icono estrella Nº de votos: 0

Parábola del padre perdido

Franz W. Niehl en Rev Pedagogía Religiosa -

La parábola del padre perdido



    Un hombre tenía dos hijos. Tenía también negocios que le daban mucho trabajo. A menudo volvía tarde a casa; y lo que entonces buscaba era su tranquilidad.
Un día ya no volvió. Se quedó en la ciudad donde trabajaba.
Y llegó a oídos de su mujer, que vivía allí con otra.

     Después de algún tiempo, esta llegó a saber que los negocios de aquel hombre habían ido al traste, y que por motivo de estafas le habían llevado a tribunales y había acabado en la cárcel.
      Pasados los años, un buen día aquel hombre apareció a la puerta de casa. Pálido y delgado, no era capaz de pronunciar palabra alguna. La mujer le abrazó, le proporcionó ropa limpia y comenzó a preparar algo para comer.

    Cuando el hijo menor volvió del colegio se sorprendió al ver a su madre sentada a la mesa, en compañía de su padre. Sin decir palabra se sentó callado a la mesa y el padre, avergonzado y entre balbuceos, les contó lo que había sido su vida en los últimos años.

    Cuando terminaron de comer, el padre se quedó con su hijo en la mesa y dijo: "Realmente no os merezco, ni a vosotros, que sois mis hijos, ni, sobre todo, a vuestra madre". Y le brotaron las lágrimas.

Después de un tiempo, el hijo respondió:
"Padre, tú habías muerto para nosotros y yo te he odiado un montón por habernos abandonado. Pero ahora me alegro que estés otra vez con nosotros y que intentemos, de nuevo, vivir juntos".

    A la noche vino el hijo mayor después de su trabajo y vio sorprendido a su madre, a su hermano y a su padre, sentados juntos y hablando entre ellos. Su padre se levantó y fue hacia él intentando abrazarle, pero el hijo mayor se apartó sin pronunciar palabra. Se encerró en su habitación y no quiso hablar más con ninguno de ellos.

            Franz W. Niehl ha sido durante años director del Instituto Pedagógico de la diócesis de Tréveris (Trier).
            La Revista de Pedagogía Religiosa de la que está tomada la cita (KatBl 2/2009) es el órgano anual de la Asociación Catequética de Munich.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : padre, parabola,
icono comentarios 8 comentarios

Quizás te interese:

Comentarios

María Isabel María Isabel
el 13/7/17
Mi madre murió el verano del 2005 sufrí mucho la partida de tan hermosa y gran mujer que el Señor me regaló por 40 años, de la cual aprendí lo que significa la vida, el amor y el perdón.
Mi padre se marchó luego de la muerte de mi madre, el fue un buen padre siempre vi que la amara y la respetara, nunca nos dio mala vida al contrario, pero se marchó... con el tiempo supe que tenía otra familia, otra mujer y una hija casi de mi edad, vivió una doble vida sin enterarme, yo creo que mi madre amada lo sabía pero como mujer sabia nunca nos dijo nada, porque era su problema, su tristeza, su dolor... ella era su esposa, nosotros sus hijos...
Volvimos a saber de él a los cuatro años desde su partida, estaba enfermo casi de alzheimer, aún lo recuerdo con su mirada perdida, su amo ... » ver comentario
Me gusta 0
ROSA MARIA ROSA MARIA
el 6/3/10
EN UNA OCACIÓN,UNA AMIGA LE PASO ALGO SIMILAR A LO DE LA HISTORIA, Y PREOCUPADA ME COMENTO Q PODIA HACER CUANDO UN HIJO NO QUIERE ACEPTAR Y PERDONAR, Y LE DIJE Q SI DIOS TIENE MISERICORDIA DE LA PERSONA Q HIZO DAÑO FAM: Y SE LE DIO OPORTUNIDAD ASI TAMBIEN HAY OPORTUNIDAD DEL PERDÓN DE DIOS CUANDO NO SE ACEPTA PUES EL NOS DA LIBERTAD Y NOS RESPETA, YASI DEBEMOS RESPETAR A NTROS HIJOS.
!!!FELICIDADES¡¡¡ SIGAN ADELANTE DIOS LOS BENDIGA
Me gusta 0
jluislp72 jluislp72
el 29/7/13
EL PERDON NO SOLO AYUDA A LA PERSONA PERDONADA SI NO QUE TE AYUDA A VIVIR EN PAZ CONTIGO MISMO.
Me gusta 1
Daniel Daniel
el 11/8/13
muy bueno el mensaje: * el primer hijo que nos muestra el verdadero amor que sabe perdonar 1 corintios 13 ese es el amor que nos tiene Dios. aunque nosotros nos hemos apartado El nos espera con los brazos abiertos. * el segundo hijo, el mayor, que guarda resentimiento y no perdona pero tampoco vive en paz. candidato a no recibir perdón cuando también cometa errores y listo para vivir cargando culpas y no experimentar la gracia del perdón. Gracias por este mensaje Dios los bendiga.
Me gusta 0
Sulino Sulino
el 31/12/14
Muy hermoso, como en la parábola del hijo prodigo donde se muestra el amor del Padre que todo lo perdona por ser puro amor, en cambio el amor del hijo que no perdona y se queda con resentimientos que muestran un corazón duro por falta de amor, Gracias y que Dios los bendiga.
Me gusta 0
Emilio Sucre Emilio Sucre
el 12/8/15
Dios siempre Perdona, y ese Padre representa tantos Hijos prodigos, que la Infidelidad los cego y cuando se dan Cuenta de su gran error son Capaces de Volver al Nido y Recomenzar, aunque en muchos hijos quede Heridas y secuelas de sus deciciones. Magnifica Paradoja del Hijo Prodigo. Lo usare en mis Predicas, desde Panama Emilio Sucre Laico
Me gusta 0
mariposa mariposa
el 30/6/16
MUY BUENA REFLEXION EL PERDON NOS LIMPIA EL ALMA DIOS ES MISERICORDIOSO Y NOS DA LA LIBERTAD DE DECIDIR. ME ENCANTO DIOS LOS BENDIGA
Me gusta 0
MARGARITA MARGARITA
el 18/1/17
LOS PADRES ESCOGIERON LA FAMILIA QUE QUERÍAN TENER, NADIE LOS OBLIGÓ. PERO SIN EMBARGO, EL PADRE O MADRE, LUEGO DE HABER CONFORMADO UNA FAMILIA, SE VA, SIN IMPORTARLE LA PAREJA Y MENOS LOS HIJOS. ME PREGUNTO? PORQUE NO LUCHAN POR LA FAMILIA QUE ESCOGIERON? Y DEJAN DE MANIFESTAR QUE VAN EN BUSCA DE SU FELICIDAD.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.