Comentario al Evangelio del

Luis Manuel Suarez, cmf

Queridos amigos y amigas:

En el Evangelio de hoy, María se pone a cantar. Y su voz habla de ella a la vez que recoge la historia de su pueblo.

María comienza alegrándose porque Dios se ha fijado en su vida, por gracia. Y acercándose, ha hecho cosas grandes.

A continuación, recuerda el modo de hacer de Dios: poner abajo a los que están arriba y arriba a los que están abajo; dar al que no tiene y dejar sin nada al que cree tenerlo todo. Así es Dios, que pone el mundo al revés… o quizá al derecho, después de que nosotros lo hubiéramos puesto patas arriba.

Y termina agradeciendo la presencia de Dios en la historia: nunca ha dejado a su pueblo, a pesar de sus infidelidades. Es el Dios que cumple las promesas. Así termina este canto de María.

Y tú, ¿te gusta cantar? Más allá de tener mejores o peores cualidades musicales, hay un canto que, como el de María, brota del corazón. Y recoge lo que Dios va haciendo en la vida. Y lo que puede llegar a hacer. Cantar a la vida es reconocer que, en medio de la ambigüedad, de tantas sombras que nos acompañan cada día, Dios sigue siendo fiel, seguirá estando ahí, cumplirá sus promesas y sigue mirándonos con misericordia.
Que este final del Adviento reavive en nosotros la capacidad de cantar la vida que se nos va regalando. Vivir para cantar.

Vuestro hermano en la fe:
Luis Manuel Suárez, claretiano (luismacmf@yahoo.es)

Comentarios

Deja tu mensaje:

leandro
leandro

el 22/12/10
muy bueno
Me gusta 0
Pbro Adolfo R.
Pbro Adolfo R.

el 22/12/10
Excelente el comentario a este evangelio. María no puede hacer más que agradecer la grandeza de Dios. Ella sintió miedo, sin duda, de aceptar una tarea tan grande, pero su miedo no la hizo desconfiar. Que nosotros, ante distintas circunstancias, sepamos escuchar la voz de Dios y cantar sus maravillas.
Me gusta 1
vicente condori
vicente condori

el 22/12/10
Hoy las lecturas nos invitan a agradecer a Dios por todo lo que hace por nosotros. El Magnificat de María es un canto maravilloso de acción de gracias, la alegría de la Virgen es desbordante. Ana agradece a Dios entregando a su Hijo a su servicio.
Me gusta 0
analou
analou

el 22/12/10
Me gusto mucho el comentario, me invita a vivir en la contemplación y en el gozo, de las distintas formas en que Dios se manifiesta en nuestras vidas a diario. Tener un filtro para lo bueno y no para lo malo que a veces es lo que más observo. Bendiciones :)
Me gusta 0
macadenen
macadenen

el 26/12/10
Hoy el evangelio nos muestra la humildad de María, ella por más que sabía que iba aa ser la madre del Todopoderoso aún se sentia una pobre mujer al lado de Dios.
Por ello Dios dice dichoso los que lloran porque serán consolados y dichosos los pobres porque de ellos será el Reino de los Cielos.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.