Comentario al Evangelio del

Manuel Tamargo, cmf

    Jesús protesta con razón. Había hecho multitud de curaciones, había expulsado demonios, incluso había devuelto la vida a algunos. Pero basta una supuesta blasfemia para apedrearlo.

    Y es que nos encanta lo de las piedras. Y lo de las venganzas, como en la lectura de hoy del Antiguo Testamento. Tenemos esa tendencia natural a “tomar medidas”, a soliviantarnos, cuando algo no nos gusta. O simplemente a criticarlo, a descalificarlo.

    ¿Y si, como resultado de esta Cuaresma (que ya casi se acaba), precisamente para vivir mejor la Pascua nos empeñamos en reconocer, valorar y agradecer a la gente que nos rodea las cosas buenas que hacen?

    Veamos lo que nos ocurre a nosotros, a cada uno. Generalmente tenemos la intención de hacer las cosas bien, y muchas veces lo conseguimos. Pero otras no, algo se atraviesa, nos altera, nos torcemos y metemos la pata. ¿Somos por eso merecedores de venganzas terribles o de descalificaciones generalizadas?

    Pues lo mismo sucede con nuestros semejantes. No podemos dejar de reconocer lo que hacen mal y vernos afectados por sus equivocaciones. Pero también recibimos los beneficios de sus buenas obras. Si pensamos “en positivo”, si tenemos presente lo que hacen bien, nos resultará mucho más fácil ser comprensivos con sus fallos, incluso con sus ofensas.

    No se trata de un mero ejercicio de terapia de grupo o de relaciones humanas. Se trata de un ejercicio de amor. ¿O tú no eres mucho más comprensivo y benévolo con las equivocaciones de las personas que más quieres? Pues inténtalo con los demás y así seguramente ellos lo intentarán contigo.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Gustavo Egüez
Gustavo Egüez

el 25/3/10
“En el peligro invoqué al Señor, y me escuchó”, ¿cuántas veces hemos sido testigos de las maravillas que hace el Señor en nuestras vidas?, pero en cuantas otras cosas no nos damos cuenta de que todo viene del Padre. Estamos tan acostumbrados a recibir gratuitamente las maravillas de la creación, que tan solamente extrañamos al creador cuando nos hace falta algo en particular. El agradecimiento y la FE, van de la mano cuando queremos vivir como cristianos, digámosle “Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza”, Jesús, en vos Confío. Reconocer a Jesús es muy importante, pero seguirlo es determinante para nuestra salvación.
Me gusta 0
marco
marco

el 26/3/10
Jesús le pregunta a los Judíos por que lo van a apedrear. Y posteriormente les recuerda que ellos mismos han vistos sus obras, por lo cual deberían de creer por la obras. Nuestra Fe, no deber ser como la de los Judíos, que a pesar de ver las obras, por sus creencias absolutas no podían aceptar el evangelio de amor de Jesús.
Señor Jesús ábrenos nuestro corazón, para poder aceptar tu evangelio y no tomemos la actitud egoísta y discriminativa de los Judíos.
Me gusta 0
Ana Luisa
Ana Luisa

el 26/3/10
Gracias Jesús por enseñarnos como es tu Vida, llena de misericordia, amor. Sólo cuando eres el centro de mi vida y me dejo guiar por ti, reflejo paz, amor para los demás y para mi mismo.Permanecer en Ti, significa liberación, porque en ti está la dicha. Jesús buscame, te necesito, te amo con todo mi ser.
Alientame Jesús . Bendito sea tu nombre
Me gusta 0
margarita
margarita

el 26/3/10
Yo siempre lo he dicho, es mucha la fe que nos falta, porque a diario Dios nos da señales, pero no las vemos por egoismo, falta de amor, propòngamonos, ya casi finaliza la cuaresma, hagàmoslo solo por hoy, no señalar, no criticar, y hoy tener un gesto de bondad a la primera persona dsvàlida que nos encontremos hoy, y reflexionemos cuanta alegrìa se llenarà nuestro corazòn, gracias.
Me gusta 0
MARCIA
MARCIA

el 26/3/10
El miedo paraliza y no deja ver, no deja ayudar..lo digo porque al invocar al Dios de la alabanza siempre quedaremos libres de nuestros enemigos. los que hemos experimentado el reciente terremoto acá en Chile y hemos sentido la muerte cercana y cómo todo lo material cae en menos de un minuto, aún así podemos gritar y alabar a este Dios que en medio de los escombros nos grita y recuerda que su obra jamás será aplastada por los muros humanos porque en cada cristiano en medio de la fragilidad nace desde dentro la fuerza de un Dios que no abandona y que sensibiliza los corazones de todos los que hemos aprendido a mirar mejor con sus ojos después de esta catástrofe. Bendiciones.
Me gusta 0
vicente condori
vicente condori

el 26/3/10
Los fariseos y los maestros de la ley no querían entender que Jesús venía a curar, a sanar, a levantar, a ayudar y a perdonar. No les cabía en la mente que Dios se hacía hombre para enseñarnos el camino de salvación. Roguemos al Señor para que siempre nos haga recordar que el único camino para salvar nuestras vidas es seguir el ejemplo de Cristo.
Me gusta 0
Alejandrina
Alejandrina

el 26/3/10
Yo pido que todos los hombres sigamos las enseñanzas de jesus, porque El nos enseño a perdonar y amar a su padre Dios, tambien DIOS ES NUESTRO PADRE QUE SIEMPRE NOS PERDONA NUESTROS PECADOS Y NOSOTROS LOS HOMBRES NO CUMPLIMOS CON SU MANDAMIENTOS, ESTO NOS DEBE LLEVAR A UNA REFLEXION A TODA LA HUMANIDAD.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.