Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez cmf

 

 

¿Un administrador injusto? 

 


 

 

      La parábola de este domingo es bastante sorprendente. Jesús le da la vuelta a una situación paradójica para enseñarnos algo fundamental: que los bienes de este mundo o los utilizamos para crear lazos de fraternidad o son perfectamente inútiles. Pero para llegar a esa conclusión va por un camino del que cuesta entender bien las curvas y vericuetos. La mayoría de nosotros diría de entrada que no se puede alabar a ese administrador, que es un administrador “injusto” –de hecho así se ha denominado tradicionalmente la parábola: “del administrador injusto”– y que su comportamiento es reprobable. En nuestros días merecería que le metiesen en la cárcel, le juzgasen y le condenasen a devolver el dinero a su dueño y a pasar unos cuantos años entre rejas. 

      Lo del dinero no es asunto de poca importancia en nuestro mundo. Tenemos perfectamente claro quién es el dueño y propietario. Siempre hay papeles que lo atestiguan. Nadie se debe apropiar de lo que no es suyo... según los papeles. Porque a veces la realidad es otra. A veces no son los mismos los derechos escritos que los derechos de verdad. Cuando Kenia, en África, pasó a formar parte del Imperio Británico, la corona determinó que todas aquellas tierras eran de su propiedad. Y así se puso por escrito. Pero se “olvidó” de que en aquellas tierras había pueblos, personas, familias, que llevaban viviendo en ellas durante siglos. El único problema es que nunca habían hecho “papeles”. Aquello fue un robo manifiesto. Fue lo que desgraciadamente ha sido y es la historia humana: la historia del poder del más fuerte que se aprovecha de los más débiles, de los pequeños. Así fue aquel Imperio y todos los demás imperios que en la historia ha habido. Lo mismo se puede decir de las naciones, de los partidos políticos, de las empresas...

 

Ante una situación difícil

      Hoy meteríamos al administrador injusto en la cárcel. Pero Jesús no quiso hacer una parábola sobre la justicia. Jesús quiere siempre hablar del Reino. Toda su vida estuvo al servicio del Reino, sus palabras y sus obras. Lo de menos en esta parábola es de quién es el dinero o si el administrador está defraudando al amo. Lo más importante es que el administrador, cuando se encuentra en una situación urgente y delicada –su patrón se había dado cuenta de que le robaba dinero y le echaba del trabajo– toma una decisión que le abre un futuro nuevo: va a utilizar el dinero de su amo no para quedárselo sino para hacerse amigos que le acojan cuando se encuentre en la calle. Jesús pone al administrador como ejemplo del que se encuentra de golpe en una situación difícil y sabe encontrar una salida. 

      Lo más interesante es que esa salida pasa por hacerse amigos, por construir lazos de fraternidad. En definitiva, la salida pasa por el Reino. Porque lo que salva la vida de una persona no es el dinero que tiene acumulado en el banco o las riquezas que tiene depositadas en la caja fuerte de su casa sino la fraternidad que ha construido en su vida, el amor que ha dado y el que ha recibido. ¿Para qué quiere el administrador el dinero que robó? Probablemente ya se lo había gastado. Pero aquellos clientes de su patrón a los que perdonó parte de sus deudas le abrirían las puertas de su casa. El administrador encontraría una familia que le acogiese. Estaría salvado. 

      Conclusión: los bienes de este mundo o sirven para crear fraternidad o no sirven para nada, se apolillan y nos apolillan, se pudren y nos pudren a nosotros mismos. No hay banquete de la vida si no se comparte en fraternidad. 

 

Crear fraternidad

      Ahora es tiempo de volver a la primera lectura y escuchar la palabra dura del profeta Amós. No es agradable escuchar sus palabras pero son verdad. ¡Ay de todo el que abuse de su hermano! ¡Ay del que haga de los bienes una muralla que le impida la fraternidad! Es posible que se encuentre con una cuenta corriente llena de dinero pero morirá en la soledad rodeado de sus tesoros pero sin una mano amiga cerca. El Señor no olvidará sus acciones porque el Padre de todos no desea sino que vivamos en fraternidad. Romper e impedir la fraternidad no sólo es el mayor pecado sino que además lleva consigo la peor de las condenas: la muerte en soledad, el aislamiento. 

      Es tiempo de levantarnos y ponernos en marcha. Es tiempo de usar lo que tenemos al servicio de la fraternidad. Lo mío no es mío sino nuestro y la necesidad del hermano vale más que cualquier título de propiedad. Aunque el hermano no tenga papeles que acrediten su propiedad, es hermano, hijo del mismo Padre, Dios, y ése es el mayor derecho que se puede tener en este mundo. 

Comentarios

Deja tu mensaje:

Federico
Federico

el 14/9/10
la palabra de DIOS siemre sorprende y tan es asi que viene a "sacudir" el interior y la conciencia de la persona viene a quitar el polvo y la polilla que la cubre para que de esa manera totalmente limia y purificada responda a los requerimientos y espectativas de Dios.Que Dios lo siga iluminando con esas sabias reflecciones que tanto efecto y bien nos hacen. !GRACIAS!
Me gusta 0
DÓLAR
DÓLAR

el 18/9/10
La verdad es que a veces vivimos de un modo tal que sólo pensamos que el mundo es dinero y más dinero, tenemos que hacer un esfuerzo los creyentes, para desde la fe fundamental nuestra vida, cada día más, porque cada día, estamos inmersos en una sociedad, más consumista. ¿ve sin dinero a algún sitio, lugar, establecimiento, a ver quien te da algo? la respuesta, yo no soy el jefe, y si no lo pagas usted lo tengo que pagar yo. Jesús pone primero la fraternidad, recordamos la pregunta que le hace el maestro de la ley, ¿Cuál era el mandamiento más importante de la ley? amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo. La verdad que el comportamiento es injusto, pero para Jesús todas las situaciones de nuestra vida, e incluso las injustas, quiere Él que estén » ver comentario
Me gusta 0
Francisco
Francisco

el 18/9/10
buenas noches asi es solamente desde el amor a los demas se es feliz y el modelo de vida de todos nosotros es JESUS DE NAZARET la verdad de un Dios increible sublime y que nos ama con delirio que EL nos bendiga siempre para estar en la verdad de una vida autentica saludos.
Me gusta 0
jannyna
jannyna

el 18/9/10
Bueno, ayer que estuve leyendo la palabra del mdomingo, estuve un poco confusa sobre lo que el Señor queria decir, pero con esta catequesisi me muetsra una nueva manera de ver las cosas, y de la grandeza del Señor para con todos, asi actuemos mal. Todo esta hecho para nosotros, pero para saberlo usar siempre en bien del projimo.
Me gusta 0
P. Jose Antonio
P. Jose Antonio

el 19/9/10
Aunque a Jesus no le interesa el dinero ni lo que se tenga materialmente, es importante notar que no esta bien hacer amigos, ni construir amistades desde la mentira, mejor es hacer el bien siempre y construir amistades desde la sinceridad, y arrebatar el tesoro, la corona que no se marchita , el cielo...que el dinero es importante claro pero sin ambicionar ni quitar, asi siempre tendremos lo necesario...Dios los guarde...
Me gusta 0
FR JOSE ISABEL
FR JOSE ISABEL

el 19/9/10
ESPERO QUE ESTE DOMINGO TODOS NOSTROS COMO PUEBLO DE DIOS MANIFESTEMOS MAS CONFIANZA EN DIOS. Y EN TRABAJAR MAS POR LA UNIDAD DE CADA HOMBRE PARA QUE NO SE DESVIE DE LOS BINES MATERIALES SINO QUE BUSQUE LAS COSAS DEL CIELO.
Me gusta 0
Carlos Eduardo
Carlos Eduardo

el 19/9/10
Me llama la atención cómo hoy en día, el dios Dinero tiene tan organizada su religión: Con fiestas en el año como el día del Amor y la Amistad, el día de la Madre, el día de la secretaria y hasta ha querido convertir la Navidad en una de sus grandes fiestas para gastar los frutos de los balances financieros anuales. Han construido sus magníficas catedrales en los centros comerciales donde la noción del tiempo se pierde entre vitrinas, sin saber si es de día o de noche, si llueve o hace calor porque son ambientes diseñados para el confort de sus súbditos. Cuentan que antiguamente se veían las filas en las Iglesias para confesarse a final de mes para cumplir con el "Primer Viernes" y hoy en día se ven las filas interminables en los cajeros automáticos y bancos para cobrar o c » ver comentario
Me gusta 0
Marga Pulido
Marga Pulido

el 20/9/10
la reflexion de hoy fue una buena sacudida a nuestro interior, quien es infiel en lo pequeño, tambien lo es en lo grande, Dios nos dio la vida, a Un esposo(a) e hijos y debemos ser buenos administradores, dandoles amor, cuminicacion y cuidado, quien no cuida lo que es suyo, mucho menos cuidara lo ajeno.
Me gusta 0
acenet brieva
acenet brieva

el 20/9/10
la parabola de hoy nos presenta la grandeza del amor de dios por que el quiere que los hombres se salven y vivamos bajos sus leyes que van mas haya del dinero pero tambien quiere que samos buenos administradores y que actuemos con rectitud y honestidad.
Me gusta 0
Charito
Charito

el 20/9/10
He comprendido que Dios me ha bendecido con trabajo, y muchas habilidades en mi persona, y eso es lo que agradezco a Dios, pero lo que no entendia era como retrubuir todo eso en el mundo, ahora si sé, me he dado cuenta que tengo que ser fraterna, compartir esto,...no aislarme, salir al mundo, bueno espero que tengan todos una linda semana. Dios los bendiga.
Me gusta 0
José Benito
José Benito

el 20/9/10
Hay un detalle muy importante que aquí no se tiene en cuenta, y que viene reseñado (creo recordar) en la traducción de la Nueva Biblia Española.

Lo que perdona el administrador a los deudores de su amo, es justamente lo que éste tenía que pagarle a él por despedirle como indemnización, según la ley judía. Por tanto, el dinero con el que el supuesto administrador injusto se gana amigos es propiamente suyo.

De este modo, se comprende mucho mejor lo que quiso decir Jesucristo. El dinero de este mundo es injusto por naturaleza, como institución humana (de hecho, la traducción correcta no debería ser "ganaos adeptos con el dinero injusto", sino "ganaos adeptos con el injusto dinero". Y lo es porque no necesariamente va a parar siempre a manos del bueno, lo cual viene muy bien » ver comentario
Me gusta 0
caty franco
caty franco

el 20/9/10
dios mio , no lo habia entendido hasta q lei esta pagina . q hermoso q real es , porq muchas veces nos olvidamos del hermano y pensamos q lo bnuestro nosotros lo trabajamos y por ese motivo solo es mio . gracias dios por darme bienestar para q tambien mi hermano en cristo tenga te alabo y te doy gracias
Me gusta 0
caty franco
caty franco

el 20/9/10
dios mio , no lo habia entendido hasta q lei esta pagina . q hermoso q real es , porq muchas veces nos olvidamos del hermano y pensamos q lo bnuestro nosotros lo trabajamos y por ese motivo solo es mio . gracias dios por darme bienestar para q tambien mi hermano en cristo tenga te alabo y te doy gracias
Me gusta 0
Grecia
Grecia

el 22/9/10
Dios es grande ?
Me gusta 0
estafania
estafania

el 25/9/10
no, lo mejor
Me gusta 0
estefania
estefania

el 25/9/10
te amo dios
Me gusta 0
grecia
grecia

el 25/9/10
dios es grandeeeeeeeeeeeee
Me gusta 0
Daniel
Daniel

el 5/10/10
simplemente estaba buscando el mensaje de este domingo y me encuentro con la sorpresa que quieren mucho a Dios con sus comentarios bueno si ustedes creen en Dios que bien por ustedes, pero yo hasta el momento dudo de el y ya ni me interesa la lcase de religion como antes que me estara pasando. simplemente no quiero ser hipocrita al decir SI CREO EN DIOS
Me gusta 0
natalia
natalia

el 5/10/10
Dios es maravilloso
Me gusta 0
celeste
celeste

el 5/10/12
dios es muy grande y bueno
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.