Comentario al Evangelio del

Luis Ángel de las Heras, cmf

 

Queridos amigos y amigas:

Hemos estrenado Semana Santa. Evitemos repetir las pasadas. No es "otra" Semana Santa. La Iglesia nos regala unos días que gozan de ese calificativo singular expresando cercanía a los misterios de Dios. Sintámonos cerca.

Lunes Santo. El profeta exílico proclama los cantos del siervo del Señor con tono consolador. El siervo, designado por Dios, colmado de su espíritu, es investido con la misión de implantar la salvación,  haciendo valer el derecho y la justicia. Y lo hará de modo pacífico, pero firme. La acción de Dios llegará al pueblo de Israel en forma de alianza y a todos los demás como luz. En las primeras horas de esta Semana nos consuela la voz del profeta, que, desde el exilio y las ruinas de su pueblo, confía en la acción salvífica de Dios. Isaías nos invita a levantar la mirada desde un mundo envuelto en destrucción hacia el siervo de Dios que hará valer la justicia y el derecho para doblegar  ríos de muerte e instaurar un único torrente de vida nueva, en nueva alianza, con luz nueva. Nos rodean ruinas de muerte, pero el Reino de la vida está asegurado. Por eso podemos cantar jubilosos: «El Señor es mi luz y mi salvación».

Del evangelio de Juan que meditamos, permitidme un comentario sobre el perfume, el aceite de nardo, sumamente valorado. Este perfume se fabricaba a partir de las raíces de la planta homónima, proveniente principalmente del Himalaya, y producía un óleo intensamente aromático. Era extraordinariamente caro, porque para obtener un litro de esencia había que prensar más de cien kilos de nardo. 

El proyecto de Jesús está ungido con un aceite de nardo de un valor incalculable: el de su libre entrega, el de su muerte redentora, el de la Vida Nueva a precio de sangre. Es el aroma con el que Él camina hacia el Padre. Es la fragancia que envuelve nuestros sentidos y nos transporta hacia la contemplación del Crucificado, donde descubrimos a todos los crucificados que hoy siguen con nosotros, como profetizó Jesús. Valoremos el costoso bálsamo de la salvación. Apreciemos el óleo que nos unge para entrar en el Reino. Dejémonos rociar y rociemos con este caro perfume, que limpia todo espíritu ruin y nos mueve a misericordia, ahora y siempre, como mueve a Dios a misericordia desde su eternidad.

Vuestro hermano,

Luis Ángel de las Heras, cmf 

Comentarios

Deja tu mensaje:

Gustavo Egüez

Gustavo Egüez


el 29/3/10
“Yo, el Señor, te he llamado con justicia, te he cogido de la mano, te he formado, y te he hecho alianza de un pueblo, luz de las naciones”, gracias Padre, nos diste no solo el salvador, también nos diste el camino de la salvación, Tú eres la luz, la verdad y la vida. Ante tu presencia divina, en un Cristo hecho hombre, María te ungió los pies y te los enjugó con su cabellera. Nosotros indignos te tenemos abandonado en el tabernáculo. Ante ti se confunden nuestros sentidos, como dice el “Himno Adóro te devote” de Santo Tomas de Aquino. “Señor Jesús, Pelícano bueno, límpiame a mí, inmundo, con tu Sangre, de la que una sola gota puede liberar de todos los crímenes al mundo entero”
Me gusta 0
vicente condori

vicente condori


el 29/3/10
Cristo es luz de las naciones que ilumina nuestras vidad, es el camino que debemos seguir para alcanzar nuestra salvación, verdad absoluta en medio de tantas mentiras y vida que alimenta nuestro espíritu con su palabra. Todos los honores para nuestro Salvador.
Me gusta 0
Bulmaro

Bulmaro


el 29/3/10
Lunes Santo para unos común, para otros inicio de vacaciones y solo unos pocos volveran los ojos a los más pobres para brindarles un poco de consuelo pero el mejor consuelo que puede llegar es el Consuelo de Dios y este a travez de la Oración
Próximo a su Pasión Jesús tiene un momento de respiro al sentirse amado ¿Amamos a Dios? si lo amamos sentiremos en reciprocidad su Amor mismo que podemos extender a los más pobres porque ellos siempre estan con nosotros hasta el fin de los tiempos para usar la Misericordia porque Dios es Misricordioso al redimirnos y limpiar con su Sangre nuestros pecados
Por el pecado todos somos pobres en la presencia de Dios
Me gusta 0
Alejandrof

Alejandrof


el 29/3/10
Esta mañana estuve leyendo los textos de hoy, lunes santo, la primera lectura me lleno de esperanza al escuchar aquellas frases que retoman los evangelistas y encarnan el proyecto de Jesús, "...luz de las naciones, para que abras los ojos de los ciegos, saques a los cautivos de la prisión y de la mazmorra a los que habitan la tinieblas". Y el salmo renovó mi confianza en Dios, sin embargo, al llegar al evangelio, al llegar al verso "a los pobres los tendrán siempre con ustedes", mil intentos por entender este texto en su contexto pasaron por mi mente y desde luego me elaboré mi propia reflexión, pero no fue suficiente, necesite más, tengo sed de mayor comprensión, por eso estoy aquí compartiendo mi experiencia para que me iluminen desde su experienciia y poder entender de mejor m » ver comentario
Me gusta 0
ines garcia

ines garcia


el 30/3/10
VIVAMOS UNA SEMANA NUEVA LLENA DE AMOR Y COMPRESNION SIGUIENDO EL CAMINO D EJESUS A SU MUERTE Y RESURRECCION QUE SE ANUESTRA PROPIA REDENCION. UN CAMBIO ES NECESARIO EN MI VIDA DEBO EMPEZAR YA MAS BIEN QUIERO EMPEZAR HOY.
Me gusta 0
Gustavo Egüez

Gustavo Egüez


el 30/3/10
“Déjala; lo tenía guardado para el día de mi sepultura; porque a los pobres los tenéis siempre con vosotros, pero a mí no siempre me tenéis”. Estamos ante El Maestro, y Él por propia voluntad se hace siervo. Nos encontramos en el preludio de su muerte a la que Él se entrega por voluntad propia y le derraman el caro perfume en los pies, pero, el que salta es Judas, por otro interés; porque Él, recordemos en las bienaventuranzas, nos invita a verlo en los necesitados y es verdad, los pobres los tenemos siempre, tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber… Nuestra tarea no es la de los políticos, no tenemos que disputarnos a los pobres, nosotros tenemos que hacernos pobres de espíritu y dar AMOR, entender a los que necesitan AMOR, difundir el AMOR, vivir la » ver comentario
Me gusta 0
paola castro

paola castro


el 6/4/10
para mi la semana santa no es solo otra semana mas de nuestras vidas es una semana para refleccionar y compartir en familia, para mi es muy duro saber que en el pasado la gente era capas de hacer semejantes cosas como las que le hicieron a Jesus en fin la semana santa es para regleccionar en familia y conec tarnos con Dios
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.