icono estrella Nº de votos: 0

Otra economía acontece

José Miguel Capapé -
    He tenido las suerte de participar junto con más de mil personas de la base trabajadora de Brasil, de la Primera Conferencia Nacional de Economía Solidaria, representando a Enllaç Solidari, una ONG que tiene el orgullo de haber acompañado durante los últimos quince años a los pequeños agricultores, a las pequeñas comunidades, a las pequeñas asociaciones que en la región de Rondônia, una de las pobres del país, comenzaban su andadura y daban sus primeros pasos.
    La experiencia de participar en un evento de este tipo no podía haber sido mejor, por encima de la magnitud del evento uno se sobrecogía al ver el valor de un gobierno que daba el poder a los pobres, a la base, haciendo de su discusión y de sus aportaciones la base real de la política de la Secretaría Nacional de Economía Solidaria en el país. En régimen asambleario y tras tres días de trabajo, las más de mil personas que estaban en la sala íbamos aprobando o reprobando aquellas propuestas en las que todos ellos ponían sus esperanzas de cara a un futuro mejor para todos los pequeños emprendedores, artesanos, agricultores, recolectadores de basura, ambientalistas, que por una semana, tratados ‘como ministros’, tenían la conciencia de estar haciendo historia. La Economía Solidaria es un movimiento que trata de aglutinar y apoyar a todas aquellas asociaciones y grupos informales que procuran producir alguna cosa con los criterios de la solidaridad, ya sea porque tratan de incluir a aquellas personas que normalmente son excluidas del sistema, ya sea porque producen respetando el medio ambiente, ya sea porque toman las decisiones de forma asamblearia, ya sea porque luchan por mejorar las condiciones de vida de la gente del lugar...
    Este movimiento de hombres y mujeres, está haciendo posible otra economía, plantando cara al imperialismo del consumo que nos hace a todos esclavos de aquel que hoy manda en el mundo con total impunidad: el capital. En América Latina ya están surgiendo iniciativas encaminadas a cambiar estas reglas haciendo protagonistas del proceso de cambio a la base popular, a los verdaderos actores de este cambio: Venezuela con su desarrollo endógeno, Bolivia con su política de oposición a las multinacionales que se llevan los recursos junto con todos los beneficios, Argentina con su desarrollo imparable después de la crisis, México y su impago de la deuda externa... y Brasil y sus políticas de desarrollo como esta de la Economía Solidaria.
Lamentablemente las leyes las hacen los ricos, los que tienen capital, y... ¡no las van a hacer contra ellos mismos! por eso sólo dando la palabra a los pobres, a los trabajadores, a las bases sociales, las cosas pueden cambiar un poco. En la Conferencia Lula dijo unas palabras muy acertadas refiriéndose a la diferencia de mentalidad entre el teórico, para quien el día tiene veinticuatro horas, y el práctico, para quien el día tiene madrugada, mañana, mediodía, tarde, noche... Creo que sólo si adoptamos el ritmo de aquellos que en el campo, en el taller, en la oficina, en la lavandería, en la calle, en la iglesia, en la escuela, hacen de la vida una práctica de solidaridad, las cosas cambiarán como de hecho en algunos lugares ya están cambiando, pues otra economía, otro mundo... ya esta aconteciendo.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.