Comentario al Evangelio del

Juan Lozano Belmonte, cmf
Querido amigo/a:
El ayuno fue y sigue siendo una práctica religiosa que, bien entendida y utilizada, tiene su sentido y nos ayuda a crecer. No es exclusiva del ámbito eclesial; en el mundo deportivo, artístico o profesional competitivo, se practican ayunos muy variados y exigentes para alcanzar determinadas metas. Para los cristianos el ayuno cumple la función principal de entrenarnos en el dominio de nosotros mismos: en mí mando yo y no el conjunto de mis pasiones o instintos que, aunque ahí están, no dejo que me gobiernen: la promiscuidad, el deseo de venganza, el interés propio, la esclavitud y seducción del materialismo…, podríamos enumerar una lista interminable.
Jesús nos deja muy claro que el ayuno nos entrena en el crecimiento. Para ello es necesario que yo sepa gobernarme, saber qué quiero y a dónde voy. ¿Crecer en qué? En todo lo que sea Reino de Dios, en el camino del amor, porque el novio está con nosotros. Estoy convencido que ayunar de alimentos, televisión u otras cosas que nos tengan esclavizados es más fácil que ayunar de murmuraciones, prejuicios, sospechas, celos y odios. Por aquí parece que apunta el ayuno que Jesús quiere, en odres nuevos.
Hoy recordamos a san Antonio Abad. El desierto fue testigo de los fuertes ayunos que le llevaron a amar más a Cristo. http://www.churchforum.org/san-antonio-abad.htm
La Iglesia de Jerusalén, ayer, hoy y mañana. Es el lema de la Semana de Oración por la unidad de los Cristianos que comienza mañana y que celebraremos hasta el próximo 25 de enero. Hace dos mil años, los primeros discípulos de Cristo reunidos en Jerusalén tuvieron la experiencia de la efusión del Espíritu Santo en Pentecostés y han estado reunidos en la unidad que constituye el cuerpo del Cristo. Los cristianos de siempre y de todo lugar ven en este acontecimiento el origen de su comunidad de fieles, llamados a proclamar juntos a Jesucristo como Señor y Salvador. Aunque esta Iglesia primitiva de Jerusalén ha conocido dificultades, tanto exteriormente como en su seno, sus miembros han perseverado en la fidelidad y en la comunión fraterna, en la fracción del pan y en las oraciones. Nosotros oraremos esta semana para que esta unidad por la que todos trabajamos sea cada vez más efectiva. Puedes recoger más información en: http://www.oikoumene.org/es/documentacion/semana-de-oracion-por-la-unidad-de-los-cristianos.html
Vuestro hermano en la fe: 
Juan Lozano, cmf.
Comentarios

Deja tu mensaje:

jogabo
jogabo

el 15/1/11
La semana de oración por la unidad se celebrará del martes 18 al martes 25 de enero de 2011
Me gusta 0
jesús
jesús

el 17/1/11
yo soy religioso y voy en la escuela Anahuac
Me gusta 0
vicente condori
vicente condori

el 17/1/11
Jesucristo es el esposo que aspira a ganar el amor de todas las almas. Y lo hace con una entrega total hasta el punto de dar su vida por nosotros. Oremos por cada una de nuestras almas para que Cristo siempre nos acompañe a vencer las tentaciones y los peligros de este mundo.
Me gusta 0
Amanda Fion
Amanda Fion

el 17/1/11
Me gusto mucho como se explica la parte en que dice que en lo que debemos crecer es en todo lo que sea reino de Dios y no materialismos.

Oremos mucho a partir de mañana que empieza la semana de oracion, para que asi sea.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.