Comentario al Evangelio del

Rosa Ruiz. Misionera Claretiana (rosaruizrmi@yahoo.es)

¡Cómo me cuesta poner al servicio del Reino mis debilidades y miedos! Pablo lo tenía claro… quizá porque vivía lo que reza el salmo de hoy: Tu mandato me hace más sabio que mis enemigos, siempre me acompaña.

Nuestra sabiduría, tantas veces, no es la de Dios. Decimos casi como si de un refrán se tratase: los caminos de Dios no son nuestros caminos, pero en realidad casi esperamos que sea Dios quien se acomode a mi estilo y no yo acercarme a su voluntad.

Jesús, sí. Poco a poco, creciendo, haciéndose más humano en la medida que más se hacía uno con el estilo del Padre. Por eso es capaz de levantarse en la sinagoga, proclamar la Palabra delante de los suyos, asumir las críticas y ataques… y no dejar de vivir según el plan de Dios. El Espíritu del Señor estaba sobre Él, le envolvía, le ungía, le inspiraba. Y no por puro sentido de la obligación o por tener algo de lo que presumir ante el pueblo. No. El motivo y el motor es la misión: anunciar el Evangelio a los pobres, anunciar a los cautivos la libertad, dar vista a los ciegos y libertad a los oprimidos… Por eso también podrá decir al final de su vida: cuanto hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños y necesitados, a mí me lo hicisteis (cf Mt 25). La voluntad del Padre no es un plan político que defender ni una consigna social que implantar ni un precepto religioso que nos justifique ante Dios. Es, más bien, como una “segunda piel” que se va haciendo carne de nuestra carne y sangre de nuestra sangre, cada vez más adentro, cada vez más suave y hondamente…

No seremos profetas en nuestra tierra y puede que incluso nos quieran despeñar más de una vez, pero la misma fuerza liberadora del Espíritu nos seguirá abriendo paso y caminaremos a su sombra. Puede que no sea suficientemente libre ni viva con suficiente fidelidad la voluntad de Dios pero creo todos tenemos al menos alguna pequeña experiencia de que esto es tan real como la vida misma.

Vuestra hermana en la fe, Rosa Ruiz. Misionera Claretiana (rosaruizrmi@yahoo.es)

Comentarios

Deja tu mensaje:

vicente condori
vicente condori

el 30/8/10
Jesus a pesar de las críticas y desaprobaciones del pueblo Judío sigue adelante en su misión salvadora. Fiel a su promesa hasta la muerte y su resurrección continúa con nosotros a nuestro lado. Hermanos, pidamos al Señor que nos de la fortaleza para enfrentar con valor los momentos difíciles que vendran. Todo lo podemos con Jesus, nada sin él.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.