querido amigo/a:

Todos hemos tenido guías, personas que con su testimonio y ejemplo nos animaron en el camino de la fe, pues a la fe se accede, entre otros caminos, a través del ejemplo cercano; la fe se visibiliza en modelos, no perfectos pero sí atrayentes, que un día nos inspiraron. Las palabras mueven, los ejemplos arrastran. Hoy el Señor nos advierte de no caer en lo contrario: ser anti testigos, ahuyentar a otros, espantarlos con nuestras malas obras. Jesús no nos pide la perfección, sino la coherencia. Y es muy duro con aquellos que ponen en peligro la fe de los demás, pues es un don tan preciado, que nadie tiene derecho a destruirlo. A nosotros nos toca, ser guías, animar la fe de nuestros hermanos, no poner obstáculos para que duden y pierdan la fe.

¿Por qué nace el escándalo? ¡Cuántos creyentes se han desanimado con la incoherencia de muchos hombres y mujeres de iglesia, con su pecado y, sobretodo, su falta de arrepentimiento, la soberbia con la que siguen adelante! La búsqueda de poder y el egoísmo que busca la satisfacción personal por encima de todo, el ensalzamiento del dios “yo”, están detrás de toda acción escandalosa. Jesús es claro: “…más le valdría que le atasen una piedra de molino al cuello…” Mc 9, 42. Porque estamos llamados a todo lo contrario, a ser sal unos para con otros, a iluminar. Que tus hijos o tus amigos o tu esposo/a, compañero/a, compañeros de trabajo, etc., tengan fe no depende de ti. Pero sí que tú seas para ellos una luz en el camino, una pizca de sal en su vida, aún con tus imperfecciones. Recuerda, no la perfección, sino la coherencia es la que nos conduce a la santidad. Qué buena la recomendación final del Señor en el Evangelio de hoy: “Que no falte entre vosotros la sal, y vivid en paz unos con otros” Mc 9, 50.
 
Vuestro hermano en la fe:
Juan Lozano, cmf.
Comentarios

Deja tu mensaje:

Jorge Luis
Jorge Luis

el 24/2/11
Gracias, muy buen comentario, sólo acotaría una mejor explicación en la afirmación de que "Jesús no nos pide la perfección sino la coherencia" porque se podría interpretar como contraria precisamente la Palabra de este domingo: "Sed prefectos..." Mt. 5,48.
Dios los Bendiga
Me gusta 0
Luis Gallis
Luis Gallis

el 24/2/11
Es un evangelio que muchos no queremos escuchar.
Hoy en día, hemos ido perdiendo conciencia de lo que
pudiera ser agravio, que puede significar escándalo,per-
turbación de ánimo para los demás, sobre todo, en un
ambiente social en que prevalece la indigencia, la pobre
za. De esto habría mucho que comentar en el país que
vivimos. Pero se cierran los ojos y se confía en un Dios
bonachón que perdona todo.
Me gusta 0
Armando
Armando

el 24/2/11
Saludos, es reconfortante poder compartir con ustedes estas buenas reflexiones.

Frecuentemente hay paradojas en lo que nos pide el Señor.... así, nos pide ser perfectos como nos lo recuerda Jorge Luis pero también sabe que no somos perfectos y por eso cuando caemos en incoherencias nos dice "no tardes en volverte a él"...
Me gusta 0
Jeadolaa
Jeadolaa

el 24/2/11
La misericordia de Papá Dios es infinita, pero es claro en su santa voluntad a través de su palabra, a pesar de nuestras faltas debemos levantarnos y arrepentirnos de corazón si mirar atrás... y no sentirnos desarmados ante las múltiples amenazas del nemigo, él siempre nos inspira a ser luz y sal, con nuestros familiares, amigos, y el entorno en general.
Me gusta 0
antonio marin
antonio marin

el 24/2/11
Jesús es exigente y severo con respecto a los escándalos a menores. Los adultos debemos cuidar mucho este punto porque el mal que se hace a un menor es muy difícil de reparar, hay trumas que duran casi toda la vida. Jesús ayúdanos a evitar el mal y optar por el bien.
Me gusta 0
Cyntia_Rep.Dom.
Cyntia_Rep.Dom.

el 24/2/11
no ser piedra de tropiezo para nuestros amigos,vecinos,esposo,esposa,hijos,compañeros de trabajo,jesus nos invita a ser la pizca de sal en sus vidas,ser la luz en el camino, alentar a quien lo necesita, compartir lo que tenemos, proclamar a tiempo y destiempo la buena nueva, ser solidarios y practicar la caidad y la piedad con todos sin importar su condicion, Dios espera por cada uno de sus hijos.

bendiciones,

que la paz de cristo que con ustedes y con su espiritu.
Me gusta 0
Bapuman
Bapuman

el 24/2/11
Los pequeños son las personas más cercanas a Jesús, es más el dice que el que haga algo a uno de estos pequeños a mi me lo hace. Ver a Jesús en el pequeño nos ayuda y nos reafirma en hacer el bien, pues es en primera instancia a Jesús al que se lo hacemos, y hacerle daño a un pequeño es en primera instancia hacerlo a Él. Sería un sacrilegio
Me gusta 0
Alejandro
Alejandro

el 25/2/11
Tener cuidado en la interpretación "hermenéutica" de la palabra de Dios. No podemos aplicarla literalmente, si no ya todos estaríamos cojos, mancos, ciegos.... La invitación que el Señor nos hace es a ser coherentes con lo que decimos y hacemos y que sigamos sus pasos como buenos discípulos de Jesús.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.