Comentario al Evangelio del

Bonifacio Fernández, cmf

Al enfrentarnos con el evangelio de hoy, lo primero que necesitamos es caer en la cuenta de que estamos en la sección de milagros. Jesús acaba de revelar que con él ha llegado el tiempo de fiesta, el tiempo de bodas y de alegría mesiánica; el novio está en medio.  Como expresión de la vida, se muestra que la nueva vida mesiánica es tan real que cura las enfermedades: resucita a la hija de Jairo; cura a la mujer encorvada.

En una primera lectura es útil caer en la cuenta de los personajes: Jesús, el dignatario judío, la mujer enferma, la niña que resucita.

En una segunda lectura es interesante caer en la cuenta de las acciones de los personajes: destaca la importancia del tacto; la mujer toca el borde del manto, a Jesús le pide el personaje que ponga la mano en la cabeza de su hija… cogió a la niña de la mano.

Otra lectura del texto puede hacer caer en la cuenta de las acciones de los personajes: mientras Jesús hablaba…se le acercó…se arrodilló ante él; Jesús le siguió con sus discípulos… a mujer se acercó por detrás. Se reían de él…Cuando echaron a la gente… Jesús entró. La niña se puso de pie.

Y a través de los movimientos y las acciones destaca la fuerza de la palabra de Jesús:”tu fe te ha curado”. Y también la fuerza de la acción de Jesús: la cogió de la mano y la niña difunta se puso de pie.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Pablo Izquierdo
Pablo Izquierdo

el 5/7/10
Como destaca el final del comentario, para que se produzca un encuentro con Cristo, que es la fuente de la vida, hace falta un movimiento de fe, de plena confianza en él, en su bondad, en su poder. Lo podemos hacer con gestos públicos y con palabras, como el personaje, o a hurtadillas y en silencio, como la mujer.
Me gusta 1
Sally, R.D.
Sally, R.D.

el 5/7/10
Te agradesco Senor, porque sin importarte mis faltas, cada dia tienes un milagro nuevo para mi, y me sorprendes en una esquina inesperada, y me traes flores, y me enamoras, susurrandome al oido: ...
" Yo te cortejaré, te llevaré al desierto, te hablaré al corazón. Y me responderás allí como en los días de tu juventud, como el día en que te saqué de Egipto. ....me llamarás Esposo mío, no me llamarás ídolo mío. Me casaré contigo en matrimonio perpetuo, me casaré contigo en derecho y justicia, en misericordia y compasión, me casaré contigo en fidelidad, y te penetrarás del Señor"
Gracias Dios Mio, Por Tu Gran Misericordia Y Fidelidad Para Conmigo ..!!
Me gusta 0
Francisca P.
Francisca P.

el 5/7/10
Esta lectura está basada en la fe, para seguir los mandatos de nuestro Señor Jesucristo, debemos tener Fe en él, el señor es misericordioso cuanto pedimos con fe se os dará.
Bendiciones y misericordia Señor para aquellos pobre de fe. Gracias señor.
Me gusta 0
Juan Rocha
Juan Rocha

el 5/7/10
A Dios le agrada la confianza del ser humano , que lo lleva a pedirle favores y a esparar respuesta pronta con exito de lo que ha solicitado.
Animate a acrecentar tu confianza y y a tocarlo con la vida sacramental y en el projimo.
Me gusta 0
vicente condori
vicente condori

el 5/7/10
DIOS NOS QUIERE VIVOS, por eso envía a su Hijo para salvarnos del pecado y para curar nuestras enfermedades. Sólo espera que nos acerquemos con humildad y le pidamos de corazón que nos libere y nos sane. Pidamos a Dios que acreciente nuestra fe.
Me gusta 0
MILAGROS
MILAGROS

el 5/7/10
Gracias señor por que tu amor me ha salvado, estaba en crisis muriendo deprimida y llegaste hasta mi me tomaste de la mano y me levantaste,acordemonos que la fe mueve montañas.
Me gusta 0
Leonardo
Leonardo

el 5/7/10
el señor es lento en la colera y misericordioso, gracias señor por dejar el rebaño y buscarme
Me gusta 1
lapqñaoveja
lapqñaoveja

el 5/7/10
Dios , nos necesita, mis keridos hermanos. No nos hagamos los sordos, pues, el cuenta con todos nosotros, sus hijos muy amados, para proclamar su Reino. Pidamosle q nos ayude, a ser valientes, a no darnos por vencidos, a ser buenos hijos. Que Dios los bendiga y tengan todosuna buena semana :).
Me gusta 0
veronica
veronica

el 5/7/10
hermanos, quiero contarles el milagro que Jesús hizo en mí, el martes pasado en el patio de la casa por la noche me mordió un perro grande de ambos brazos, del primer brazo me llogré soltar, agarrando la tapadera de la basura con la otra mano distrayendo su atención unos segundos, pero luego me agarró mi otro brazo, y me lo tenía tan entrampado que yo dije me va arrancar el brazo, mi única compañìa en ese momento solo fue mi Señor Jesùs y mi mamá, una señora de setenta y dos años, que cuando me vió que el chucho no me soltaba agarrò fuerzas y con sus dos manos le abrió el ocico, fue asì que salì corriendo para dentro de la casa, y ella se le enfrentò y le llamò por su nombre y el animal se calmò y gracias a Dios no le hizo nada ni un rasguño, en un brazo me hizo do » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.