Comentario al Evangelio del

Juan Lozano Belmonte, cmf
Querido amigo/a:

Dios llama a quien quiere, como quiere y cuando quiere. Tú y yo hemos sido llamados por Él. Jesús llamó a los que el Padre quiso después de escuchar, orar y conversar con Él en la montaña. Se nos invita hoy a renovar nuestra vocación. Hemos sido llamados por Dios. Él nos ha elegido y nosotros nos hemos fiado, le hemos correspondido con nuestro sí. Pero nos sigue llamando, como el “pastor con sus silbos amorosos”, como bellamente expresa San Juan de la Cruz. La llamada es progresiva, dinámica. No nos llamó y ya está, sino que nos sigue llamando, porque necesitamos acercarnos más a Él, seguir creciendo con Él, configurándonos más con Él. Los Doce no lo tuvieron claro desde el primer momento. Fueron conociendo al Padre en el Hijo, poco a poco, con sus dudas, sus temores, sus traiciones en Getsemaní… Necesitaron seguir siendo llamados. Dios no se cansa de hacerlo. Por eso nosotros necesitamos seguir escuchando: ¿Señor qué quieres de mí en esta situación concreta? ¿Cómo te puedo servir más y mejor? Son las llamadas dentro de la primera llamada que un día irrumpió en nuestra vida.

Los santos que recordamos en la liturgia, como la mujer de hoy http://www.churchforum.org/santa-ines-martir.htm, sólo se diferencian de nosotros en que ellos no dejaron de escuchar las llamadas con las que Dios les atraía. A través de ellas fueron respondiendo a los retos de su tiempo; no dejaron de buscarle, aún con sus dudas, sus temores y sus traiciones. Dios te necesita, nos necesita y nos sigue llamando. No detengamos nuestra historia de amor con Él. No dejemos que nuestro “yo” frene el plan que nuestro Creador tiene pensado con amor para nosotros. Colaboremos en su divina voluntad con la actitud que diariamente debemos renovar: “aquí estoy Señor para hacer tu voluntad”. Es nuestra felicidad y la mejor manera de alabar a Dios: dejarle ser el dios de nuestra vida. Sigue fiándote de Él.

Vuestro hermano en la fe:
Juan Lozano, cmf.

Comentarios
Maria Lara Maria Lara
el 21/1/11
Gracias doy a mi buen Dios, porque de cierta forma me ha llamado a servirle en mis estudiantes y hoy me sigue llamando, te ruego Señor para que los oidos de muchas personas se abran a tu voz y así puedan seguir el camino recto guiados por nuestra Madre Santísima. San Miguel Arcangel, ruega por nosotros.
Me gusta 0
Carla Ivagna Carla Ivagna
el 21/1/11
Sencillamente me encanto su reflexión querido Hno. Dios no sigue llamando, seamos como seamos, solo que en la iglesia, en no pocas ocasiones, no se perdonan los errores, fallas y/o pecados. Esto, que si bien se comprende: ES UNA PENA, y porque no decirlo es negación del Dios de Jesucristo.
Me gusta 0
Guadalupe Guadalupe
el 21/1/11
Gracias por estos comentarios que nos ayudan a responder qué representa y dice la palabra diaria para mi, de una manera tan cotidiana. Tambien por poner en estos dias, el Santo del dia, que nos ayuda tambien a conocer sus vidas y cual es la diferencia a la que debo apuntar para hacer de mi vida una apuesta mejor hacia entender la voluntad de Dios, ojala se de continuidad para conocer mas de estas vidas.
Me gusta 0
Amanda Fion Amanda Fion
el 21/1/11
Demos gracias a Dios porque a pesar de que a veces nos alejamos El no nos deja olvidados, sino insiste y nos sigue llamando a servirle, a amarle porque es fiel y quere que un dia todosgocemos de su Reyno. Hoy digo..."Señor aqui estoy para ser tu voluntad"

Me gusta 0
alcira alcira
el 21/1/11
gracias señor te doy porque nos has llamado a ser hijo tuyo , para que seamos obediente y serte fiel , hacer lo que a ti te agrada señor gracias padre santo . porque nos protejes , nos salnas y nos liberas.
Me gusta 0
Mirari Mirari
el 21/1/11
Buenas tardes.Releo el evangelio y el comentario que tan bien expones. Dios llama a quien quiere. No lo entiendo. Me resulta injusto. Me centro en mi llamada primera y en la continúa llamada que El me hace. Me fío, me cuesta hacerlo, temo el salto al vacío, el compromiso con mis hermanos, con lo que ello implica. Repito "aquí estoy Señor, par hacer tu voluntad". ¡Quiero confiar más en Ti!
Gracias por tu reflexión, un saludo
Me gusta 0
aquile aquile
el 21/1/11
Definitivamente tenemos un Dios Misericordioso, a pesar de nuestros pecados el nos ama y nos sigue llamando para acercarnos más a él. Estoy convencido que jesucristo es el hijo de Dios y hoy sólo nos pide un poquito de amor hacia él tambien nos pide obediencia y acción. Mi señor derrama en nostros una lluvia de amor para poder compartirlo con nuestro projimo y enseñamos cada día a hablar contigo y a escucharte para que nos pueda guiar en esta vida. Amen Amen y Amen.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.