icono estrella Nº de votos: 0

Se reduce el número de personas que acude a la iglesia. ¿A quién culpar?

Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) -

No es ningún secreto que hoy día ha habido una masiva caída en la asistencia a la iglesia. Por otra parte, esa caída no corre pareja con el mismo difundido aumento en ateísmo y agnosticismo. Al contrario, más y más gente afirma ser espiritual pero no religiosa, llenos de fe pero no asistentes a la iglesia. ¿Por qué se da este éxodo de nuestras iglesias?

La tentación que hay en los círculos religiosos es culpar a la secularidad de lo que está sucediendo. La cultura secular -arguye mucha gente- es quizás el más poderoso narcótico jamás creado en este planeta, para bien y para mal. Nos engulle completamente a la mayoría con sus seductoras promesas de cielo a este lado de la eternidad. En nuestro secularizado mundo, la búsqueda de la buena vida simplemente exprime casi todos los deseos de una vida más profunda. Curiosamente, esto es también la mayor crítica que los extremistas islámicos hacen a la cultura occidental. Para ellos, es una droga que, una vez ingerida, ya no tiene cura. Por eso quieren bloquear a su juventud de las influencias de Occidente.

Pero, ¿es verdad esto? ¿Es la cultura secular el enemigo? ¿Somos nosotros, asistentes a la iglesia, el último resto auténtico de Dios y la verdad que se mantiene en pie, profético y marginado en una sociedad que es superficial, irreligiosa y sin-dios? Muchos -yo incluido- argüiríamos que esta conclusión es extremadamente simple. La sociedad secular puede ser superficial, irreligiosa y sin-dios (hay más que suficiente evidencia de esto); pero bajo su superficialidad y su congénita alergia a nuestras iglesias, el verdadero deseo religioso aún arde y las iglesias deben preguntarse: ¿Por qué no hay más gente que vuelva a nosotros para tratar de sus aspiraciones religiosas? ¿Por qué hay tanta gente que está buscando espiritualidad sin interesarse en mirar lo que la iglesia ofrece? ¿Por qué, en cambio, vuelve a cualquier cosa excepto a la iglesia? ¿Por qué, de veras, tanta gente tiene la actitud de decir: “La iglesia no tiene nada que ofrecerme; la encuentro aburrida, irrelevante, atrapada en sus mezquinos retos, sin esperanza, al margen de la marcha de mi vida”?

La secularidad es, sin duda, culpable parcialmente, pero también lo son las iglesias mismas. Existe un axioma que dice: “Todo ateísmo es un parásito  de un mal teísmo”. Esa lógica también se mantiene en las actitudes para con la iglesia: las malas actitudes para con la iglesia se alimentan de las malas prácticas de la iglesia.

El gran erudito judío Rabbi Abraham Joshua Heschel estaría de acuerdo. En su libro “Dios a la búsqueda del hombre” escribe: “Es habitual culpar a la ciencia secular y a la filosofía anti-religiosa del eclipse de la religión en nuestra sociedad moderna. Sería más honrado culpar a la religión de sus propias derrotas. La religión declinó no porque fue refutada sino porque vino a ser irrelevante, oscura, opresiva, insípida. Cuando la fe es reemplazada del todo por el credo, el culto por la disciplina, el amor por la rutina; cuando la crisis de hoy es ignorada a causa del esplendor del pasado; cuando la fe viene a ser un bien heredado más bien que una fuente viva; cuando la religión habla sólo en nombre de la autoridad más bien que la voz de la compasión… su mensaje viene a ser carente de significado”.

La novelista Marilynne Robinson -que tiene una profunda simpatía y un compromiso por la iglesia- se hace eco de Heschel. Para ella, como iglesias, hoy no estamos irradiando la inmensidad de Dios y el más grande misterio de Cristo. Más bien, a pesar de nuestra buena voluntad, estamos subordinando demasiado el misterio de Cristo al tribalismo, al resentimiento, al temor y a la auto-protección. Esta es una de las mayores razones para nuestra marginalización. La narrativa de la Cristiandad -afirma Robinson- “es demasiado grande para reducirse a servir a cualquier interés estrecho o ser suscrita por alguna historieta menor”. Son nuestras actitudes estrechas -cree ella- las que denigran el mensaje cristiano y dejan las iglesias merecidamente marginadas: “La Cristiandad, falta de dignidad, oscurantista y xenófoba, cierra a muchos” el camino de entrada a la iglesia. “Culpar al mundo de nuestros problemas -arguye- no hace nada por mejorar el respeto que el mundo tiene por la religión o por la Cristiandad. La caída de la asistencia a la iglesia es, en gran parte, falta nuestra, porque muy frecuentemente no estamos irradiando una iglesia con un abrazo compasivo y, de hecho, no estamos dirigiendo las verdaderas energías que arden dentro de la gente. Para Robinson, el mundo secular no es, por sí mismo, irreligioso. Más bien, este mundo ve nuestras iglesias como auto-absorbidas, no-comprensivas y no-empáticas a sus deseos, a sus heridas y sus necesidades. Y así, su desafío a nosotros -asistentes a la iglesia- es este: “Incumbe a cualquiera que se llame cristiano, a cualquier institución que se llama iglesia, dar crédito a la fe, por lo menos para no avergonzarla o desgraciarla. Hacer de Dios una deidad tribal -nuestro Baal local- es embarazoso y desgraciado”.

Hace algunos años, oí a un ministro evangélico exponer el problema de este modo: Como iglesias cristianas, tenemos el agua viva, el agua que Cristo prometió que apagaría todos los fuegos y todas las sedes. Pero este es el problema: ¡Nosotros no estamos llevando el agua viva a donde se dan esos fuegos! ¡Al contrario, estamos rociando agua por todos sitios, menos donde hay un incendio!

Tenía razón. La respuesta al éxodo masivo de nuestras iglesias no nos debe llevar a culpar a la cultura sino a hacer mejores iglesias. 

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 13 comentarios

Comentarios

Augusto Augusto
el 25/11/14
Mientras no demos un testimonio vivo que somos personas creadas a imagen como semejanza de Dios (Gn 1,26), con toda nuestra humanidad, maravilla de la creación, amando como nos enseña Jesús; consientes que nuestra conversión de cada momento de nuestra vida nos libera del mal, y nos hace vivir en la alegría de la verdad, la luz y la vida, los tibios y los fríos no nos verán y dirán "MIREN COMO SE AMAN"
Me gusta 0
Martha Martha
el 25/11/14
Comprendemos el comentario que hace el P.Rolheiser
sobre el descenso de la asistencia a las Iglesias. Solo
tenemos que echar una ojeada anos atras y podremos
ver el cambio total en la mentalidad humana, product
esto ,de que ? Algunos creen que la causa principal es
la cultura secular, hara la misma una parte muy impor-
tante en ello, pero opino , sin que esto sea nada pare-
cido a una firme conviccion, que tiene tambien mucha
influencia el hecho de la aceleracion que tenemos en la
vida , en el mundo, en general no existe el tiempo de
descanso, se vive a una velocidad vertiginosa, que ma-
rea, te sientes turbada tu mente, solo atinas a ver el
tiempo, el terreno que tienes por delante, lo que espe-
ras que puede pasar, sobre todo lo ves en la juventud
mas que en los mayores, ... » ver comentario
Me gusta 0
eleazar eleazar
el 25/11/14
La crisis si no te mata te hace crecer, y aunque se pasa mal, si Dios quiere, y debe querer, es para bien, y todo dura lo que debe durar, y si no sirve muere, o muere incluso sirviendo para que se manifieste el amor de Dios, pero tenemos la seguridad de que la iglesia no pasará. Pero dicho esto hay que querer superar la crisis, a Dios rogando y con el mazo dando, hay que hacer la voluntad de Dios, hay que proclamar el evangelio, por amor a él, y al prójimo. Y que sea lo que Dios quiere.
Me gusta 0
Laura Leonor Da Laura Leonor Da
el 26/11/14
Esto es más bien para todos los Crippa curas que existen; Hay una excelente Frase o Proverbio: “el perro vuelve a su vomito y la cerda recién levantada vuelve a revolcarse en el barro”
¡Que del dicho al hecho muchísimo trecho!” fui voluntaria de años en Discapacidad Motriz lo cual cada Párroco que venía no quería nada de eso? Yo comencé limpiando los jarrones, limpiando piso fue despacio todo aprendiendo escalón por escalón, jamàs pretendí aplausos jamàs!”
Y deje de ir una me persiguió hostigo hasta que obtuvo lo que quiso que me vaya!”
Soy Católica
“¡Unas de las causas frecuentes los curas pedófilos mucho se oculta y poco se ve en justicia?
Luche por mi Eucaristía tuve que recurrir a los curas anteriores porque llegar a eso?
¿Y Usted pregunta porque ... » ver comentario
Me gusta 0
gladys gladys
el 26/11/14
Considero que el paso del tiempo, la división de nuestra Iglesia, el capitalismo que colaboró en sacar a las madres de sus hogares para llevar el pan a la mesa, ya que en ellas estuvo siempre depositado lo que está bien o mal, la columna vertebral de una tierra para cultivar, sin un buen sembrador no hay buena siembra y menos buenas cosechas. La influencia de personas que usaron la toga para satisfacer sus vicios más oscuros y la negación a ello por nuestra propia Madre, fueron para mi entender lo que colaboró para el vaciamiento de nuestra Santa Iglesia, aveces la falta de entusiasmo en la participación de la Cena pensando que es una obligación ir, cuando es Jesús mismo que nos invita a participar con Él, nos da libertad para que sepamos elegir por un sí rotundo o un no ligero. ... » ver comentario
Me gusta 0
Un discípulo Un discípulo
el 27/11/14
Parece mentira que la Iglesia todavía aun, no se percata de la verdadera razón por la que las iglesias Católicas están vaciás, y a como dice el articulo, la culpable del éxodo de lo creyentes es la Iglesia misma, sino, vean algunas otras “razones”, que creen miembros del clero son parte de este problema; estas “razones” fueron enumeradas por el padre Americano Robert Barron y las pueden encontrar en “youtube.com”. El ateísmo enseñado en las universidades se ha escurrido a las masas del pueblo. En Europa podemos también agregar las grandes orgías de sangre sufridas por el viejo continente como la Revolución Francesa, primera y segunda guerras mundiales, el Holocausto Judío y el genocidio Ruso de Stalin.
En el resto del mundo Católico en general se enumeran el ma ... » ver comentario
Me gusta 0
Héctor Héctor
el 28/11/14
Antes que nada, debemos corregir el término: "Se reduce el número de personas que acude a la iglesia" por "Se reduce el número de personas que acuden a los templos"; hago recordar que, los bautizados conformamos el Cuerpo Mistico de Cristo que es La Iglesia. Para mayor información, ingresar a los links siguientes: http://www.es.catholic.net/op/articulos/9248/la-iglesia-cuerpo-mistico-de-cristo.html - http://www.mercaba.org/TEOLOGIA/STE/iglesia/libro_3_cap_2.htm "Las palabras convencen, el testimonio arrastra" S.S. Pablo VI http://www.vatican.va/holy_father/paul_vi/apost_exhortations/documents/hf_p-vi_exh_19751208_evangelii-nuntiandi_sp.html ¿Como va nuestro testimonio? Saludos. http://jesucristoenpolitica.blogspot.com/
Me gusta 0
aoaoaoa aoaoaoa
el 29/11/14
El problema no es la cantidad, es la calidad. los primeros cristianos eran pocos pero de buena calidad, durante la edad media eran muchos pero de mala calidad, y ahora!!! cada uno tiene su propia marca registrada. Dios no son palabras, es la palabra. Y ésta está marcada con fuego, registrada en cada uno de nosotros. La religión por sí sola no salva al mundo si Dios no está en ella. Y el mundo no se salvará si en hombre de Dios no está en él. No hay que temer al mundo, hay que amar el mundo. No hay que dar la fe, doctrinas, hay que dar vida, la propia vida.
Me gusta 0
hector hector
el 29/11/14
Dios nos revela su voluntad a traves de su Palabra. Si bien es cierto que nuestras iglesias pierden miembros sucede por falta de amor y compromiso de aquellos que la representan. Sin embargo, tenemos esperanza en Cristo de que existe un remanente en cada denominacion cristiana que no roba miembros a otros sino que se encarga de libertar a traves del evangelio a los "necesitados y hambrientos"
Me gusta 0
angeljen0214 angeljen0214
el 1/12/14
"Antes que todo", debemos corregir el termino "antes que nada", no es correcto usarlo asi, para mas informacion ingresar a cualquier edicion de la gramatica espanola. Ahora entrando verdaderamente en material, quisiera decir, es mi opinion, que se reduce el numero de
asistentes a la Iglesia, no porque la religion este en decadencia ni porque los sacerdotes u otros miembros del clero sean los culpables con su mala actuacion, con su falta de compasion, por su poca empatia con los feligreses, somos nosotros mismos, los que abundan en las Iglesias y se creen propietarios de ellas, son los amos, los que ponen tasas a todos los sacramentos que el sacerdote imparte ; los bautizos ,valen tanto.. las misas de difuntos, si es dia de semana, cuesta menos que un fin de semana, ese parqueo es mio, no ... » ver comentario
Me gusta 0
Janet Sofia Janet Sofia
el 2/12/14
Despues de leer el ariculo arriba narrado, llore mucho porque es cierto todo lo que dice el autor... realmente es muy triste lo que sucede en nuestra Iglesia. PERO TU Y YO podemos hacer la diferencia, sin importar lo que nos hagan, o lo que oimos o vemos, eso dejamoslo a Dios orando cada dia por nuestros sacerdotes y demas. Lo que realmente es y sera relevante es SER UNA LUZ DE CRISTO, o una chispita de esa luz, pero seamos luz donde nuestros pies pisen, sea donde sea. eso hara la diferencia de nuestra Iglesia, porque la Iglesia somos todos los que aceptamos a Cristo como el centro de nuestras vidas. Soy Catolica y siempre lo sere !!!
Me gusta 0
Camila Camila
el 3/12/14
La reducción de asistencia a las iglesias, aparte de que los cristianos no damos el testimonio que debiéramos, se debe esencialmente a que los sacerdotes no son coherentes con esa vocación que han recibido nada menos que de Dios.
Por eso estamos obligados no a pedir que la gente llene las iglesias, sino a rezar muchísimo por los sacerdotes, por tener sacerdotes santos.
Me gusta 0
Diacono Diacono
el 13/5/15
Desde mi ninez Dios fue una Imajen que no fue faciul de decifrar. Lo pintaron como si fuera un jusgador supremo, pero mi argumento es, si los ninos son los que contruyen el Reino, por que nos dejaron con tantas preguntas sin contestaciones? Devemos de tener una nueva imagen de quien es Dios En nuestro Mundo moderno, Aqui y Ahora. Los ninos son nuestro futuro, Recordando que la fundacion de nuestro futuro esta en nuestras manos. Si no comensamos a ser como ninos y senbramos el amor de Dios jamas alcanzaremos la meta de ser Cristiano
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.