Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez cmf

Contemplar agradecidos

      Hay quien piensa que la resurrección de Jesús fue un momento deslumbrador que, de golpe y porrazo, cambió la vida de los discípulos. La realidad es que los Evangelios nos hablan más bien de un proceso lento. No me refiero a que Jesús resucitase poco a poco o a que la resurrección no sea más que el fruto de las reflexiones o meditaciones de aquella comunidad cristiana. Jesús no resucitó porque los discípulos lo pensasen sino que ellos no hicieron más que darse cuenta de lo que había sucedido. Lo que pasa es que ante acontecimiento tan inesperado, sorprendente, extraordinario, singular y fuera de lo común, los discípulos necesitaron un tiempo para asimilarlo, para digerirlo. 

      Algo así nos sucede a nosotros. Pasa que no nos damos cuenta porque llevamos hablando de la resurrección de Jesús casi desde que nacimos. Tanto hemos oído que nos parece normal. Lo malo es que en esa normalidad no nos damos cuenta de lo extraordinario del asunto y menos de sus consecuencias para nosotros. Seguimos como si tal cosa, como si algo tan sorprendente no fuera con nosotros. 

 

¡Paz a vosotros!

      Los discípulos necesitaron un tiempo. No se cambia la vida de la noche a la mañana. Ni de la mañana a la noche. Según nos cuenta el Evangelio de Juan, los discípulos se habían encerrado en una casa por miedo a los judíos. Y eso ¡el mismo día en que por la mañana habían recibido de las mujeres la noticia de la resurrección de Jesús y Pedro y el discípulo amado habían constatado la desaparición de su cuerpo! Jesús se les aparece y lo primero que les envía es un mensaje de consuelo: “Paz a vosotros”. Se identifica. Es el mismo Jesús que había muerto. Ahora está vivo. 

      Es difícil explicar con palabras esta parte de la historia. Los evangelistas se muestran muy parcos y austeros en su forma de hablar de Jesús resucitado. Nada que ver con los fantasmas que pueblan nuestra literatura o los castillos escoceses. La presencia de Jesús no atemoriza sino lo contrario. Uno de los efectos de esa presencia de Jesús entre los discípulos es que se les reaviva la memoria. Son capaces de recordar y, lo que es más importante, entender el sentido de todo lo que habían vivido con Jesús. Sus palabras, sus acciones, se llenan ahora de luz. 

      Creer no es sólo conocer a Jesús. No es sólo haber escuchado sus palabras. Ni siquiera es estar convencido de que su mensaje es bueno para la humanidad. Creer es haberse encontrado con Jesús y haber metido, como Tomás, los dedos en sus llagas y las manos en su costado. Creer es reconocer que en Jesús la vida ha triunfado sobre la muerte y que en él Dios ha abierto la humanidad a la esperanza de una vida nueva. Creer es dejar que el espíritu de Jesús resucitado se meta bien adentro en nuestros corazones y recree la esperanza. Creer es confiar en que el Abbá de Jesús respondió al órdago a la grande que le plantearon las autoridades judías cuando decidieron eliminar a Jesús. Creer es asumir con el corazón y con la vida que Dios está por nosotros, que se preocupa de nosotros, que somos sus hijos e hijas queridos, que nadie se queda fuera de su amor ni de su promesa de vida. 

 

Tiempo de aleluya

      En este domingo nos solemos fijar mucho en Tomas. De él se dice que era incrédulo. No creo que lo fuese mucho más que los otros discípulos. Ni siquiera más incrédulo que nosotros mismos. Simplemente pasa que no es fácil acoger una noticia tan sorprendente, tan buena,  tan creadora de esperanza, como la resurrección. No se asimila en un momento. Hace falta tiempo. Nos hace falta tiempo. 

      Quizá sea esa la razón por la que la Iglesia dedica 40 días a la Cuaresma y 60 a la Pascua. Hasta va a ser más fácil convertirnos (Cuaresma) que creer en que el amor de Dios es tan grande que nos ha regalado en Jesús la vida plena, la vida para siempre (Pascua). Estamos empezando este tiempo de Pascua. No hay prisa. Ya llegará el tiempo para darnos cuenta de lo que significa en la práctica vivir creyendo en Jesús resucitado. Por ahora, basta con experimentar la misma alegría de los discípulos. Y con dejar que de nuestro corazón brote, agradecido, un continuo “¡aleluya!”

Comentarios
violeta violeta
el 7/4/10
Me encantó el significado a la palabra creer, comparto tus ideas, y considero que para creer en Jesús Resucitado, hay que conocer, compartir con Él las alegrías, tristezas,... es descubrirlo en la vida de cada uno. Es enteder que cualquier acontecimiento en nuestra vida es gracias a la presencia de Dios Padre y de su Hijo Jesús, con la presencia de su Espíritu Santo.
Me gusta 0
ISELA HERNANDEZ ISELA HERNANDEZ
el 9/4/10
MUCHAS VECES NOSOTROS LOS CATOLICOS PENSAMOS SOLAMENTE EN QUE JESUS FUE CRUCIFICADO Y NOS SENTIMOS MUY TRISTES Y SIEMPRE CONTEMPLAMOS LA CRUZ, PERO CUANDO JESUS RESUCITA, ! ES ESA NUEVA VIDA, ES VIDA ETERNA PARA CADA UNO DE NOSOTROS LOS CREYENTES, Y DEBEMOS DE ESTAR MUY FELICES Y LLENOS DE SU SANTO ESPIRITU PARA PODER ABRIR NUESTRO CORAZON A TODAS ESAS COSAS MARAVILLOSAS QUE NUESTRO SALVADOR NOS A REGALADO CON SU GRAN AMOR.
Me gusta 0
Luis Seoane Luis Seoane
el 10/4/10
En medio de los acontecimientos de la vida cotidiana, los tiempos litúrgicos están puestos con la sabiduría y la intención de que vayamos "cayendo en la cuenta" de todo el Tesoro de nuestra Fe. Creemos en el Dios de la Vida, de la Presencia, de la Alegría, de la Paz... La Pascua son 50 días de oportunidad para "caer en la cuenta" con tono de Solemnidad y gran Fiesta, que después cada Domingo del año celebramos con "normalidad", sin perder de vista el acontecimiento y la fiesta en la "vida normal".
Que la Luz de la Resurrección nos haga ver y compartir la Luz en el Pan cotidiano.
Me gusta 0
luis Bustamante luis Bustamante
el 10/4/10
despojados del traje viejo nos ponemos el traje nuevo de la pascua de resurreccion continuando con la luchA DE NUESTROS PECADOS MISERIAS CONCUPISCENCIA Y DEBILIDADES A CUESTAS GRACIAS JESUS CONCEDENOS LA LUZ LA GUIA LA FORTALEZA Y CONZUELO CADA DIA. AMEN
Me gusta 0
felipe sanchez felipe sanchez
el 10/4/10
ojala que cada dia hagamos una confesion de fe como la de tomàs, y que le podamos decir como le decian los apostoles, Señor aumentanos la fe, ya que la fe es una virtud teologal por la cual creemos todo lo que Dios nos ha dicho y nos ha revelado. Quie n pierde dinero pierde algo; quien pierde a un amigo pierde mucho; pero quien pierde la fe lo pierde todo.
Me gusta 0
Juan Pablo Juan Pablo
el 10/4/10
Jesús tuvo que aparecerse a los discìpulos para que creyeran. De hecho, ello se dio por voluntad de Dios Padre. Actualmente hay personas que para creer en Jesús desean que ocurran hechos fuera de lo común.
Ante Dios es muy bueno que reconozcamos a Cristo en acontecimientos que se dan en nuestra vida. Lo mas ideal fuera que constantemente hicieramos la voluntad de Dios en nuestra vida, estando conscientes que es un Dios que desea lo mejor para el ser humano.
Me gusta 0
ludeism ludeism
el 10/4/10
Lo mas ideal fuera que constantemente hicieramos la voluntad de Dios en nuestra vida. Jesús se hace presente en: todas las veces que amamos a nuestro prójimo como a nosotros mismos. No siempre lo reconocemos cuando sale a nuestro encuentro, por ponernos a pensar en otras cosas, etc.
Me gusta 0
michel varela michel varela
el 11/4/10
si no hemos contemplado la fragancia de la resurreccion ,aun no podemos decir que estamos acobardados tambien , la mision es grande y el amor es solo uno y nos compaña hasta la jerusalem celestial. es tiempo de recogernos en Cristo que sale al encuentro nuestro, que alegria.
Me gusta 0
Bulmaro Bulmaro
el 11/4/10
Para los que vamos entendiendo la Resurrecciòn, la Pascua es permanente.
Se debe a que la Paz no debe interrumpirse, el saludo de Jesùs Resucitado es de Paz ( no como la da el mundo)
Algo favorable se respira en el mundo y esto es la Libertad de expresiòn y la libertad de credo vigente en muchos paises
El inicio de la Iglesia no fue nada fácill, pero como esto es tarea de humanos con el tiempo el impulso primario fue sufriendo cambios
La actitud de Tomàs es de lógica
Como también es lógico que en el caminar de la Iglesia se mezclara con la idiosincracia de los pueblos
Por lo tanto el resultado es disensiòn religiosa
La Resurrecciòn es algo màs que un vìnculo de Unidad, quien no cree en ella hace vano el Sacrificio de Cristo por lo tanto no hay Salvación
Tomàs cr » ver comentario
Me gusta 0
CRISTAL2GM CRISTAL2GM
el 11/4/10
CLARO Q RESUCITAMOS NO VES Q EL HIJO SE HA ENJENDRADO EN NOSOTROS Y EL ES LA VIDA, FELICES LOS Q CREEN-
Me gusta 0
Rachel Buendia Rachel Buendia
el 11/4/10
Solo quiero pedir a Dios los bendiga por compartir la palabra, la reflexión.
Me fascina la ternura y la paciencia de Jesús, busca los momentos precisos para comunicarse, para presentarse, pues él sabe bien de la urgencia que sus discípulos tienen de saber que esta vivo, y no solo eso sino que esta cerca. Solo ello los transformará, hoy urge que nuestros corazones escuchen ese saludo de paz.
Me gusta 0
Gustavo Egüez Gustavo Egüez
el 11/4/10
“Dichosos los que crean sin haber visto”, es lo que el Señor le dice a Tomás. Y como Tomás le decimos: Señor Mío y Dios Mío, ¿Cómo no verte en tus obras?, quienes te vemos damos testimonio de lo que vemos, a cada paso se ven tus huellas.
Ser creyentes es también ser testigos, es por ello que debemos ser verdaderos Cristianos, nadie puede proclamar Jesús, Jesús, sin vivir lo que proclama.
“Los apóstoles hacían muchos signos y prodigios en medio del pueblo”, los apóstoles Vivian con FE, ya habían pasado por las duras experiencias de la muerte de Jesús y recién entendían lo que desde las escrituras se decía de Él. Recién habían recibido el Espíritu Santo que el Señor sopló sobre ellos. Los apóstoles eran testigos de la presencia viva de Jesús, resucitado. » ver comentario
Me gusta 0
Vielka Murillo Vielka Murillo
el 11/4/10
El Evangelio es siempre Buena Noticia y la noticia de que Cristo resucitado está en medio de nosostros debe ser nuestra mayor alegría. Es esa alegría que debe permanecer para estar dispuetos, a amar, perdonar,a construir un mundo solidario, fraterno y a construir la civilización del amor.
Que Cristo resucitado nos aumente nuestra fe y seamos fieles seguidores de su palabra en nuestro actuar.
Me gusta 0
radiosepa radiosepa
el 11/4/10
Muchas gracias por compartir el mensaje de la palabra con nosotros.
Me gusta 0
Marina Marina
el 11/4/10
Me dio gusto estar en esta página,leendo sobre Jesus y ver que haya tanta gente que piensa en nuestra Fe...
Me gusta 0
ivonne ivonne
el 15/4/10
en dios confio
Me gusta 0
diana melissa diana melissa
el 17/4/10
esta relinda esta pagina ye puedo aser mis tareitas grcias muñek
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.