Comentario al Evangelio del

Juan Lozano, cmf.

 

Querido amigo/a:

Policarpo significa: el que produce muchos frutos de buenas obras. Este santo , según la tradición, tuvo el honor de ser discípulo de San Juan Evangelista. Hoy recordamos a este mártir del siglo II que dio su vida por amor al Señor. Este es el culmen de la fertilidad, darlo absolutamente todo. Y esta semilla produce sus frutos. Darnos, darnos, producir fruto, ser útiles a los demás, iluminar el entorno en el que habitamos cada jornada: nuestra casa, el trabajo, las personas que viven con nosotros, con las que nos cruzamos a diario. Cada día de nuestra vida tenemos ocasión de producir obras buenas, de dar frutos. De nuevo el libro del Eclesiástico nos invita a saborear el don de la Sabiduría, don del Espíritu Santo que Dios da a quien se la pide. Sabiduría que instruye, estimula y guía. “Mucha paz tienen los que aman tus leyes Señor” reza la antífona del salmo que hoy nos propone la liturgia.

“¿Qué más da que no sea de los nuestros si hace el bien?” Jesús reprende el partidismo de sus discípulos, pues todo aquel que realmente hace el bien y vive en la clave del amor, está muy cerca de Dios. ¡Cuánto tenemos que aprender en nuestras comunidades, parroquias, congregaciones, movimientos…, de los conflictos inútiles y desgaste de energías con los que perdemos el tiempo!... porque estos hicieron, porque aquellos han dicho, porque…, todo fruto de los celos, envidias, deseos de juzgar y etiquetar… ¡No! Nunca rivalicemos ni excluyamos a aquellos que hacen el bien y que van con buena intención aunque no sean de los nuestros. Jesús nos invita a sumar, no a restar. No seamos nosotros los que pongamos freno a la acción del Espíritu que se vale de múltiples hermanos y signos para realizar la obra de Dios.
 
Vuestro hermano en la fe:
Juan Lozano, cmf.
Comentarios

Deja tu mensaje:

Luis Gallis
Luis Gallis

el 23/2/11
A veces, los cristianos creemos que tenemos el mono-
polio de la verdad, y miramos de forma recelosa a to-
dos aquellos que, actuando de buena fe, van por la vi-
da haciendo el bien, aunque su credo sea algo diferen-
te al nuestro. Por eso, tolerancia y hermandad, pues to
dos somos hijos de un Padre generoso.




Me gusta 0
Teresa
Teresa

el 23/2/11
los hijos de Dios somos todos, todos estamos llamados a hacer el bien, Dios lo que quiere es que nos ayudemos los unos a los otros, que seamos felices, y no hay mas felicidad que hacer el bien, saber que estas ayudando a alguien, si sentimos amor daremos amor, y hacernos la vida mas facil, que ya es bastante complicada como para complicarnosla mas de lo que es, si tenemos presente a Dios haremos el bien y nos ayudaremos los unos a los otros
Me gusta 0
vicente condori
vicente condori

el 23/2/11
LOs discípulos de Jesús sienten celos misioneros porque han encontrado a otros haciendo el bien. Jesús se opone a esta intolerancia asegurandoles que son amigos que hacen milagros en su nombre. Jesús nos propone una actitud abierta e incluyente para aceptar a otros que quizás no profesan nuestra religión católica pero que promueven la vida. Al final de una u otra manera ayudamos a contruir el NUEVO REINO.
Me gusta 0
linazoila
linazoila

el 23/2/11
Han pasado tantos anos que Jesus lo dijo y al repetirlo la liturgia de hoy vemos como es una realidad actual. El comentario realizado por el padre es como para ponerle sal a la herida, no para que duela sino par que sane y mejoremos, somos parte de un todo no el todo de una parte. Dios se revela a todos por eso el cristianismo es universal..hagamoslo universal incluyendo al hermano. Bendiciones!!
Me gusta 0
Jhoan Márquez
Jhoan Márquez

el 23/2/11
El Señor nos enseña hoy que hay personas que actúan en su nombre y después de todo hacen el bien, por eso hay que ayudarlas, no impedírselo, aún cuando estén separados, que no sean de los nuestros. Pero el Evangelio nos muestra una gran verdad "no están en el grupo aunque hagan el bien", es una realidad, Jesús nos muestra que hay una verdadera Iglesia, un grupo que tampoco límita las acciones de los demás, aún más debe ayudarlas, protegerlas, tratarlas con ojos de misericordia y ver la acción de Dios aún desde afuera, desde un grupo que no profesa la misma fe. La esencia de este Evangelio es la Unidad, la acción de Dios no se limita a determinadas personas, pero aún así el Señor pide coherencia, pide verrdaderamente hacer el bien, hablar bien de Él, nadie que actúe en » ver comentario
Me gusta 0
luzmar
luzmar

el 23/2/11
Que bien , muy propicio para el tiempo en que estamos,
pues el pueblo de Dios es numeroso como la arena del mar, orar por los que aún siguen ciegos y creen que son los únicos que tienen la verdad . Hay tantas denominaciones algunas sanas otras falsas, como está escrito por su frutos los conoceréis. cuando él Señor venga no nos va a preguntar por denominaciones ,sin no por lo bueno lo malo que hemos hecho.Hoy nuestro Señor nos invita a eso a dar frutos de santidad y apostolado. un abrazo en Cristo Jesús.
Me gusta 0
JACKY.
JACKY.

el 23/2/11
VIENE A MI MENTE DECIR : B I N G O! YES! ES MARAVILLOSO CUANDO FINALMENTE VEMOS QUE ES LA MISMA [ALABRA DE DIOS LA QUE CONSECUENTEMENTE, VIENE APROVANDO LO QUE DE MUCHAS MANERAS TRATAMOS DE DECIR AUNQUE NADIE LAS ENTIENDA, HASTA QUE ENTONCES QUIEN HABLA NO DA LUGAR A DUDAS..."EL QUE NO ESTA CONTRA NOSOTROS, ESTA CON NOSOTROS" AMEN, ALELUYA!!!
Me gusta 0
macadenen
macadenen

el 24/2/11
gracias por su comentario, lo puedo aplicar en mi vida y la de los demas. Muchisimas gracias y bendiciones.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.