icono estrella Nº de votos: 0

Presentación NAO IX

Ciudad Redonda -

NAO IX  Desde el 2 al 4 de marzo de 2007

Logo Nao IX (JPG)

Soñó Dios, una noche, con una NOCHE preciosa.
Una noche preciosa que llegó después de muchos días con sus noches.
Y soñó... como sueña siempre, como sueña desde el principio, a lo grande... soñó con Todos.
   
Soñó que todos llegaban esa noche, no importaba a qué hora, ni de dónde,
ni tampoco si no se podían mover de casa... lo que importaba
es que todos tenían la misma cita.
Todos llegaban y cuantos más llegaban, más entraban y todavía había sitio para más... de hecho la puerta se dejó toda la noche abierta y ya no se cerró nunca.

Soñó Dios que todos, esa noche, traían sus mochilas repletas de vida, con el deseo de compartirla y disfrutar de la vida de los demás... como si en eso les fuera la vida.

Soñó Dios que todos, esa noche, querían sentarse juntos, grandes y pequeños,
como una gran familia, con el deseo de vivir las cosas del Padre juntos,
con una sola alma y un solo corazón, con la alegría del encuentro,
la inquietud de lo que no se espera, los interrogantes del camino,
la certeza de lo que se experimenta, la sinceridad del corazón...

Soñó Dios que todos, con la sencillez de los que se sienten en familia
y la gratuidad de los que se sienten regalados....
destaparon todo el arte que había derramado en cada uno de ellos:
el arte de la voz, de la risa, del color, de la luz, la palabra, el movimiento,
el ritmo, el silencio, el interrogante, la profecía, la escucha...
el arte que no entiende mas que de generosidad, de belleza,
de aliento, de cuestionamiento, de lucha, de servicio... arte gratuito.

Soñó Dios que todos, con su arte, se sentaban en lo secreto, en el silencio,
en la ORACIÓN del Padre para descubrir lo nuevo que nos trae la vida de búsqueda permanente, sincera, íntima de cada día... y juntos contemplar el ARTE del Padre.

Y soñó Dios con todos... soñó que tú estabas allí...
y tú también... y tú, y yo, y el otro... 
TODOS.

Entonces despertó Dios del sueño y se dijo:

-  Esa es mi familia y esa noche estaré yo con ellos y ellos conmigo.
Y pensó que con muchas noches como esta, con sus días y sus noches,
pronto nos visitará definitivamente el sol que nace de lo alto.

 

“Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr” (Albert Einstein)


Queridos amig@s locos por el arte, la creatividad y la belleza de la vida, recibido como don gratuito y potenciador  incansable de un cielo nuevo y una tierra nueva habitable para todos.

Todos hemos experimentado de una manera irresistible, incontrolable y gozosa que “De lo que rebosa el corazón lo habla la boca” (Lc 6,45), lo pinta y escribe la mano, le expresa y danza el cuerpo, lo canta y narra los labios ... Un año más os proponemos y sugerimos la posibilidad de embarcarnos juntos en este barco rumbo a TU gran mar (NAO) como espacio de expresión de todo lo que rebosa en sobreabundancia del corazón.

La nao en sus orígenes y en todas sus singladuras ha buscado siempre a modo de parábola de comunión orar desde la auténtica pluralidad que busca y lleva a la verdadera unidad encarnada. Siempre ha tenido un carácter de eclesialidad y diocesaneidad y es por lo que en este año y teniendo como fondo el reto de la vivencia y transmisión de la fe al joven y hombre de hoy, la vamos a celebrar en el contexto de la Misión Joven que estamos realizando en la archidiócesis de madrid.

¿Cómo hacer para que todo lo que se nos ha dado nos mantenga en un estado y espíritu de oración permanente y nos acerque a ser verdaderamente UNO sin acepción de nadie? ¿Cómo dejar a un lado los protagonismos personales para vivir la Profecía Conjunta Misericordiosa a través de la comunidad santa?

Apreciamos como con el paso de los años la nao va generando una nueva conciencia y experiencia de navegación conjunta y pluricarismática. Es por este afán de unidad y comunión con todos, sin exclusión ni acepción de nadie, por lo que navega “mar adentro”, intentado SER con todos, una Sola Alma y un Solo Corazón y con todos los barcos, pateras y cayucos que surcan a la deriva por esos mares de Dios, Una Sola Nave y Un Solo Barco. (*)

Teniendo en cuenta que:

  • Ante la necesidad de un encuentro largo de oración ante la Palabra de Dios (en gratuidad integral y desapercibido, desde nuestros dones y carismas: canto, poesía, danza, ciencia, mimo, teatro, música...
  • Ante la necesidad de una Iglesia Comunidad Servidora y Centinela que vele, ore y se encarne, ante tantos hermanos empobrecidos, ante tantos sufrimientos injustos, conflictos, soledades, . . .
  • Ante el proyecto de “Misión Joven” que estamos realizando en la Archidiócesis de Madrid, y la necesidad de Abordarlo desde la espiritualidad de comunión.
  • Ante la necesidad de ir tomando juntos conciencia, de que somos antes Cuerpo que miembro, Iglesia que parcela, antes de Cristo que de Pablo, Cefas o Apolo.
  • La noche es un momento privilegiado para el encuentro íntimo con Jesús. “De noche iremos de noche, que para encontrar la fuente, solo la sed nos alumbra, solo la sed nos alumbra” (Canto de Taizé).

Os ofrecemos este espacio NAO (nave) como un momento de oración, reflexión y encuentro entre otros tantos que se están realizando en el contexto de esta misión.

 

Enlaces de interés

Word - 153.5 KB
Carta NAO IX
presentación, programa, contacto...
JPG - 101.5 KB
Cartel NAO IX
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.