icono estrella Nº de votos: 0

Presentación: El Pozo de Jacob

Alfredo María Pérez Oliver, cmf -

 

Se me ha ofrecido un rincón para instalar un pozo de Jacob, sucursal del que existe en Sicar. He tenido la suerte –don de Dios- de haber estado en este pueblo samaritano donde Jacob descubrió aguas profundas, transparentes y frescas para satisfacer la sed de los suyos. Un pozo vivo que todavía ofrece sus aguas al peregrino. Yo bebí vasos hasta perder la cuenta. Y compré un cantarito que recuerda que es de Jacob con unas letras permanentes. Lo tengo en uno de los anaqueles de mi pequeña biblioteca en mi celda conventual. Me sigue interpelando para reclamar a Jesús: ¡Dame de beber!

Inspirado en el mensaje final de los Padres Sinodales del reciente encuentro sobre la Nueva Evangelización, elegí este tema con la ilusión de ofrecer a todos los visitantes que deambulan por la Ciudad Redonda el agua que salta hasta la vida eterna. Espero que al avistar el pozo se acerquen a saciar “el deseo más profundo del corazón”.

Intentaré en esta colaboración periódica, ofrecer un cantarillo para que puedan los visitantes volver a sus lares con el alma llena del agua viva. No podría expresar mi deseo con más fuerza que lo hace el mensaje que los Padres que vivieron una experiencia eclesial profunda nos han querido comunicar:

”Hoy son muchos los pozos que se ofrecen a la sed  del hombre, pero conviene hacer discernimiento para evitar aguas contaminadas. Es urgente orientar bien la búsqueda para no caer en desilusiones que puedan ser ruinosas.

Como Jesús en el pozo de Sicar, también la Iglesia siente el deber de sentarse junto a los hombres y mujeres de nuestro tiempo, para hacer presente al Señor en sus vidas, de modo que puedan encontrarlo, porque sólo su Espíritu es el agua que da la vida verdadera y eterna.””

Nuestros amigos y hermanos alejados tiene que pensar que solos no pueden dar sentido pleno a su vida. Se engañan si no se convencen de que la aventura que contaba el barón de Münchahusen de que se libró de hundirse en la ciénaga tirando de su propia coleta, es una historia increible, como otras de las muchas inventadas por el famosos barón,

Hay que saber recibir la ayuda que llega desde las orillas firmes. Quisiera ofrecer la soga salvadora, y sobre todo no sólo pretendo ofrecer el agua que calma la sed, sino suscitar la inquietud evangelizadora de modo que como la samaritana sean anunciadores de que ahí está Jesús, el Salvador. El Papa les dijo a los jóvenes en Madrid que no guardasen para sí la experiencia de ese gran encuentro, sino que al volver sus países, hablases a sus amigos de lo que habían vivido,

Es urgente saber con profundidad que es la Nueva Evangelización. Su historia, su desarrollo. Los nuevos evangelizadores que pide el Papa no pueden lanzarse al ruedo con un trapo, como los mozos en las vaquillas. Hay que formarse y ponerse en forma.

Yo me he comprado un cántaro enorme para llenar los cantarillos que se acerquen a mi pozo de urgencias evangelizadoras, que como pidió Juan Pablo II: “no  podrá ser delegada en unos pocos especialistas, sino que acabará por implicar la responsabilidad de todos lo miembros del Pueblo de Dios. Quien ha encontrado verdaderamente a Cristo no pude tenerlo sólo para sí. Debe anunciarlo.””(N.M.I)

Pido a la Virgen Madre, Estrella de la Nueva Evangelización, que proteja este rinconcito y ponga en nuestros corazones la urgencia que Ella tuvo en Caná de Galilea, muy por encima de evitar el bochorno a sus amigos, de que los discípulos primerizos de su Hijo Jesús creyeran de verdad en Él.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 6 comentarios

Comentarios

Martha Martha
el 9/1/13
Bienvenido P. Alfredo M. al rincon donde ha puesto su
Pozo de Jacob. Necesito un cantarillo de agua viva que me ayude a saciar la sed de encontrar el Espiritu
de Dios que me llevara al camino de la verdad y la vi-
da eterna. Saludos .......
Me gusta 0
katyuska katyuska
el 10/1/13
EL pozo de sicar es una de las meditaciones que mas me acercan al SEÑOR cuando mi alma esta sedienta cuando mi fe se tambalea sin saber porque , esta como tierra en barvecho ,cuando busco , y no encuetro aunque lo tenga delante de mis ojos ,entonces me acuerdo del dialogo de JESUS con la samaritana y le digo SEÑOR dame de tu agua ,dame sed de TI y entonzes cojo mi contaro y intento cojer a veces lo consigo otras no ,pero yo sigo yendo al pozo SEÑOR TU SIGE DANDOME DED , QUE YO QUIERO DE TU AGUA.
Me gusta 0
katyuska katyuska
el 12/1/13
HOY necesito agua ,tengo sed voy a cojer mi cantaro para ir a buscar esa agua que quita la sed necesito el encuentro con JESUS denazaret quiero que EL transforme mi vida ,quiero ser testigo de la buena noticia, entre mi jente .DAME SEÑOR DE ESA AGUA PARA QUE NO SE APAGE MI SED DE TI.
Me gusta 0
jignacio jignacio
el 12/1/13
Es verdad que cuando te atrapa Él, no tienes salida,
no te queda otra que seguirle y dar testimonio.
Solo Él y nada más que Él.
Me gusta 0
cirila cirila
el 29/3/13
gracias senor por seguir mostrandome tu hermosos caminos...
Me gusta 0
JR Victor JR Victor
el 29/11/15
La enseñanza en el pozo de Jacob es clara. Porque todos hablaban de ella la samaritana iba al pozo al medio día y se encuentra con Jesús quien le ofrece el agua viva para que no tenga sed nunca mas pero no puede recibirla porque tenía una vida promiscua. Lea
http://primeroscreyentes.blogspot.pe/
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.