icono estrella Nº de votos: 0

Plegaria por la abolición de la pena de muerte

ACAT ( Asociacion Cristiana contra la tortura) -

Ambientación y Canto inicial
 
Lectura:  
Fragmento de la carta de Luís Ramírez desde el Corredor de la Muerte, dirigida a un miembro de la ACAT con quien mantenía correspondencia. Luis Ramirez fue ejecutado en octubre del año 2005.

“Si, es una buena noticia que sea abolida la pena capital para los menores, llega demasiado tarde para algunos…Simplemente, no puedo comprender que haya gente que piense que un adolescente no pueda ser redimido. ….como pude caber en la cabeza…ejecutar a un niño!
Sí, algunos grupos han cometido crímenes horribles, pero la pregunta es: él/ella están más allá de la redención? Tengo que creer que con una educación apropiada, influencias y…Dios en sus vidas, la mayoría de estos grupos darían una vuelta a sus jóvenes vidas. Han de ir a la cárcel, pero ¿matarles?....

Quiere que le hable de las condiciones de vida aquí. Estoy encantado de hacerlo Soy un experto!
Permítame que empiece diciendo que vivimos en una jaula de 6 pies por 9 pies (1 pie vale aproximadamente 30 cm) Estamos en esta jaula 23 horas al día.. Solo dejamos la jaula durante una hora para el recreo. Esta hora puede ser en el interior o en el exterior, pero en el exterior solo 2 horas por semana. Esto está reglamentado. Salimos también de la jaula 8 minutos al día para la ducha. Tras esto se está en la jaula el resto del día. Uno vive solo. En la jaula hay una mesa pequeña, una cama y una pila/retrete. Todo de acero o de hormigón. Las paredes son de hormigón. No hay barrotes. La puerta es de acero. Tiene dos estrechas ventanas y una ranura para pasar la comida. Comemos solos, cada uno en su jaula. El desayuno nos lo sirven hacia las 3h30 a.m. La comida entre las 10:30am y mediodía, la cena suele llegar después de las 4:00pm. La comida frecuentemente es incomestible. Generalmente bastantes hidratos de carbono, mucha pasta, patatas, pan y cereales. Sirven pocas proteínas. La mayoría son platos preparados industrialmente, cerdo, vaca, salsas…..demasiado cocido, o crudo, al azar……Muchos están diabéticos a lo que contribuye la vida sedentaria, y dependen de la insulina…..
Lo más importante que podemos esperar cada día es el correo. Lo mejor que nos puede ocurrir es tener una visita .

Permítame decirle que muchos de nosotros, porque el tiempo nos ha “desensibilizado” hacia los abusos de baja intensidad, hemos olvidado lo que significa ser respetado como hombre libre. Hemos olvidado lo que significa tomar una decisión personal. Estamos psicológicamente rotos en este ambiente y muchos de nosotros ni nos damos cuenta de ello. No notamos los abusos más que cuando son extremos. No pensamos nada cuando nos cachean desnudos y que nuestros cuerpos son examinados por extraños. No pensamos nada cuando nos esposan cada vez que salimos de la jaula. No pensamos nada cuando hacen extraños chequeos de nuestras pertenencias en cualquier momento en que se les pase por la cabeza. No pensamos nada cuando comemos delante de nuestro retrete! Olvido decir que no mencionar que no pensamos nada sobre que estamos solos siempre!
 No tenemos derecho a los servicios que tiene el resto de la población de la cárcel. No podemos estudiar, no tenemos talleres, no podemos estar en grupo en el recreo, no podemos trabajar, no tenemos televisión. No tener esas cosas nos resulta “normal”. Aquí nadie espera ninguna mejora, sino mayores privaciones”.

Silencio con música

Salmo (55)-56 : recitado
Oración.

Señor Jesús:
Tu actitud ante el sufrimiento de cualquier persona
fue la de compasión y de dar vida.
Nunca de acabar hundiendo a la persona en el dolor.
Con tu autoridad amorosa
hacías descubrir a la persona la Bondad del Padre,
y su enfermedad del cuerpo o del alma, se fundía en lágrimas,
con arrepentimiento, con gratitud, con alegría
y disposición a seguirte.
Reinsertabas a la persona en la corriente de la Vida.

Señor Jesús, tu viniste a nosotros
para hacernos descubrir el Camino, la Verdad y la Vida.
No el poder, la autoridad insolidaria, el castigo y la muerte.

Cuanto tiempo tendrá que pasar
para que la Humanidad descubra la Verdad de tu Camino
que lleva a la Vida en abundancia?

Señor Jesús, tu sabes que todos nosotros
escondemos dentro del corazón
resentimientos y deseos de venganza.
Tú nos quieres conscientes de esto.
Y a partir de la conciencia
de estos pensamientos malévolos
que llevamos en nuestro interior,
nos quieres compasivos con cualquier.
Recordamos lo que nos dijiste a raíz de la mujer adúltera.

Nos quieres capaces de perdonar.
Tu nos diste ejemplo de ello perdonando a tus verdugos.

Tenemos hoy especialmente presentes, en esta plegaria,
a los condenados a muerte actualmente en el mundo:

Personas que tal vez nacieron
sin que nadie se alegrara de su llegada al mundo.

O tal vez personas que no tuvieron su cuenta de amor,
de reconocimiento y de apoyo para salir airosos
de una difícil adolescencia.

O tal vez personas que vivieron tiempos de guerra
en que las situaciones superan al individuo.

O tal vez personas que nacieron
con mermada inteligencia.

O tal vez personas normales que simplemente
pasaron por un mal lugar en un mal momento.

O tal vez personas inocentes
cuyos medios económicos
no les permiten hacerse defender debidamente.

O tal vez incluso personas
que fueron condenadas
por luchar pacíficamente
por sus derechos y el respeto a todo ser humano.

Que el Dios de Bondad tenga misericordia de todos ellos y de todos nosotros.

Ayúdanos, Padre Bueno, para hacer un mundo más justo,
más acorde con las enseñanzas de tu Hijo Jesús.
Un mundo donde la pena de muerte sea definitivamente abolida de la tierra,
donde la pena de muerte sea un vergonzoso recuerdo de tiempos ya superados.

 

Silencio con música. 

Evangelio. (Juan ,8, 1-11)
 
Lectura: 

Últimas palabras de Luís Ramírez antes de ser ejecutado del cual hemos leído anteriormente un fragmento de carta.

Quisiera dirigirme a ustedes en primer lugar. Yo no maté a su ser querido. Deseo que algún día ustedes sepan quien lo hizo. Ojalá yo pudiese decirles por qué o darles algún consuelo. Ustedes han perdido a alguien a quien amaban mucho.
De la misma manera, mi familia y mis amigos van a perder dentro de pocos minutos.
Estoy seguro de que él murió injustamente, igual que yo.
Yo no le maté. Yo no tengo nada que ver con su muerte.

A vosotros, mi familia y amigos, Os amo queridos míos. A pesar de que muero, este amor hacia vosotros nunca morirá. En tus manos, Señor, entrego mi espíritu.
Gracias. Gracias a todos vosotros.

Plegarias espontáneas

Padrenuestro

Canto final

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.