Comentario al Evangelio del

Juan Lozano Belmonte, cmf
Querido amigo/a:
Otra vez un conflicto relacionado con la práctica del amor que se ha puesto detrás de la ley. La mayoría de nuestros países presumen de ser democráticos; si algo caracteriza a la democracia es “el imperio de la ley”, a través del cual se articula un estado de derecho. Ya sabemos que la democracia tiene sus lagunas, aunque es mejor que otros sistemas políticos bastante deplorables y abusivos. A donde quiero ir a parar es que también nosotros hemos puesto demasiadas esperanzas en la ley. Cierto que la necesitamos para ordenar nuestra convivencia y para articular nuestra vida de fe. Pero Jesús no se cansa de advertirnos que tengamos cuidado de no contentarnos con su cumplimiento.
Un tentación fuerte es conformarnos con lo que “tenemos que hacer”, con lo “políticamente correcto”, y no ir más allá, no dar pasos, no arriesgar, no ser más pasionales y embriagarnos más. La ley nos orienta, pero también puede adormecernos y hacernos tibios. Revísate en poco con la Palabra de hoy: ¿eres de los que cumplen o de los que van más allá? ¿Te conformas con realizar tus obligaciones o tienes capacidad de salir más hacia afuera, al encuentro del otro? ¿Eres tibio o caliente? Porque el Evangelio nunca nos llama a estar quietos, sino a buscar siempre el rastro de la Vida en todos los acontecimientos y momentos de nuestra jornada. Para el cristiano a ley es un instrumento para amar más y mejor, no un fin en sí misma. Haz un breve repaso y pide al Señor luz para detectar aquellas normas y leyes que te atan desde hace tiempo y no te hacen más libre ni mejor cristiano/a, y pídele que te libere de ellas.

Vuestro hermano en la fe: 
Juan Lozano, cmf.
Comentarios

Deja tu mensaje:

maría luisa
maría luisa

el 18/1/11
Me parece excelente , es cuestionante, gracias
Me gusta 0
BONIFACIO
BONIFACIO

el 18/1/11
LA PREGUNTA ES QUE SENTIDO TENDRIA LAS INSTITUCIONES SI EL FUNDAMENTO ES EL MANDAMIENTO DEL AMOR? BUENO, CLARO QUE LAS LEYES SON INSTRUMENTOS QUE NOS AYUDAN CAMINAR CONFORME A NUESTRA FINALIDAD. AL FINAL DETRAS DE CADA NORMA SOLO DEBEMOS INTERPRETAR QUE LA LEY SUPREMA ES LA SALVACION DE LAS ALMAS. TU PALABRA SEÑOR ES LA VERDAD Y TU LEY NUESTRA LIBERTAD.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.