Comentario al Evangelio del

Alejandro, C.M.F.

Queridos amigos, paz y bien.

    Hoy celebramos a san José, esposo de la Virgen María. Una historia muy interesante, de aceptación callada de la voluntad de Dios.

    Solemnidad de San José, esposo de la Bienaventurada Virgen María, varón justo, nacido de la estirpe de David, que hizo las veces de padre para con el Hijo de Dios, Cristo Jesús, el cual quiso ser llamado hijo de José, y le estuvo sujeto como un hijo a su padre. La Iglesia lo venera con especial honor como patrón, a quien el Señor constituyó sobre su familia (elogio del Martirologio Romano).


    Quizá no sea una de las personas más votadas en la lista de personajes más importantes de la historia de la humanidad, pero su  papel callado es imprescindible en la historia de la Salvación. No en vano Juan XXIII le declaró Patrono de la Iglesia.

    Los Seminarios también tienen a san José como patrón. Si alguien se entregó a Dios en plenitud – como deberíamos hacer todos los sacerdotes – ese fue san José. En el camino hacia el sacerdocio, el modelo de amor de José y la paternidad espiritual hacia todos los fieles es un ideal a tener presente en el camino.

    También en el trabajo, san José es patrón. Día a día, cuidando de la Sagrada Familia, dando ejemplo y enseñando a Jesús a vivir con su esfuerzo. Haciendo bien lo que tenemos que hacer, podemos acercarnos a lo que hizo José.

    A todos los que creemos en la Iglesia, la figura de san José nos da pie para dar gracias a Dios por nuestros padres, por los testimonios callados de mucha gente que, día a día, trabajan para sacar adelante a sus familias. Por tantas personas que aceptan la voluntad de Dios y tratan de aplicarla en sus vidas. Muchos hermanos de tantas Congregaciones, que en silencio se han ido ganando la santidad en la sastrería, en la cocina, en la portería…

    Hoy la Liturgia propone dos Evangelios, de Mateo y de Lucas. En ambos podemos ver que para el que está a la escucha de Dios, ninguna situación es irresoluble. Guardando la Palabra en el corazón, meditando, rezando, podemos llegar a saber qué pide Dios de nosotros en cada momento. Como san José. Muchos llevamos el nombre de José en nuestro propio nombre. A todos, felicidades. Y a seguir su ejemplo.

Vuestro hermano en la fe,
Alejandro, C.M.F.
Comentarios

Deja tu mensaje:

marco
marco

el 19/3/10
San José esposo de la Santísima Virgen María, custodio de Nuestro Señor Jesucristo, convivio con El, y le enseño su oficio de carpintero. Amaba a su hijo, aunque el sabia por aviso del Ángel que era obra del espíritu santo desde su concepción celular. Por eso rogamos a San José la protección de nuestras familias para que en ellas se conserve la paz y abunden el amor, logrando con esto la abundancia de virtudes para seamos felices aquí en la tierra y logremos al final la gloria eterna.
Me gusta 0
CARMELO
CARMELO

el 19/3/10
LA ORACIÓN REDIME LA CONCIENCIA Y DÁ PASO A LA PAZ.
! POR SIEMPRE, SEÑOR¡
Me gusta 0
margarita
margarita

el 19/3/10
Hoy la palabra nos pide, que debemos trabajar por el reino de Dios, ese reino que debe estar en nuestro corazòn donde nuestro señor jesucristo quiere habitar, cuanta confianza debemos tener como la de Josè, que recibiò a Marìa dàndole todo su amor, y cumpliendo como todo padre debe dar a su familia, Jesùs yo confio en ti y quiero hacer todo lo que tu quieras, Jesùs yo confìo en tì. Felicito a todos los hombres qeu se identifican con Josè. buen dìa para todos y todas.
Me gusta 0
JENNYER
JENNYER

el 19/3/10
BUENAS HERMANOS LA HOMILIA DEL DIA DE HOY DEJA EN MI CORAZON UN GRAN DESEO,EL CUAL ES QUE DIOS EN SU GRAN AMOR PONGA EN MI VIDA UN HOMBRE SEMEJANTE A JOSE CON QUIEN PUEDA COMPARTIR MI VIDA HOY PIDO A MI PADRE QUE ME CUMPLA ESTE DESEO Y PIDO A TODOS USTEDES HERMANOS QUE RUEGUEN POR MI AMEN
GRACIAS
Me gusta 0
Gustavo Egüez
Gustavo Egüez

el 19/3/10
¿Quién como José? Justo, silencioso y trabajador, obediente a Dios y sus mandamientos. Buen esposo y buen Padre. Por algo es el Patrono de la Iglesia y de la Familia Cristiana. San José, ruega por nosotros, los Papás de esta generación incrédula, intercede por nuestras familias y especialmente por nuestra Iglesia, para que reafirmemos nuestra FE. Feliz día del Padre, del carpintero y de los hombres justos, que al igual que San José, vigilan silenciosos nuestra familia cristiana. Jesús bendice nuestra familia y pide a San José mantenerse alerta a las asechanzas del enemigo.
Me gusta 0
Leonor Aroca
Leonor Aroca

el 19/3/10
San Josè, Patrono de la Iglesia y de la Familia, ruega por todos los padres, para que sepan guiar a sus hijos en esta sociedad que cada dìa tiene màs pèrdidos los valores.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.