Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez cmf

 

 

Tenemos que ser Santos

 


 

 

      Cuando era niño, compraba y leía unos tebeos que llevaban por título “Vidas Ejemplares”. Muchos de ellos eran vidas de santos. Contaban sus vidas, sus historias personales, sus hechos de santidad. Lo normal era que todos dedicasen mucho tiempo a la oración, a la mortificación y penitencia. Pero también subrayaban aquellos tebeos, con muy buen tino, que todos ellos se habían dedicado a la caridad, al servicio y atención a las necesidades de los demás, especialmente de los que más sufrían por cualquier razón. 

      Las lecturas de hoy nos hablan de la santidad. Es más, el evangelio termina con una invitación a ser “perfectos”. A eso estamos llamados todos los que queremos seguir las huellas de Jesús. Tenemos que ser perfectos. Pero la gran pregunta es: ¿qué significa ser perfectos? ¿En qué consiste la perfección?

      Pablo en la segunda lectura viene a plantear la misma cuestión pero desde otro punto de vista. En realidad Pablo nos dice que los cristianos ya somos perfectos. Por la sencilla razón de que ya somos “templo de Dios” y el Espíritu de Dios “habita en nosotros”. Lo que nos corresponde es comportarnos como debemos: no según la sabiduría de este mundo sino según la sabiduría de Dios. 

 

¿Qué piensa Jesús?

      Todo esto no es más que una larga introducción para volver al Evangelio. En él encontramos lo que para Jesús es ser perfecto. Lo que debe ser la forma de comportarse de los que ya somos templo de Dios. Y Jesús, como siempre, nos sorprende. De nuevo, como el domingo pasado, se vuelve hacia las relaciones interpersonales y ve ahí lo más importante para el cristiano. 

      Pero hoy da un paso más. No basta con buscar la justicia, el tanto por tanto, el ojo por ojo, el favor por favor. Todo eso es lo que Pablo llamaría la sabiduría de este mundo que no es más que necedad ante Dios. Jesús pide a los que le escuchan que den un paso más. Se trata de “no hacer frente al que nos agravia”. Así de sencillo y así de complicado. Se trata de rehuir a toda cosa el conflicto. Parece que no hay ningún honor que defender. Frente al hermano lo más importante es cuidar la buena relación. La fraternidad se establece como el más importante de los valores. Es el centro, la piedra angular, de la vida del seguidor de Jesús. 

      Ni “ojo por ojo” no “aborrecer al enemigo”. Precisamente hay que hacer lo contrario: amar a los enemigos y orar por los que nos persiguen. No hay que defender ni la institución ni el honor ni nada parecido. Más bien hay que ceder terreno continuamente, dejar que se aprovechen de nosotros. Para decirlo en un lenguaje más castizo: “hay que ser primos”. Precisamente lo contrario de lo que dice el refrán conocido: “Hay que ser buenos pero no primos”. Este refrán pertenecería a lo que Pablo dice que es la sabiduría de este mundo, que ya sabemos que es “necedad ante Dios”.

 

Ser santos al estilo de Jesús

      Las preguntas finales de Jesús en el evangelio de hoy nos podrían servir para una reunión de la comunidad o para una revisión a fondo de nuestra vida personal. Porque ahí, en esas actitudes, en esa forma de comportarnos frente a los hermanos y hermanas (familiares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo...) es donde se juega la posibilidad de ser perfectos. O dicho en un lenguaje más actual: de ser santos. 

      Estamos, pues, llamados a ser santos. Todos los cristianos. No sólo los sacerdotes u obispos. No sólo las religiosas o religiosos. Todos estamos llamados a la santidad como nos recordó a todos los católicos el concilio Vaticano II (Lumen Gentium, 11). Pero la santidad del cristiano no consiste en hacer muchas penitencias ni mortificaciones. Tampoco estriba en dedicar la vida a la oración y a la meditación. Ser santos es amar y amar hasta el extremo. Es amar a los enemigos. Es renunciar a lo que podría ser justo según este mundo para optar por la fraternidad a cualquier precio. Hasta el precio de pagar con la propia vida. Exactamente igual que hizo Jesús. Porque ser cristiano no es más que seguir el camino del Maestro.

Comentarios

Deja tu mensaje:

carmenperez

carmenperez


el 14/2/11
Hola!:

Acabo de encontrarme con este sitio,sencillo y muy humano;he dado alguna vueltecilla por él y me ha encantado.
En mi Carrera he estudiado dos asignaturas de libre configuración y uno de los profesores era exegético.Veo que aquí se ve la religión como él nos explicaba y lo mejor,se da mucha importancia a los valores de los cuales,se debe leer mucho porque hoy día es fácil olvidarse por toda velocidad que lleva la vida.

Por otro lado,mi marido y yo,acudimos a un Círculo Bíblico en el que primero rezamos el Rosario y después,se comenta el Evangelio.Para nosotros los comentarios que se hacen son complicados,por esto mismo nos ha gustado este blog,por su sencillez.

Me inscribo.

Att.Carmen Pérez.
Me gusta 0
JoseDavid

JoseDavid


el 14/2/11
Hola, excelente el sitio, y las reflexiones, pero solo una pregunta ¿Qué tienen que ver lo zapatos? jejejeje
Me gusta 0
Blanca

Blanca


el 15/2/11
Precisamente la santidad nace del pueblo, de la familia. Cuantas personas anónimas he conocido, que merecen una aureola de santo-as y pasan de puntillas, sin hacer ruido. Los grandes santos DE LA IGLESIA salen de ahí, de una madre y de un padre.
Yo el amor a los demás, lo veo en ser asertivos, (saber decir que no) para educar, tener empatía, (ponerse en los zapatos de los demás) saber escuchar y perdonar las ofensas, eso si, todo sin límite...
Me gusta 0
Maruja

Maruja


el 16/2/11
Si tuviéramos en cuenta este Evangelio, se terminaría con todas las guerras y conflictos mundiales.
!Pero que difícil es llevarlo a cabo! Podemos decir que es imposible, porque nuestra naturaleza humana es muy retorcida.
Me gusta 0
antonio marin h

antonio marin h


el 16/2/11
Me gustan mucho todos los comentarios, y en especial esa frese: saber ser asertivos, decir que no o que sí cuando la conciencia iluminada pr el Evangelio nos dite lo que debe ser ante Dios y por el bien del prójimo.
Me gusta 0
luis de 33

luis de 33


el 17/2/11
Felicitaciones, me acabo de encontrar con esto, es magnifico, de acuerdo en todo, talvez lo que nos ayude a lograrlo, es la humildad, humildad de corazón.
Un abrazo a todos, desde Uruguay
Me gusta 0
sebastián

sebastián


el 18/2/11
Meha ilminado el comentario, llano y claro. Muchas gracias.
Me gusta 0
PadreRoberto

PadreRoberto


el 18/2/11
Muchas gracias amigos, especialmente por la oportunidad que dan a los hermanos para formarse un poco más, y que también nos sirve a nosotros los sacerdotes. Seamos pues Santos, todos. Dios los bendiga.
Me gusta 0
Luis Alberto

Luis Alberto


el 19/2/11
Comparto plenamente con que la santidad es el "seguimiento de Cristo", pensar así la vida cristiana me descentra, me libera de la preocupación de "imitar a Cristo", o de ser "perfecto". También veo que sin meditar cada día me es difícil tener una mayor conciencia de mí mismo y de la profundidad del misterio de Dios en todo. Si no medito me masifico y pierdo identidad. Necesito tiempos de atención interior y soledad para no dejarme absorver por el bombardeo erótico, las estimulaciones intensivas de la vida moderna urbana. Pero la clave es "ir detras del Maestro" que está en todo y en todos, invitándonos a relacionarnos, comunicarnos con atención compasiva con todos y con todo (=cosmos).
Me gusta 0
Teresa

Teresa


el 19/2/11
pues a mi estas lecturas de hoy me invitan a sentirme hijo de Dios y a seguir su camino, despojarme del orgullo y ser humilde y bondadoso con mis hermanos, y estar contento por ser Templo de Dios para que el pueda estar siempre conmigo
Me gusta 0
mareliz

mareliz


el 19/2/11
Me gusta mucho este sitio desde que lo encontré disfruto y comparto las lecturas del día a día con mas frecuencia.
Me gusta 0
Jose Luis

Jose Luis


el 19/2/11
Jesús instruye a sus discipulos, los educa para que puedan convertirse y ser parte del Reino, así debe ser un discípulo, como Él, como Dios, ser santo, ser perfecto, estar a la altura de Cristo, esa es la medida.
Me gusta 0
leonardo

leonardo


el 20/2/11
Dios los bendiga, la pagina esta muy buena, espero que sigan la linea que traen, este sitio sta bien trabajado.
MARIA LOS PROTEJA.
Me gusta 0
João Alves

João Alves


el 20/2/11
Tenho acompanhado há algum tempo os comentários e as liturgias de vocês e tenho até mesmo aproveitado em meus trabalhos em minha comunidade. Dou graças a Deus por ter encontrado este "site". Que o Senhor vos abençoe sempre!
Me gusta 0
cristian

cristian


el 20/2/11
El llamado de Dios a la santidad es para todos sin exepción, realizando en nuestras vidas el mandamiento del amor, amar hasta que te duela es que alcanzaremos a comprender el amor Dios por cada uno de nosotros. Bendiciones
Me gusta 0
JACKY.

JACKY.


el 20/2/11
RECUERDO ESTAS PALABRAS DE LA BIBLIA; SED MANSOS COMO UNA PALOMA Y ASTUTOS COMO LA SERPIENTE. PIENSO QUE ESTAS PALABRAS NOS ENSEñAN A USAR LA DISCRECION ANTE LA HOSTILIDAD DEL MUNDO, Y DEJAR EN MANOS DE DIOS TODA INJUSTICIA, PORQUE EL HOMBRE NO HA DE TEMER A OTRO HOMBRE SINO AL JUICIO DE DIOS. A NOSOTROS SE NOS ENSEñA A TOLERAR PERO ANTE LA CONTINUA AGRESION, ES SABIO APARTARSE PARA NO PROPICIAR UN ENCUENTRO QUE PUEDA SER NEGATIVO PARA NUESTRA PAZ INTERIOR, QUE ES LO PRIMERO Y LO MAS IMPORTANTE, SIN ELLA SERIA IMPOSIBLE ESO QUE NOS DICE SAN PABLO AL CONOCER LOS SENTIMIENTOS MAS INTIMOS DEL SER HUMANO..."SOPORTENSE LOS UNOS A LOS OTROS", HE ALLI UN GRAN RETO, Y PARA ELLO JESUS NOS DICE QUE NO NOS DEJA SOLOS, NOS ENVIA AL ESPIRITU SANTO PARACLITO, AL ABOGADO, DEFENSOR Y SU SABIDURIA POR L » ver comentario
Me gusta 0
evamaribri

evamaribri


el 20/2/11
¡Y Amar hasta el extremo!
Me gusta 2
david.mexico

david.mexico


el 20/2/11
amar hasta que duela....! aunque eso no signifique que deba dejar que cometan injusticias, precisamente orque me encuentro que soy santo, soy digno de respeto y reconocimiento..... yo y el otro y los demás y todos..... gracias por los comentarios. Todos enriquecen y ayudan para la homilia dominical de mis hermanos.
Me gusta 0
Cyntia_REP.Dom.

Cyntia_REP.Dom.


el 20/2/11
somos templo de dios y el Espiritu de Dios habita en nosotros, somos llamados a ser santos,a mantenerla santidad a toda costa, imitando y siguiendo al maestro, no dejandonos llevar de la sabiduria de este mundo,que a los ojos de dios es necedad del hombre,debemos amar a nuestros enemigos cosa no tan facil de realizar por nuestra cuenta hay que orar y pedir a nuestro padre que nos ilumine, nos enbriague,nos llene de su santo espiritu y podamos ver con amor a nuestro projimo, sea amigo o enemigo, conocido o desconocido,para dios lo importante es la fraternidad como valor muy importante de practicar,bendiciones y la paz de cristo quede con ustedes.
Me gusta 0
Luis Gallis

Luis Gallis


el 20/2/11
Leo en el periódico de hoy: "Una mujer halla a su hija -
dada por muerta en 1970 por la trama de adopciones.
40 años de búsqueda y el ADN confirma el primer caso
de robo de niños en España". Pregunto: ¿ Pueden o
deben perdonar y amar los padres de esos seres desgra
ciados, robados, a las personas mafiosas ejecutoras de
esos delitos? ¿No sería más lógico aplicar la justicia?l
Me gusta 0
alja.34599

alja.34599


el 20/2/11
hola
soy javier gomez
pienso que este es un buen espacio de refleccion para compartir con personas de conocimientos
que DIOS los proteja
feliz dia
Me gusta 1
Luis Alberto

Luis Alberto


el 20/2/11
El comentario de Luis Gallis remite a la vida concreta, y obliga a precisar ideas: debemos perdonar a todos, a veces no se puede sentir que perdonamos sino después de mucho tiempo de trabajar el odio, pero llegar a perdonar es sanar la propia vida que estará enferma hasta que no consiga perdonar. También debemos hacer justicia, es decir hacer sentir el peso de la ley a quien la ha ignorado o violado, sin esto no hay posibilidad de convivencia ciudadana. El cristiano es un creyente ciudadano de un lugar, y no se oponen ambas cosas. En África muchas guerras tienen como causa la injerencia ambiciosa de países desarrollados, explotadores de sus riquezas naturales. Esto debería ser castigado por un orden internacional si hubiera justicia (la ONU), pero aún no la hay. El cristiano perdona » ver comentario
Me gusta 0
Carlo Lavelli

Carlo Lavelli


el 20/2/11
Hola, querido Hermano.
Gracias para tu comentarios de esta semana.
Me gustaron muchos. Gracias en el Corazon de Maria.

Carlo cmf
Me gusta 0
mirian

mirian


el 21/2/11
que gran verdad dice el evangelio y que duro de corazon somos que nos cuesta tanto dar hasta el extremo..... solo con la horacion llegaremos ha ser el templo que jusus merece.felicitaciones muy buena la pagina
Me gusta 0
macadenen

macadenen


el 21/2/11
Dios nos hizo templo suyo. Asi que en agradecimiento nuestro labor es amar al 100 por ciento, es la unica manera que nosotros cambiemos y junto con nosotros, el mundoo tambien
Me gusta 0
rosemarie

rosemarie


el 21/2/11
me gusto el evangelio de hoy porque habla de la ley del talion
Me gusta 0
JACKY.

JACKY.


el 21/2/11
PIENSO QUE ES INTERESANTE QUE DEFINAMOS QUE ES AMAR, AMAR ES DARSE, ES SERVIR, ES DAR. ES ORAR POR EL OTRO. AHORA PERDONAR: PERDONAR ES DECLARAR PRIMERAMENTE CON PALABRAS QUE DECIDIMOS PERDONAR LA OFENSA, QUE SOMOS CAPACES DE ORAR POR QUIEN NOS OFENDE Y QUE NO NOS TRATA CON JUSTICIA, AUNQUE EN LA JUSTICIA ESTA A SU VEZ ESCONDIDA LA PAZ; ENTONCES CUANDO DECIMOS QUE AMAR ES PERDONAR, ESTO NO QUIERE DECIR QUE VAMOS A BESAR Y A ABRAZAR A QUIEN DISFRUTA CON EL DOLOR DEL HERMANO, PUESTO QUE ESTO A SU VEZ ES INJUSTICIA; PERO SI QUE LO SOLTAMOS, QUE PONEMOS A JESUS POR DELANTE DE MANERA QUE EL ES NUESTRO ESCUDO, DEFENSOR, GUERRERO Y POR SU GRAN AMOR, ES EL QUIEN PERDONA A TRAVES DE NOSOTROS A NUESTROS ENEMIGOS GRATUITOS. PERDONAR ES SIEMPRE UN PROCESO EN EL JESUS JUEGA UN PAPEL PRINCIPAL, PUES PER » ver comentario
Me gusta 0
ERASMO7

ERASMO7


el 24/2/11
YO PIENSO QUE NO ES TAN DIFISIL SEGUIR EL CAMINO DIOS SIMPLEMENTE ENTREGATE A EL. EL TE SABRA GUIARTE.
Me gusta 0
ERASMO7

ERASMO7


el 24/2/11
ME ES MUY AGRADABLE ENCONTRAR TANTOS COMENTARIOS ERMOSOS. SOY MUY AFORTUNADO DE ENCONTRAR ESTA PAGINA. QUE DIOS LOS BENDIGA A TODOS.
Me gusta 0
GLADYS

GLADYS


el 24/2/11
Este evangelio nos hace pensar que estoy haciendo yo por mis hermanos, sera que somos de verdad buenos discipulos de Dios? Tratemos de perdonar y compartir con las personas que mas nos necesitan que a veces estan muy cerca de nosotros y al mismo tiempo muy alejadas.
Me gusta 0
ELIZABETH

ELIZABETH


el 2/6/11
La Verdadera Santidad surge como consecuencia de una comunion plena con nuestro Padre;Yo soy Jehova que os Santifico Ex;31:13
Santidad es apartarse,consagrarse purificar.y solo Dios es quien nos santifica a traves de su hijo Jesus.
Dios quiere que tengamos una estrecha relacion con él.
Y en estos tiempos apartarnos de las murmuraciones,comentarios,chismes que afean nuestro testimonio.
Muchas bendiciones.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.