icono estrella Nº de votos: 0

VIVIR POSITIVAMENTE CON SIDA EN ÁFRICA

IVICON -

La experiencia del niño, Mphatso Phiri


    Mphatso Phiri es un niño que vive en Muzu, un pequeño pueblo a 15 Km. de Lilongwe, la capital de Malaui. Mphatso vino un día a la clínica que atiendo todos los lunes en una sucursal de la parroquia de Chigoneka en Kasiyafumbi. En este lugar y en el local de la iglesia todos los enfermos de los pueblos de alrededor vienen todos los lunes para ser tratados de las enfermedades oportunistas que sufren desde que se infectaron con el virus del VIH que produce el SIDA. Los nombres de las personas y lugares siempre tienen un significado o describen una situación. Mphatso significa “regalo” y Phiri “pequeña colina”. Kasiyafumbi significa “echar el polvo atrás” y es debido a que la gente que ocupa este territorio acaba de ser trasladada de otra área que el gobierno escogió para construir el antiguo aeropuerto, seguramente en la época colonial. Así que el nombre de Mphatso es “regalo de una pequeña colina”.

\"\"    Mphatso llegó a la clínica la primera vez acompañado de su abuela. Sus padres habían fallecido a consecuencia del SIDA y por eso su abuela, aunque ya bastante anciana, se tuvo que hacer cargo de él. Mphatso llevaba un trapo grande blanco cubriéndole la cabeza y el rostro y dejó dócilmente que lo examinara. Estaba muy delgado, los pantalones los llevaba atados con una cuerda y recuerdo que podía contarle todas las costillas del cuerpo. La cabeza estaba llena de pequeños abscesos que llegaban hasta el cuello y los oídos le supuraban. Le di medicamentos para cada enfermedad y además le proporcioné vitaminas y Phala (compuesto de leche, azúcar, aceite y harina de maíz) para que tomara todos los días.

    Cuando Mphatso volvió a verme después de dos semanas, la cabeza estaba limpia de heridas y los oídos los tenía mejor. Al ver cómo se había repuesto me propuse luchar por Mphatso para arrancarlo de las garras de esa enfermedad. Pero ¿cómo hacerlo verdaderamente si no tengo los antirretrovirales que pueden alargarle la vida haciendo que su sistema inmune le defienda de todas esas enfermedades? Mphatso, no es un niño común, es muy inteligente y habla el inglés muy bien para su edad y el grado de escolaridad al que asiste en la escuela primaria. Sus ojos están alerta aunque los invade una tristeza callada, silenciosa que está llena de resignación de una edad mucho mayor de la que tiene. Él no lo sabe pero yo comparto ese dolor con él porque no puedo proporcionarle tampoco todo lo que le falta ya: el cariño y el apoyo de sus padres y los medicamentos que podrían hacer que viviera una vida mucho más larga y llena de calidad. Mphatso es el testimonio de muchos niños de Malaui que sufren una doble tragedia: la de ser huérfanos y la de padecer SIDA.

- Descarga el artículo completo en word
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.