Comentario al Evangelio del

ciudadredonda

- Estoy un poco preocupado, porque yo no he dejado “casa, hermanos o hermanas, padre o madre” para predicar el Evangelio. Eso es más bien cosa de curas y monjas.

- Ya lo sé, pero debe de haber algún “truco” en esto, porque si fuera tan fácil todo el mundo se iría de casa para tener garantizada la salvación. O, al menos, los curas y monjas, como tú dices, estarían mucho más tranquilos y seguros respecto a su futuro en la otra vida.

- Sí, pero entonces ¿cómo se entiende eso de “dejarlo todo”?

- No lo sé muy bien. Vamos a ver cómo sigue la lectura.

- Dice algo de últimos y primeros. Eso ¿a qué viene?

- Supongo que se refiere a no buscar siempre lo mejor, a no aferrarse a las cosas que nos producen prestigio o una situación privilegiada.

- O sea, estar dispuesto a renunciar a algunas comodidades si creemos que Jesús así nos lo pide.

- Eso es: “estar dispuestos a renunciar”. Acabas de dar en la clave. Seguro que eso de dejar a la familia significa que debemos estar dispuestos a renunciar “incluso” a la familia si vemos que Dios nos lo pide. Pero no que todos debemos quedarnos sin familia. Menudo futuro para la humanidad…

- Estar dispuestos a renunciar…

- Sí, pero ya dicen los psicólogos (y los curas) que eso de “estar dispuesto” nunca será verdad si no se va traduciendo en pequeños gestos; en este caso en pequeños gestos de renuncia.

- O sea, que esta lectura de hoy nos invita a ir renunciando a algunas cosas en favor de Jesús.

- O en favor de los demás, que son más visibles y viene a ser lo mismo.

- Vaya, vaya. Lo pensaré.

Comentarios
Victor Victor
el 17/8/10
Que pasaría si todo el mundo renunciara a sus familia por predicar la palabra de Dios, ¿niños abondonados por sus padres jovenes que no pueden estudiar por mantener la obligación en sus hogares? No. Cristo nos pide algo más que eso renunciar al pecado, abandonar los vicios e idolatrías dejar todo atrás que no es bueno para nuestra vida. El Señor nos pide que con nuestras familias prediquemos la palabra de Dios y demos buen testimonio de ello. El mismo Cristo tuvo una familia.
Me gusta 0
Emilio Emilio
el 17/8/10

Muy bueno porque traduce de forma inteligible y expone un pensamiento util para todos y para cualquier momento
Me gusta 0
rosita27 rosita27
el 18/8/10
El renunciar a lo que me aparta de Dios y hnos, pues seguido le damos mas importancia al trabajo,olvidando el compartir con la fam: lo mas hermoso que Èl nos da la vida y todo lo que tenemos, cuando buscamos a Dios en los necesitados ,los que no le conocen, ni han experimentado su misericordia y amor. Dios los bendiga
Me gusta 0
Oscar Cruz Oscar Cruz
el 18/8/10
tan dificil, tan dificil.. pero tan necesario.. Diosito fuerzas para seguirt sin ver hacia atras..
Me gusta 0
Macadenen Macadenen
el 18/8/10
creo que lo primero que se debe dejar de lado son nuestras malas aficiones, nuestros malos hábitos eso es lo que mas nos aleja de Cristo. En lo que uno mas se debe alejar es de las carreras terrenales como modelo porque sin darse uno cuenta sino no tienes un amigo o amiga que te guíe a no caer en esas aficiones terrenales simplemente te vuelves materialista o superficial, por lo que seguir a Jesusito sería mucho mas dificil. Lo digo por experiencia.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.